<
Estudio

La religión y el dominio sobre el mal según Abel Ferrara

Abel Ferrara asegura ahora que no está obsesionado con las imágenes del cristianismo y que es el cristianismo el que ha acaparado todas las imágenes interesantes de nuestro tiempo

La religión y el dominio sobre el mal según Abel Ferrara

Modificado el 2020/12/22

El director de cine Abel Ferrara nació en el Bronx el 19 de julio de 1951 y se ha ganado a pulso una enorme reputación como provocador usando como materias primas el sexo, la violencia y la religión. Su abuelo había llegado allí desde Salerno con veinte años y nunca llegó a hablar una palabra en inglés. Asegura ahora que no está obsesionado con las imágenes del cristianismo y que es el cristianismo el que ha acaparado todas las imágenes interesantes de nuestro tiempo. Él y su guionista más habitual Nicholas St. John tuvieron una educación católica, estudiaron en el mismo instituto Lakeland High School y ya apuntaban maneras en su primer largometraje.






El primer largometraje de Abel Ferrara se tituló “9 Lives of a Wet Pussy” (1977) y es en realidad una película pornográfica en la que el propio director aparece leyendo la Biblia. Justo antes de cenarse un pescado, partir el pan y beber el vino, Abel Ferrara alias Jimmy Boy L. lee con todo detalle el controvertido texto de Génesis donde las hijas de Lot se acuestan con su anciano padre. La imagen de un padre anciano de hecho vuelve a aparecer justo al principio de su segundo largometraje "The Driller Killer" (1979).

El segundo largometraje empieza con un joven Abel Ferrara alias Jimmy Laine entrando despacio por el pasillo central de una oscura iglesia católica de New York. Su aspecto de hijo pródigo trasnochado se deduce desde el primer plano tomado desde la espalda, pero se evidencia del todo cuando llega al banco de la primera fila. Allí parece reconocer a un hombre anciano y barbudo, que murmura de rodillas lo que parecen unas súplicas incomprensibles acerca del pecado.

Abel Ferrara aproxima con cuidado la mano hacia él pero a diferencia de la escena de Michelangelo en la Capilla Sixtina, cuando el anciano responde acercando él también su mano, el joven protagonista corre espantado renegando de él y de cualquier posible conexión que les pudiera unir. El protagonista comienza a partir de ese momento una delirante espiral de asesinatos de personas que, podría uno llegar a pensar, guardan cierta semejanza con esa primera figura paterna.

La decadencia y la búsqueda de redención

"The Driller Killer" (1979) se ha comparado con “Taxi Driver” (1976), la obra de otro director de educación católica de su misma ciudad llamado Martin Scorsese. Abel Ferrara sin embargo lleva las escenas de violencia más allá en la línea de lo que había visto en "The Texas Chain Saw Massacre" (1974) y la locura de su protagonista parece estar mucho más relacionada con la ruptura de una relación paternal.

Abel Ferrara se mudó a Roma, Italia, coincidiendo con los atentados terroristas en su ciudad el 11 de septiembre de 2001. Sigue muy activo a pesar de las dificultades de financiación que siempre sufre y sigue mostrando el mismo marcado interés en los temas religiosos que materializa en forma de documentales dramatizados como “Mary” (2005) o "Tommaso" (2019), donde literalmente hace un homenaje a “The Last Temptation of Christ” (1988) de Martin Scorsese.

Abel Ferrara ahora trabaja sin la ayuda de su guionista Nicholas St. John. “Dangerous Game” (1993) fue el último guión que escribió para él, justo antes de que Nicholas desapareciera completamente del radar de los medios de comunicación. Se especula mucho sobre cuáles fueron las verdaderas razones, basándose sobre todo en las claves que se observan en otros dos guiones para dos películas sublimes que se estrenarán poco después. El estreno en Londres de hecho será exactamente el mismo día 18 de abril de 1997.

El mal y el control sobre la adicción

Abel Ferrara dijo a Daniel Goodwin en 2018 que se considera más budista que cristiano y que cree exclusivamente en el poder de las decisiones; pero añadió que su guionista Nicholas St. Johns sí es católico y escribía sobre temas como la tentación, la redención o la resurrección como creyente en un sentido literal y no metafórico. “The Addiction” (1995) y “The Funeral” (1996) giran alrededor del concepto bíblico del mal pero con la diferencia de que “The Addiction” es una historia alrededor del vampirismo y “The Funeral” una historia alrededor de la mafia italiana. El contenido teológico, sin embargo, es tan abundante en ambas que hasta son citadas frases literales de un teólogo como R.C. Sproul.

No es probable que la elección del teólogo Sproul fuese accidental, ya que en cualquier caso la idea que se pretende transmitir en ambas películas es lo inevitable que es nuestro pecado: "No somos pecadores porque pecamos, sino que pecamos porque somos pecadores". La teología católica y romana del Concilio de Vaticano es verdad que también sostiene la total depravación del ser humano cuando dice que: "El hombre, en efecto, cuando examina su corazón, comprueba su inclinación al mal y se siente anegado por muchos males". Pero la teología calvinista se ha hecho especialmente reconocida por ese énfasis y R.C. Sproul era entonces probablemente el más influyente de todos sus defensores en los Estados Unidos de América. No en vano muchos artistas como Alice Cooper o Gary Cherone de Extreme declararon entonces sentir especial simpatía por él.

“The Addiction” (1996) está por eso muy lejos del vampirismo para adolescentes que veremos luego en “Crepúsculo” o "Twilight" (Catherine Hardwicke, 2008). El mal de los personajes de Abel Ferrara es adictivo, destroza sus relaciones y es llevado hasta sus más terribles consecuencias, de entre las cuales la última es la muerte. “The Addiction” (1996) está incluso lejos todavía de otros enfoques como el de la sueca "Let me in" (Matt Reeves, 2010) o de la iraní "A girl walks home alone at night" (Ana Lily Amirpour, 2015), donde, a pesar de sus crímenes, las jóvenes vampiras guardan realmente buenas intenciones en su corazón.

"Séptimo Círculo, ¿eh? Dante lo describió perfectamente. Árboles sangrantes esperando el día del juicio, donde todos podemos colgarnos de nuestras propias ramas. No es tan fácil ... Para encontrar el descanso se necesita un verdadero genio. Todo es cuestión de discernimiento. R.C. Sproul dijo que no somos pecadores porque pecamos, sino que pecamos porque somos pecadores. En otras palabras, no somos malos por el mal que hacemos, sino que hacemos el mal porque somos malos. Si. Ahora bien, ¿qué opciones tienen esas personas? La verdad es que no tenemos opciones."

Annabella Sciorra alias Casanova

La gravedad de las relaciones humanas

Las imágenes históricas de genocidios que se proyectan en las clases de filosofía, a las que asisten continuamente las estudiantes protagonistas, sirven para acreditar la gravedad del mal al que se hace referencia en “The Addiction” (1996). Gracias a que está rodada con una sóla cámara en blanco y negro, visualmente no hay un gran abismo entre las imágenes de los holocaustos y las de los rincones oscuros de New York. Las citas de filósofos como Sören Kierkegaard, Jean Paul Sartre o Friedrich Nietszche que el propio Nicholas St. John había estudiado en la facultad, despiertan en el espectador preguntas sobre hasta qué punto la relatividad moral puede estar ayudando o no en las relaciones humanas.

Las relaciones humanas eran la especialidad de Robert W. Castle, que interpretó el papel de sacerdote en las dos películas “The Addiction” (1995) y “The Funeral” (1996). Hará el mismo papel de hecho también en "Big Night" (1996) y "Sleepers" (1996). Robert W. Castro trabajaba realmente como sacerdote episcopal pero era ya entonces también muy conocido por el apoyo y el activismo en la defensa de los derechos humanos que había desarrollado desde su época estudiantil. Gracias a su fama de revolucionario, tras abandonar St. John ′s Church de Jersey City en 1968, pasó diecinueve años sin encontrar trabajo en otra congregación. Finalmente asumió el cargo de rector en St. Mary′s Episcopal Church en 1987 y su primer papel fue en "Philadelphia" (1993).

Sus personajes como sacerdote en “The Addiction” (1995) y “The Funeral” (1996) tienen buenas intenciones, pero son en cualquier caso incapaces de luchar contra el problema real del mal. Son tan incapaces como lo es el sacerdote de la película "The Exorcist" (William Friedkin, 1975). William Friedkin ha publicado cuarenta años después del estreno de su influyente película, un documental titulado “The devil and father Amorth” (2017) ahora disponible en Netflix. La misma preocupación por el mal sigue dominando sus pensamientos. En esta ocasión ha querido grabar un exorcismo real pero las conclusiones siguen siendo muy similares. Según su nuevo documental aparentemente seguimos sin tener control sobre el mal.

"Finalmente entiendo de lo que va todo y cómo fue posible. Ahora lo veo, buen Señor, cómo debemos verlo. Nuestra adicción es el mal. Nuestra propensión al mal descansa en nuestra debilidad frente a él. Kierkegaard tenía razón, hay un precipicio en frente de nosotros. Pero él estaba equivocado en relación al salto - hay una diferencia entre saltar y ser empujado. Hay un punto en el que estás obligado a enfrentar tus propias necesidades y el hecho de que no puedes acabar con la realidad que se ha apoderado de ti."

Lili Taylor alias Kathleen Conklin

La teología en las películas de Abel Ferrara

La idea de que el cristianismo es un manual para aprender a controlar el mal es una estrategia de marketing que no se corresponde realmente con las enseñanzas originales de Jesús. Es fácil de vender, pero no funciona. Cristo aparece en los evangelios pidiendo a Dios que sea él quien proteja a los suyos del mal, precisamente porque es algo que no podemos hacer nosotros por nosotros mismos. Estas películas en cualquier caso son canales de transmisión de las malas noticias que tanto necesitamos oír creyentes y no creyentes:

“No hay justo, ni aun uno”, escribía en el Siglo I el apóstol Pablo en su Epístola a los Romanos. “No hay quien entienda, No hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. Sepulcro abierto es su garganta; Con su lengua engañan. Veneno de áspides hay debajo de sus labios; Su boca está llena de maldición y de amargura. Sus pies se apresuran para derramar sangre; Quebranto y desventura hay en sus caminos; Y no conocieron camino de paz.”

Que una noticia sea buena o mala no la hace más verdadera, lo que sí es importante es que la noticia esté completa. Las buenas noticias que ciertamente no están expresadas en las excelentes películas de Abel Ferrara, son las que el mismo apóstol incluye a continuación de las malas: “Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús”.

La Biblia ha demostrado a lo largo de los siglos ser una fuente de información con voz propia y poco interés en ocultar los detalles buenos o malos de cada uno de sus relatos. No es casualidad por eso que ese libro haya sido tan perseguido y sin embargo haya tenido tanta influencia en nuestras culturas y contraculturas contemporáneas. Su singularidad explica que haya creado un contexto en el que, en palabras del propio Abel Ferrara: "No es que se te empuje a leer la Biblia, es la Biblia la que te lee a ti".

Escrito en Barcelona por el () . Hasta el día de hoy esta página ha tenido 3759 visitas.

Galería permanente de imágenes sobre ′Abel Ferrara′


La religión y el dominio sobre el mal según Abel Ferrara

Video especial sobre ′Abel Ferrara′


Pregunas más frecuentes sobre ′Abel Ferrara′


  1. ¿Cuál es la religión de Abel Ferrara?

′The Addiction y la convulsa espiritualidad de Abel Ferrara′ de Pablo Fernández (2021)


The Addiction y la convulsa espiritualidad de Abel Ferrara

Faltan 103 días para que empiecen las proyecciones relacionadas


ADELANTE


Forum: Lista de las proyecciones temporales en Entrelíneas

′El fin del verano y la eterna adolescencia′ de Pablo Fernández (2020)
¡Ya disponible! ·.·★ Tienes 11 días para ver las proyecciones relacionadas
ADELANTE

′La religión y el desencanto de Whitney Houston′ de Pablo Fernández (2020)
¡Ya disponible! ·.·★ Tienes 11 días para ver las proyecciones relacionadas
ADELANTE

′JPUSA: El último bastión de la Gente de Jesús′ de Pablo (2020)
Faltan 11 días para que empiecen las proyecciones relacionadas
ADELANTE

Ver todas las proyecciones ›



Buenas noticias de un Dios que se relaciona con su creación:


Escuchar más podcasts sobre la Biblia de José de Segovia






¿Tienes algo que decir?



Por favor escribe las letras y los números de este código en el siguiente recuadro:

¿Deseas recibir notificación de otros comentarios al mismo artículo?
No


¿VER LOS ARTÍCULOS MÁS COMENTADOS?

Todas las series de podcasts disponibles para escuchar y descargar