Reseña

Source Code: El código fuente de la vida

Creo que a veces no somos suficientemente conscientes de que vivimos en una cuenta atrás. Quizás sean 8 días, 8 años u 8 minutos

Source Code: El código fuente de la vida

Modificado el 2011/09/26

Creo que a veces no somos suficientemente conscientes de que vivimos en una cuenta atrás. Quizás sean 8 días, 8 años u 8 minutos pero en cualquier caso la muerte es quien nos espera a todos al final. La película Código Fuente, que acaba de salir en DVD, nos recuerda esa inminencia, imaginando una situación donde sería posible burlar nuestro destino.

Ben Ripley, guionista especializado en remakes de pelí­culas de terror, habí­a escrito y vendido esta obra a Universal Studios en 2007. El guión habí­a entrado directamente en la lista negra ′The Blak List′ y su autor, un preocupado padre de familia, estaba empezando a creer que nunca verí­a la luz cuando alguien llamó a su puerta.

La vida en Marte de Duncan Jones

Lo que a Duncan Jones le gustó del guión fue el parecido que le encontraba con su primera obra. ′Moon′ es una de las pelí­culas de ciencia ficción con menos efectos especiales y personajes de la historia del cine, donde el drama del protagonista se convierte en motivo más que suficiente para mantener al espectador en vilo. No en vano fue la pelí­cula más premiada en el 42 Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges con 4 premios incluido el de la Mejor pelí­cula.

Duncan Jones es hijo del primer matrimonio del cantante David Bowie a quien, a pesar de no darle demasiado crédito, agradece que le descubriese el mundo del cine durante el rodaje de pelí­culas como Absolute Beginners o Labyrinth. Cuesta imaginar qué tipo de situaciones pueden vivirse en una familia donde cada uno de los cuatro hermanos tiene diferentes residencias, apellidos, padres o madres: Duncan Jones, Zulekha Haywood, Stacia Larranna Celeste Lipka y Alexandria ′Lexi′ Jones configuran una extraña hermandad que explica en parte el aislamiento al que se ven reducidos sus personajes protagonistas.

Los ecos de Blade Runner

El código fuente o ′source code′ es, en pocas palabras, lo que los informáticos escriben para obligar a un programa a hacer una cosa y no hacer otras. Es lo que determina la utilidad, la función y los lí­mites de los que no debe salirse la aplicación. En la pelí­cula un equipo militar descubre cómo entrar con éxito en el código fuente de la vida en búsqueda de respuestas. No obstante, como es previsible, en el desarrollo de la trama pronto comienza a despertarse el deseo de ir más allá, no sólo conociendo la realidad, sino también modificándola. Es en parte lo que el replicante Roy Batty pretende hacer, al final del clásico de ciencia ficción ′Blade Runner′, cuando entra en la habitación del creador de los Nexus 6, Eldon Tyrell.

En la pelí­cula de Duncan Jones descubrimos que cada pequeño detalle de nuestras vidas, por desapercibido que se nos pase, puede ser el último y que, si lo tuviésemos en cuenta, el placer de vivirlos adquirirí­a dimensiones colosales. Realmente nuestras vidas serí­an terriblemente aburridas si no tuviésemos esa urgencia angustiosa que nos impone la muerte. El escritor argentino Jorge Luis Borges publicó en 1949 un interesantí­simo relato de un antiguo romano llamado Marco Flaminio Rufo que encontró una ciudad donde, debido a la inmortalidad que habí­an conseguido, sus habitantes habí­an caí­do en un terrible letargo en el que nada podí­a ya despertar la más mí­nima ilusión.

Los protagonistas de ′Moon′ o ′Código Fuente′, a diferencia de aquellos inmortales, prevén encontrar en una nueva vida todo el placer que les ha sido denegado en el pasado. La idea de que ′hay bondad en todas las personas′ -como dice él- se trasluce en sus personajes; restaurar una difí­cil relación con un padre o empezar una nueva aventura con una compañera se convierten en objetivos para los que parecen tener pleno derecho.

En la pelí­cula ′Blade Runner′, ante la que el nuevo director declara sentir verdadera devoción, el magní­fico replicante, cubierto no se sabe bien si por la espesa lluvia o por sus propias lágrimas, alega poco antes de morir haber vivido cosas que nadie podrí­a creer y su lista hace razonable la pena. ¿Cómo no lamentar la perdida de una criatura capaz de hacer cosas imposibles a los hombres? La lista de actividades pendientes de hacer antes de morir que podrí­an hacer los protagonistas de Duncan Jones, sin embargo, se parece más a la lista que podrí­amos hacer cualquiera de nosotros: pagar una nueva hipoteca, perder otro trabajo insufrible, lamentar el abandono de la siguiente pareja,...

El tiempo y el Evangelio

En cualquier caso estas vidas nuestras no serán eternas. La muerte no se inquieta esperando porque sabe que todos sin excepción, independientemente de lo afortunados que seamos, vamos irremediablemente hacia ella. Podemos parar un reloj, cambiar algunas de nuestras actividades e incluso anular el uso de nuestra mente, pero no podemos parar al tiempo. El apóstol Pablo escribí­a en una de sus cartas que el tiempo es corto y animaba no sólo a aprovechar cada instante sino a hacerlo de una forma distinta a la habitual: ′Nos queda poco tiempo -escribí­a. De aquí­ en adelante los que tienen esposa deben vivir como si no la tuvieran; los que lloran, como si no lloraran; los que se alegran, como si no se alegraran; los que compran algo, como si no lo poseyeran; los que disfrutan de las cosas de este mundo, como si no disfrutaran de ellas; porque este mundo, en su forma actual, está por desaparecer.′ (I Corintios 7, 29-31).

Sorprende lo familiares que resultan las actividades que eligió Jesús para describir la decadencia de la civilización pre-diluviana: ′estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento′ decí­a literalmente. La vida me ha enseñado con dolor, lo que ya habí­a leí­do una y otra vez en la Biblia sin querer prestar atención: que no es una corrección de esta vida, un retoque en el código fuente de esta vida, lo que se necesita para corregir toda la mediocridad que vivimos, sino un cielo y una tierra nuevos.

′El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán′ -decí­a también Jesús hablando de esos últimos minutos-. ′Del dí­a y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre. Mas como en los dí­as de Noé, así­ será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los dí­as antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el dí­a en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así­ será también la venida del Hijo del Hombre. Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada. Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habrí­a de venir, velarí­a, y no dejarí­a minar su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis′ (Mateo 24,35-44).


Escrito en Barcelona por el / Hasta el día de hoy esta página ha tenido 6955 visitas.


Galería permanente de imágenes sobre ′Source Code′


Source Code: El código fuente de la vida

Video especial sobre ′Source Code′





Forum: Lista de las proyecciones temporales en Entrelíneas

′La espiritualidad en el cine de los hermanos Dardenne′ de Pablo (2020)
¡Ya disponible! ❤ Tienes 28 días para ver las proyecciones relacionadas
DETALLES

′Historia de la Música Cristiana Contemponánea′ de Pablo Fernández (2020)
¡Ya disponible! ❤ Tienes 28 días para ver las proyecciones relacionadas
DETALLES

′Películas de terror en 1968′ de Pablo Fernández (2020)
★ Faltan 28 días para que empiecen las proyecciones relacionadas
DETALLES

Ver todas las proyecciones ›



Buenas noticias de un Dios que se relaciona con su creación:


Escuchar más podcasts sobre la Biblia de José de Segovia






¿Tienes algo que decir?



Por favor escribe las letras y los números de este código en el siguiente recuadro:

¿Deseas recibir notificación de otros comentarios al mismo artículo?
No


¿VER LOS ARTÍCULOS MÁS COMENTADOS?

Todas las series de podcasts disponibles para escuchar y descargar




ENVIAR ↷