Estudio

Sam Taylor y el sonido de King-s X que cambió el final del Siglo 20

Entrevista con Sam Taylor sobre su trabajo con King-s X, su técnica y su enorme influencia en grupos de los 90 como Pearl Jam o Alice in Chains

Sam Taylor y el sonido de King-s X que cambió el final del Siglo 20

Modificado el 2020/11/05

Los músicos o los actores pueden llegar a tener mucho protagonismo en el escenario. Allí es donde ellos reciben los aplausos y es fácil que pase desapercibido el mérito de otros cientos de profesionales que trabajan entre bastidores. Elvis Presley sería irreconocible hoy sin el trabajo de Colonel Tom Parker. Pet Sounds sería irreconocible hoy sin el trabajo de The Wrecking Crew. Y gran parte de la música de finales del siglo pasado sería irreconocible hoy sin el trabajo de Sam Taylor. Preguntáselo por ejemplo a Jeff Ament de Pearl Jam, o ¡preguntáselo a Mike Inez de Alice in Chains!






Vernon Reid de Living Colour, Dimebag Darrell de Pantera o Jim Martin de Faith No More apuntan todos a una misma fuente de inspiración en el reciente libro “King-s X: The Oral History” (Greg Prato, 2019). Lo que pasa es que los futuros músicos de King-s X eran un simple grupo de acompañamiento y de versiones en 1987 - que es cuando se cruzan con Sam Taylor. Él tardó apenas un año en formar a estos tres jóvenes músicos y grabar con ellos para la distribuidora de Metallica el “Mejor disco de 1988” según la prestigiosa revista británica Kerrang! Todo eran elogios y agradecimiento entonces en las declaraciones de los músicos y no había en el planeta Tierra un solo músico joven que no estuviese expuesto a la originalidad de aquel nuevo sonido.

Sam Taylor había ejercido tanta presión y había conseguido de ellos tanta devoción entonces que en las entrevistas los músicos aseguraban que no sabían apenas cantar antes de conocer a Sam Taylor. El 17 de junio de 1989 los músicos de King-s X posaban en la portada de Kerrang! bajo el irónico título de “Monarchy in the UK”. En esta temprana época la revista ya mencionaba el rumor de que el grupo era básicamente una creación de Sam Taylor. No mucho después los músicos de King-s X ocupaban los enormes escenarios de Woodstock ‘94 y pensaban que podían hacerlo mejor sin las restricciones de Sam Taylor.

Contactaron por eso con el afamado Brendan O′Brian, que no paraba entonces de producir éxitos sí, pero King-s X no volvió a entrar en las listas de ventas después de 1996. Impresionados desde entonces por la brevedad de su propio éxito y reconocimiento, los músicos de King-s X siguen sin embargo asegurando en Internet que no le deben gran cosa a Sam Taylor. Todos sabemos que nuestras opiniones van, vienen y cambian con el tiempo, pero cuando cambian de forma tan abrupta generalmente hay un motivo personal añadido. ¡Ese es uno de los temas sobre los que nos habla en esta entrevista el propio Sam Taylor!

"Tenía el sueño de construir una especie de gremio de artistas en la línea de lo que hizo Francis Schaeffer en L’Abri"

¿Cuáles eran tus planes cuando eras joven? ¿te imaginabas tu vida tal y como ha sido finalmente?

Siempre quise hacer música y dar vueltas al mundo.

¿Cómo entraste en contacto con la producción de ZZ Top? Ellos también tenían su base en Houston en esa época ¿verdad?

Yo era un músico de estudio en Nashville durante la segunda mitad de la década de los 70 y fue entonces cuando empecé a hacer a todo el mundo muchas preguntas acerca de contratos con músicos, autores o todo lo demás y siempre quería saber más. Trabajé entonces con un tipo que era consultor de edición musical y uno de los temas que salieron a la luz fueron los derechos no registrados en Australia de las canciones de ZZ Top. Así que llamé a Bill Ham que era entonces su manager y productor y le dije: “Mira hemos encontrado todo este dinero sin recoger y nos encantaría hacerlo por ti”. Entonces me preguntó si sabía cómo llevar una empresa de edición musical. Le contesté que sí y me ofreció viajar a Houston el 4 de julio de 1982.

Bill Ham me ofreció un trabajo en el acto pero lo rechacé. Le dije que quería buscar talentos, formarlos y producir sus discos y por eso me dijo que si trabajaba en la edición musical durante un año él me buscaría un grupo que podría producir. Tan pronto estaba listo en agosto de 1982 le pregunté cuáles eran los planes que tenía para lanzar “Eliminator” en la MTV. Ellos estaban trabajando en la producción de ese disco y la MTV empezaba un año después. Me contestó que no tenían ningún plan y que de hecho ni siquiera sabían qué era la MTV. Hablé con ellos de muchos de estos temas e hice para ellos la producción de sus primeros cuatro videoclips.

¿Cómo llegaste a estar involucrado en la producción del concierto en directo “Captured in Time and Space” de Star Song Records? ¿Participaste también en la planificación o la actuación en sí? ¿Tienes recuerdos de esa época?

Yo acababa de dejar de trabajar como Director General y Vicepresidente de Edición para ZZ Top en el verano de 1985, cuando los fundadores de Star Song Records me preguntaron si quería hacer consultoría para su sello en el área de edición musical y videoclips. El primer proyecto que hicimos juntos fue un videoclip y un concierto de larga duración para Petra.

“Nosotros les influenciamos de la misma forma en la que yo fui influenciado por la prodigiosa producción de George Martin”

Corrígeme por favor si estoy equivocado. Antes de conocer a Doug, Ty y Jerry ellos habían grabado un disco llamado “Sneak Preview” (1984) en Springfield, Missouri. Según mis fuentes ellos llegaron a Texas buscando un contrato que les permitiera distribuirlo a través de Star Songs Records, que era el sello que promocionaba al grupo de rock cristiano Petra. ¿Fue esa la conexión que os ayudó a encontraros a los cuatro?

Sí. Star Songs Records había firmado un contrato con ellos y no estaban seguros de qué hacer con ellos. Habían hecho algunos planes con ellos pero la mayor parte de ellos si no todos tenían algo que ver con la industria de la música cristiana. Doug, Ty y Jerry querían sin embargo estar en la industria real de la música. Darrel & Wayne, que eran los dueños, me preguntaron si podía echarle un vistazo a la banda de Morgan Cryer, que era a lo que se dedicaban entonces para subsistir, y que podía considerar la posibilidad de ser su manager y producir sus discos. Ellos montaron una actuación para mi en un supermercado abandonado al que fui y donde escuché seis de sus canciones. Lo que les dije a los dueños de Star Song Records fue que la banda estaba bien pero que tenían un gran desorden en las canciones y que su cantante parecía una imitación de Bono. Les dije que no. Darrel & Wayne me suplicaron durante las siguientes semanas para que lo reconsiderara. Finalmente les dije que tenía que asegurarme de si podían tener alguna canción que mereciese la pena y averiguar por qué el cantante pretendía sonar como un chaval de Irlanda. Les llevé a ensayar y empezamos a tratar sus canciones. Han dicho recientemente que tenían unas ochenta canciones. Empezábamos a las 10 de la mañana y trabajamos en ellas siete horas durante dos semanas. Después de tres días yo había escuchado ya todas sus canciones y por cierto ninguna de aquellas ochenta canciones fueron grabadas en ninguno de los discos que yo produje para ellos.

Básicamente no eran demasiado buenos. Un día se habían ido a tomar algo y me puse a tocar unos compases de raga que mis compañeros tocaban ya en los 60, afinado en D/A/D/A/D/E, y cuando al volver lo oyó Ty, estaba alucinando y preguntándome cómo había sacado ese sonido. Fue entonces cuando empezó a probar acordes que luego formarían parte de la canción “Wonder”. En aquella época estaba empezando a conocerlos mejor y pregunté en privado a Doug por qué se esforzaba en sonar como un chaval irlandés. Me contestó que a Ty no le gustaba cuando él cantaba rythm and blues, soul y todo lo demás. Doug me había dicho que sus influencias y héroes eran Little Richard, Sly Stone, y demás. Ty me había dicho que KISS y The Beatles. Jerry me dijo que Led Zeppelin y Bob Dylan. Así que les pregunté por qué no sonaban como ninguno de esos artistas. Le pregunté a Ty por qué su estilo de tocar era el de la new wave si el estilo que le gustaba era el de KISS y The Beatles y me dijo que por que a Doug no le gustaba ni KISS ni The Beatles.

Es una larga historia pero todo cambió cuando Ty le dijo a Doug que a él le encantaba el estilo del rythm & blues y el soul y que llevaba mucho tiempo preguntándose por qué Doug no cantaba de esa forma. Doug dijo exactamente lo mismo del estilo de tocar la guitarra que tenía Ty. Se habían malinterpretado el uno al otro y ambos estaban tratando de agradarse mutuamente pero basándose en una falsa impresión. Todo aquello fue una liberación que realmente les dio alas para ser ellos mismos. Jerry se animó a escribir letras para la canción que estaba escribiendo Ty y Doug empezó a cantar de una forma que no había conocido hasta entonces. Fue así como nació King-s X y sus canciones. Creo que Ty dijo años después que ya antes había grabado maquetas afinadas en Dropped D-Tuning; pero si su registro de los tiempos es correcto entonces no tocó ninguna de aquellas canciones en las primeras dos semanas de ensayos.

Eso es también lo que yo pensaba. Hoy es fácil leer en las más recientes reseñas de Internet que fuiste tú quien les pediste ser su manager y todas esas patrañas que no tienen sentido escuchando muchas de las maquetas que de hecho circulan también por el mismo medio. Yo personalmente he leído muchas de las primeras entrevistas donde Doug, Ty y Jerry contaban una historia completamente diferente.

Star Song Records me ofreció todos sus contratos de grabación, dirección y publicación. Después de dos semanas de ensayos acepté el trato y le dije a Doug, Ty y Jerry que sólo aceptaba si había acuerdo en dividirlo todo en cuatro partes y éramos aliados con igualdad en todos los contratos del grupo.

“Rechacé la oferta porque tenían un gran desorden en las canciones y su cantante parecía una imitación de Bono”

¿Recuerdas a Jon Zazula de Megaforce? ¿Tuvo alguna influencia él en relación al sonido más pesado del primer disco de King-s X?

Jon y Marsha apoyaron muchísimo pero no tuvieron nada que ver con la influencia que hubo sobre el sonido.Teníamos sus opiniones pero el acuerdo con ellos es que íbamos tener completo control desde el principio sobre toda la música y los videoclips.

El sonido que tenía entonces “Out of the silent planet” (1988) era tan original y sin embargo al mismo tiempo tan similar al sonido que fue capturado también por ti, en otra banda local de Houston, Texas, llamada “The Awful Truth” (1989), que no puedo evitar pensar que tú como productor tuviste un papel muy protagonista, ¿estarías de acuerdo con eso?

Sí. Tenía especial interés en lo que yo denominaba entonces como un "sonido sinfónico que se mezcla con el rock duro que se mezcla con las melodías y armonías". Fui un fan de los primeros trabajos de The Who, Emerson, Lake & Palmer, Crosby, Still, Nash & Young y crecí escuchando cuartetos de gospel a lo The States Quartet cuando estaba con ellos Jake Hess. Es interesante que Doug tenía también una formación similar en el gospel en su caso más interpretado por negros. Creo que ya he mencionado que David Von Ohlerking de The Awful Truth también creció escuchando cuartetos de gospel. Fue también el caso de Monty Colvin. Yo era la institutriz que marcaba la composición de las mejores melodías y el trabajo duro que precede a las grandes armonías. Probablemente también tiraba de mi propio aprendizaje como compositor en Nashville y por supuesto era yo quien mantenía firme la calidad de los arreglos. Por supuesto nadie menciona a Ste Ames que fue el ingeniero que trabajó en todas estas grandes grabaciones. Él tenía también un oído genial para los arreglos y era un genio de la tecnología en la que trabajaba.

¿Qué relación tenían entre ellos en aquella temprana época? Quiero decir, los miembros de ambos grupos ¿se encontraron en algún momento de 1988 estando en Houston? ¿antes de la grabación del debut de The Awful Truth que hicieron contigo?

Tal y como yo lo entendí David Von Ohlerking, Monty Colvin y Alan Doss de The Awful Truth estaban dando conciertos en Springfield, Missouri, donde querían hacer carrera, en diferentes grupos. Era la época en la que Sneak Preview estaba allí al igual que Frank Hart de Atomic Opera. Eran todos amigos. Y creo que, de hecho, Ohlerking, Doss y Colvin acabaron volviendo a Houston para convertirse en el grupo de Morgan Cryer cuando Doug, Ty y Jerry empezaron a trabajar para mi.

Recuerdo haber leído entrevistas con Doug, Ty y Jerry a principios de la década de los 90 en las que ellos habitualmente te mencionaban como su maestro, una especie de gurú que les había enseñado las cosas más básicas incluido a cantar. Quiero decir que antes de conocerte ellos habían sido un grupo de versiones llamado The Edge. Era la cima de su éxito cuando más reconocían que les habías cambiado totalmente. ¿Recuerdas aquellas entrevistas? La mayoría eran en revistas especializadas en heavy metal por cierto. ¿Leíste alguna de ellas?

Sí. Creo que es así cómo se sentían entonces, ya que habíamos tenido una etapa muy productiva. Me han dicho que han cambiado esa historia un poquito después de habernos separado.

“El Dropped D-Tuning lo empezamos a utilizar durante aquel ensayo en Pasadena, Texas”

¿Has oído la canción "Final Breath" del disco “What we all come to need” de Pelican? Si no lo has hecho te recomiendo que lo hagas...

No lo hecho. Gracias, lo haré.

¿Recuerdas el momento exacto de la grabación de “Out of the silent planet” (1988) en el que empezasteis a trabajar con Dropped D-Tuning?

Como dije antes lo recuerdo como un arreglo en la guitarra acústica durante el ensayo que tuvo lugar en Pasadena, Texas. Tengo entendido que Ty ha dicho luego que ya lo había hecho antes lo que es posible por la influencia que tenía sobre él Ace Frehley de KISS.

¿Qué es lo que piensas que aquellos entonces jóvenes músicos de Pearl Jam, Stone Temple Pilots o Alice in Chains aprendieron mejor del sonido que creasteis vosotros?

No lo sé. Me han dicho que nosotros les influenciamos, digamos que de la misma forma en la que yo fui influenciado por la prodigiosa producción de George Martin. Creo que como músico todo el rato intentas aprender y para ello te agarras a cualquier cosa que escuchas y lo exploras especialmente si te gusta. Creo que de alguna manera aquellas grabaciones pudieron haberles dado permiso a una influencia artística que les guiase en su camino. ¿Tiene sentido?

Desde luego. No hay nada nuevo bajo el Sol pero algunas personas influencian más que otras y creo que tú particularmente mereces el crédito de aquellos que lo han hecho alcanzando al mismo tiempo la excelencia. ¿Cuándo conociste a Frank Hart?

No estoy muy seguro. Él llegó en algún momento desde Missouri. Creo que invitado por Doug. Doug se preocupaba por la gente y le encantaba ayudar a sus amigos. Realmente me acuerdo de que estaba invitado a Galveston para un concierto cerrado y los descansos entre una banda y otra el chaval de la mesa de sonido se puso a reproducir una maqueta del grupo de Frank. Frank estaba al lado de la mesa de sonido y no le conocía en aquella época. Doug me dijo que la música que sonaba era del grupo de su amigo y me pidió mi opinión. Le dije que me parecía buena y entonces Doug nos presentó. Creo que fue así como sucedió y me alegro de que lo hiciera. Así al menos es como lo recuerdo.

¿Conociste a Kemper Crabb en esa misma época? ¿te uniste a ellos en su iglesia en particular?

Visité esa iglesia ocasionalmente. A Kemper le había conocido a través de Star Song ya que habían producido muchas de sus grabaciones. “The Vigil” creo que era una de ellas.

“Tuve que acabar mis compromisos con ellos para proteger mi salud física y mental pero creo que podría haberlo hecho mejor”

Recuerdo el énfasis que hacías como Wilde Silas citando la fe, la esperanza y el amor pero también al apóstol Pablo, Agustín de Hipona o C.S. Lewis también en la creatividad de las grabaciones en aquella época, ¿eres todavía una persona espiritual? ¿te ves a ti mismo como una persona amada por Dios?

Más ahora que nunca. Soy creyente y seguidor de Cristo. Soy un pecador caído y condenado a la separación de Dios para la eternidad pero fui salvado por su gracia y poder por la sustitución que hizo Jesús en la cruz por amor al mundo.

Desde la distancia escuchábamos con interés acerca de Wilde Silas como de una especie de comunidad de artistas cristianos pero en realidad no teníamos detalles en absoluto. La referencia más próxima que teníamos era JPUSA de Resurrection Band pero estoy seguro de que no era el mismo caso. ¿Cómo recuerdas aquella comunidad - si es que se le puede llamar así?

Yo tenía un sueño de construir una especie de gremio de artistas. Más en la línea de lo que hizo Francis Schaeffer en L’Abri. No estaba familiarizado con lo que hacían JPUSA pero ciertamente conocía el origen de la industria de la música cristiana, yo mismo estaba en Gene Cotton, el primer grupo que fichó Myrrh Records. Hablé con Kemper sobre la idea de que liderase digamos el gremio o la escuela, por falta de una palabra mejor, pero no estaba interesado en dedicar su tiempo a ello, ya que entonces estaba enfocado en su carrera como artista. Así es que lo más parecido que llegué a hacer fue contratar, dirigir y producir varios grupos de músicos que profesaban conocer al Señor, y ayudarles así a hacer posible sus objetivos artísticos.

¿Quién se mostró más interesado en seguir tu sueño de un gremio?

Si lo que me preguntas es quién mantenía el compañerismo a medida que las cosas se iban tranquilizando tengo que decir que había dos de ellos que se esforzaron especialmente. Ben Higgins de Galactic Cowboys y Ty Tabor de King-s X. Después todo se vino abajo y ahora sólo Dane Sonnier tiene conmigo una puerta abierta. Frank Hart también se ha puesto en contacto conmigo. Doug y yo tuvimos contacto durante bastante tiempo pero no he oído nada de él en los últimos tres o cuatro años.

¿Quieres compartir algunos recuerdos acerca del momento en el que la relación se rompió?

Yo estaba saturado de responsabilidades en 1992. Tenía una oficina de 460 metros y un edificio para ensayos con 25 personas empleadas y parecía que todo lo que estaba haciendo era perseguir dinero para pagar facturas y nóminas. Mi médico dijo que pronto tendría serios problemas de salud y todavía no había cumplido los 40. Dijo que debería dejar todo lo que no me gustaba y quedarme con lo que sí me gustaba. A mi lo que me gustaba es el arte, la música, las películas, y todo eso. Fue entonces cuando me reuní con Doug, Jerry y Ty y les propuse que yo me limitara a la producción de la música y los videoclips y buscase a alguien que me sustituyera en la dirección. Creo que ellos también estaban un poco heridos y celosos del importante acuerdo que Galactic Cowboys había obtenido de Geffen Records.

Yo les había ofrecido antes un puesto financiero en Wilde Silas, pero lo rechazaron porque según Ty no querían ninguna responsabilidad, lo cual estaba bien, pero claro por aquella decisión tampoco participaron en ninguno de los acuerdos de Galactic Cowboys, The Awful Truth y Atomic Opera. Por mi parte también había traído a alguien para que los ayudara a gestionar sus cosas del día a día, tratar con el sello, y otros asuntos pero la verdad es que aquel no era el tipo adecuado y ahora que lo pienso desde la distancia estoy seguro de que pensaron que los estaba descuidando.

Probablemente yo mismo me estaba descuidando emocionalmente. Por eso estaba tratando de salir del asunto más directamente relacionado con los negocios. Al final creo que subestimé nuestra relación. Siempre había pensado en mí mismo como un socio artístico, pero por lo general ellos me habían tratado como su manager y claro, finalmente llegué con aquello de que ya no quería hacerlo. Creo que realmente les dolió y no aceptaron mi oferta. Tuve que acabar mis compromisos con ellos para proteger mi salud física y mental. Ahora que lo pienso creo que podría haber usado un mejor juicio. Y, durante mucho tiempo, anhelaba seguir grabando discos con ellos, pero eso ya pasó. ¡Lo mejor para mí con ellos está en el pasado!

"BROTHERS BECKHAM están en periodo de incubación pero son una de las mejores bandas en directo que he escuchado"

¿Qué es lo que te disgustó más de Los Angeles, California?

¿Aparte del hecho de que culturalmente todo el mundo tiene allí la mentalidad de estar de vacaciones todo el tiempo? Yo era una persona de negocios más en la línea de lo que hay en New York y me encantaba el ritmo de vida que hay allí. La gente no se comprometía en Los Angeles... llegaba tarde, se tomaba tres horas en el descanso y se iban antes. Al menos aquellos que conocí allí eran así, con excepción de Gary Gesg de Geffen. Él era ambicioso y un tipo realmente bueno encontrando talentos. Le importaban realmente los artistas y escuchaba discos muy buenos. La ciudad de Los Angeles simplemente no era para mi. Yo nací y crecí en Texas y sinceramente odiaba el negocio que había en Nashville. No podía esperar para encontrar la oportunidad y finalmente poder trabajar para un grupo de rock como ZZ Top fue una excusa perfecta para volver a casa.

Después has trabajado con Sonnier Brothers Band, Third Day, Moons of Jupiter, Archer, y ahora solamente con una única banda llamada BROTHERS BECKHAM, ¿verdad? Ellos suenan muy bien, son muy jóvenes y con mucho talento. Me recuerdan a los primeros años de King-s X al ser un trío multirracial liderado por un zurdo, tocando música de los 60 y vestidos con llamativas ropas vintage. ¿Quizás sin el tono oscuro que tenía King-s X? ¿Te da a ti esa misma impresión? ¿Les gustaba a ellos la música de King-s X cuando llegaron a ti?

Esa es una observación interesante. No, ellos nunca habían oído a King-s X ni tampoco ninguno de sus discos. Un amigo de Arkansas me los ofreció, un músico de blues llamado Max Taylor, que no tiene ninguna relación familiar conmigo pero que siempre me llama “Primo”. Cuando empecé a trabajar con Mitch y Mason Beckham tenían 15 y 18 años y les encantaba y conocían bien todos los grandes discos con los que crecí en los 60. De hecho eso es todo lo que han escuchado y todo en formato de vinilo. No crecieron con la televisión sino con la colección de discos de su abuela. Es como si se hubiesen bajado de la cápsula del tiempo desde 1969. Se llaman BROTHERS BECKHAM y están en nuestro sello Wilde Silas Musicworks. Su debut discográfico saldrá el 1 de diciembre de 2020 a través de la división de Sony llamada The Orchard para todo el sistema global de distribución. Son buenas personas y con muchísimo talento. Les encanta Hendrix, Cream y todos los grandes músicos de blues. ¡Ah sí!, su madre sí vió a King-s X tocando en Dallas cuando estaba en el instituto.

¿Cuál es el futuro que prevees que tendrá BROTHERS BECKHAM?

Personalmente creo que BROTHERS BECKHAM será el grupo más grande del mundo algún día. Todavía están en periodo de incubación pero son una de las mejores bandas en directo que he escuchado y Zeke es increíble no sólo en la batería sino en muchos otros instrumentos. ¡Y son tan jóvenes! Mason, el pelirrojo zurdo, apenas tiene 18 años...

Muchísimas gracias Sam por tu tiempo hoy y por el trabajo duro de todos estos años.¡Te deseamos lo mejor en este tu nuevo proyecto!

Escrito en Barcelona por el () . Hasta el día de hoy esta página ha tenido 1539 visitas.

Galería permanente de imágenes sobre ′Sam Taylor′





Forum: Lista de las proyecciones temporales en Entrelíneas

′JPUSA: El último bastión de la Gente de Jesús′ de Pablo (2020)
¡Ya disponible! ·.·★ Tienes 6 días para ver las proyecciones relacionadas
ADELANTE

′Vampyr y la influencia religiosa de Carl Theodor Dreyer′ de Carl Theodor Dreyer (1932)
¡Ya disponible! ·.·★ Tienes 6 días para ver las proyecciones relacionadas
ADELANTE

′Zérkalo y el espejo de Andrei Tarkovski′ de Andrei Tarkovski (1975)
Faltan 6 días para que empiecen las proyecciones relacionadas
ADELANTE

Ver todas las proyecciones ›






¿Tienes algo que decir?



Por favor escribe las letras y los números de este código en el siguiente recuadro:

¿Deseas recibir notificación de otros comentarios al mismo artículo?
No


¿VER LOS ARTÍCULOS MÁS COMENTADOS?

Todas las series de podcasts disponibles para escuchar y descargar