<
Estudio

Linda Stassen-Benjamin y la escuela que canta aleluya al Señor

El himno no oficial de las protestas en Hong Kong lo compuso Linda Stassen-Benjamin en 1974 dándose una ducha y su incendiario éxito no fue accidental

Linda Stassen-Benjamin y la escuela que canta aleluya al Señor

Modificado el 2021/01/09

Hay pocas cosas tan peligrosas como el pánico. Las noticias que nos van llegando, muchas de ellas prescindibles o incluso falsas, nos pueden empujar de un pánico a otro, una y otra vez, con especial facilidad. Si tuviésemos todo el tiempo del mundo podría ser entretenido pero nadie tiene esa cantidad de tiempo y la avalancha está haciendo muy difícil prestar atención a los detalles que podrían ser especialmente importantes. ¿Qué está pasando por ejemplo ahora en Hong Kong? Según The New York Times, durante la madrugada del 6 de enero mil policías del gobierno central de Pekín comenzaron a llevarse arrestados en sus vehículos, sin previo aviso y sin dar explicaciones, a los pacíficos activistas y abogados de la oposición. ¿A dónde se los llevan? ¿qué pasará con ellos?





Entrelíneas es una revista sobre arte y fe. No podemos dedicar mucho espacio a noticias políticas y además otros medios en Google News lo hacen mucho mejor de lo que podríamos hacerlo nosotros. Las últimas noticias sobre Hong Kong me han hecho eso sí recordar una canción cristiana que fue casi himno oficial en estas protestas y manifestaciones pacíficas en Hong Kong. Se calcula que millones de personas empezaron el 15 de marzo de 2019 y el 8 de septiembre de 2020 ya contaban con más de diez mil arrestos. La canción “Sing Hallelujah” compuesta por Linda Stassen no ha sido la única, por supuesto, que miles de ciudadanos de esta remota ciudad asiática, creyentes y no creyentes, han cantado durante horas, noches y meses. Las peculiaridades de esta canción, sin embargo, llevaron incluso a la revista Time a dedicarle un espacio el 18 de junio de 2019 que nosotros aquí nos gustaría ampliar.

Himnos de protesta en la comunidad de hippies de Los Angeles

Linda Stassen-Benjamin nació en 1950 en una pequeña ciudad de Indiana llamada La Porte. La población tenía apenas unos dieciocho mil habitantes orgullosos de una biblioteca pública, un viejo teatro y decenas de preciosos parques y lagos no lejos de la frontera con Canadá. Nada realmente, en cualquier caso, que retuviera a Linda cuando con alrededor de veinte años decide empezar a estudiar en el instituto El Camino College Torrance, Los Angeles. Durante su tiempo libre participaba en estudios bíblicos y actividades propias de iglesias de hippies como Calvary Chapel y New Song Ministries en Costa Mesa. Estaba preparando un ejercicio para sus clases de composición cuando empezó el desarrollo de la canción “Sing Hallelujah”. Según ella encontró la inspiración clave de hecho mientras se duchaba pero pulió las armonías más adelante con ayuda de sus compañeros.

La composición e incendiario éxito de la canción no fue accidental en 1974. Se estaban transmitiendo por televisión muy serias injusticias sociales contra la población civil afroamericana o vietnamita y para colmo apoyándose en viejos intereses religiosos. Joan Baez había convertido en 1965 la canción cristiana "We shall overcome" de 1901 en un himno generacional gracias a su conexión con los crímenes cometidos alrededor de Martin Luther King. Mike Settle de hecho ya había hecho algo parecido en 1961 grabando una versión de "Sing Hallelujah" (1961) que luego versionaron muchos otros artistas de folk incluida Judy Collins en 1962, los británicos The Remo Four en 1967 o el grupo de rock cristiano canadiense BROTHERLOVE precisamente en 1974. No obstante la canción que compone Linda Stassen-Benjamin ese mismo año, realmente aporta unos rasgos diferenciadores muy dignos de destacar.

La diferencia más importante con sus predecesoras es que la canción de Linda Stassen-Benjamin está en clave menor, lo que le da a la canción un tono oscuro que no era habitual ni en las canciones que se cantaban en la iglesia como "Praise the Lord! Sing Hallelujah" de 1887, ni tampoco entre los éxitos de folk de su tiempo. El tono fúnebre de la melodía apunta ciertamente a los tiempos de persecución de la iglesia primitiva, tiempos en los que los creyentes clamaban con más fervor una intervención divina. La letra además está muy lejos de motivar a la audiencia a confiar en su propia determinación como sí hacían las variaciones folk. Ciertamente la "Sing Hallelujah" (1976) de Linda es también una canción de superación pero la confianza del que canta está descansando totalmente en la providencia de su Dios - el estado de ánimo del que canta, su debilidad o incluso su muerte, no va a hacer que esa seguridad se perjudique lo más mínimo.

La distribución de las primeras grabaciones

Chuck Smith era el pastor de la iglesia Calvary Chapel Costa Mesa desde 1965 y ha pasado ya a la historia como el fundador de una red que hoy tiene mil setecientos lugares de culto evengélico. Fue él quien, al descubrir que la canción se había hecho popular entre algunos miembros de la iglesia, pidió a Linda Stassen-Benjami que la enseñase a todo el grupo desde el escenario y fuese incluida después en el recopilatorio "Praise II" (1976) de su propia discográfica Maranatha! Music. "The Best of Maranatha! Volume 2" (1979) ya incluye una pista instrumental para reutilizar en cualquier contexto porque el uso de la canción ya se había extendido por todo su país y parte también del resto del mundo conocido.

El mundo conocido incluía por supuesto a un pequeño grupo de jóvenes, con el que se reunían entonces mis padres cada domingo en Sevilla. Se reunían entonces en un pequeño y oscuro local alquilado cuyo recuerdo me remonta todavía a una especie de catacumba con empinadas escaleras, pero donde las emocionados adoradores se amontonaban para combinar con sus voces dos, tres o cuatro diferentes melodías. Yo entonces no lo sabía pero aprendí después que el local se levantaba justo al lado de la Plaza de San Francisco, donde durante muchos años el Tribunal de la Santa Inquisición de Sevilla quemaba a muchos de sus vecinos acusados por sus subversivas creencias religiosas. Había a finales de la década de 1970 una buena cantidad de variaciones de la canción de Linda Stassen-Benjamin pero la que yo recuerdo decía así:

Canta aleluya al Señor
Canta aleluya al Señor
Canta / canta / canta aleluya el Señor

Él es el rey y salvador
Él es el rey y salvador
Él / él es / él es el rey y salvador

Cristo viene otra vez
Cristo viene otra vez
Cristo / Cristo / Cristo viene otra vez

El pensamiento subversivo en tiempos difíciles

Linda se casó poco después y cambió su apellido a Linda L. Benjamin. Compuso después otras canciones que trató de gestionar a través del nombre de New Song Creations pero poco más se sabe de ella incluso entre los que la conocieron personalmente entonces. La versión que había llegado a España en 1981 desde la misma discográfica Maranatha! Music sólo incluye la primera estrofa y abría la recopilación que se conoce todavía hoy como “Quiero Alabarte 1”. Los arreglos no eran muy buenos pero sirvió como modelo para que muchos la hicieran suya y fue entonces sin duda el éxito del momento en muchas iglesias. Se extendió también a iglesias carismáticas o católicas y ahora puedes encontrar en Internet infinidad de versiones cantadas en ruso, coreano o hindi. Mi versión favorita de su canción más popular, sin embargo, es la de un músico profesional de Los Angeles llamado Joshua Perahia.

Joshua Peraiah recibió el premio al mejor guitarrista del año de la revista inglesa Kerrang en 1982 y había conocido el evangelio en esta misma época precisamente en la casa del predicador Hal Lindsey. Joshua interpretaba la canción solamente en directo hasta que finalmente la graba en su disco “Resurrection” (2012), donde por cierto no se incluyen los créditos a Linda Stassen-Benjamin. La versión que compartimos a continuación es la grabación en video de un ensayo de 1988 con otro muy bien considerado profesional de la ciudad llamado Rob Rock. El vocalista Rob Rock acababa entonces de tener una conversión al cristianismo, coincidiendo según él con la depresión que había sufrido al perder a Tony MacAlpine, Rudy Sarzo y Tommy Aldridge - los músicos que sirvieron a otros como Dave Coverdale a lograr muchos otros éxitos en 1987 con el nombre de Whitesnake.

Sabemos que lo más habitual es observar a cada uno confiando en sus propias posibilidades. A través del miedo algunos consiguen incluso que un grupo de personas también confíen en ellos y se enfrenten juntos a los otros. Pero lo que es sin duda insólito es que alguien confíe su vida diaria en lo que para los demás no es más que una abstracción del más allá. Hay un enorme mensaje subversivo en las enseñanzas de Cristo, que esta canción pone sobre la mesa. Cristo es el único rey y señor para el creyente también en la Tierra ¿no es esto una declaración de subversión en un sistema totalitario? Lo fue a partir del gobierno del emperador romano Nerón, bajo el que se calcula que murieron entre 5.500 y 6.500 cristianos y lo seguirá siendo en el futuro para otros que envidien esa misma devoción. La seguridad del cristiano por eso no está en el más allá o en el más acá, ni tampoco en el futuro o el pasado sino en la persona de Cristo, que sí tiene control sobre todas las posibles expresiones de su identidad.

La confianza en aquel que vence al mundo

La diversidad no necesita nuestra ayuda. La diversidad está garantizada hasta el final de los tiempos porque la diversidad forma parte de la creación de Dios. La imposición violenta de los gobiernos totalitarios son indicadores de sus propios miedos. Los estados totalitarios están acostumbrados a eliminar riesgos y peligros por medio del miedo y el asesinato pero ¿cómo asesinar a Dios? Puedes matar a los que crean en Dios pero ¿cómo asegurarse de que la muerte es realmente un castigo eficaz? El miedo es un sentimiento natural del que disponemos para identificar las fuentes de peligro pero que un miedo particular sea digno de crédito es algo relativo. ¿Y si con la muerte de esos miles de cristianos en Siria, Nigeria o China lo que están trayendo los fundamentalistas es más atención e interés sobre el cristianismo como una forma alternativa de pensar?

Cristo no entregó su vida para despertar en nosotros curiosidad pero la curiosidad sí que ha empujado a muchos en los brazos de Cristo. Fue justo ese el descubrimiento de Tertuliano cuando escribía en el año 197 que: “La sangre de los mártires es semilla de nuevos creyentes”. “¿No ves que, cuanto más se los castiga, en mayor cantidad aparecen otros?" le escribían también por carta a Diogneto. "Toda su culpa o error" -escribía el abogado Plinio el Joven al emperador Trajano en el año 113- “había consistido en la costumbre de reunirse un día fijo antes de salir el sol y cantar a coros sucesivos un himno a Cristo como a un dios, y en comprometerse bajo juramento no ya a perpetuar cualquier delito, sino a no cometer hurtos, fechorías o adulterios, a no faltar a nada prometido, ni a negarse, a hacer un préstamo del depósito".

El gobierno de Corea por ejemplo asesinó entre 8.000 y 10.000 cristianos entre 1791 y 1888 y, sin embargo, el empresario alemán Ernst Oppert observaba en sus viajes descritos en "A Forbidden Land: Voyages to the Corea" (1880) que ningún otro pueblo asiático del momento mostraba un interés tan grande en el evangelio. El miedo es natural pero el pánico es relativo a lo que esperamos de aquello que podemos perder.... y lo último que un cristiano quiere perder es la relación con su Dios. Jesús no pedía que ignoremos el miedo sino que respondamos al miedo con confianza en él. “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz” -le decía Jesús a sus discípulos al despedirse de ellos. “En el mundo tendréis aflicción, pero confiad, yo he vencido al mundo”.

Escrito en Barcelona por el () . Hasta el día de hoy esta página ha tenido 3814 visitas.


Galería permanente de imágenes sobre ′Linda Stassen-Benjamin′


Linda Stassen-Benjamin y la escuela que canta aleluya al Señor

Video especial sobre ′Linda Stassen-Benjamin′





Forum: Lista de las proyecciones temporales en Entrelíneas

′JPUSA: El último bastión de la Gente de Jesús′ de Pablo (2020)
¡Ya disponible! ·.·★ Tienes 13 días para ver las proyecciones relacionadas
ADELANTE

′Hijas que heredan el desamparo′ de Pablo Fernández (2020)
¡Ya disponible! ·.·★ Tienes 13 días para ver las proyecciones relacionadas
ADELANTE

′Black Sabbath y la herencia religiosa de Ozzy Osbourne′ de Pablo Fernández (2020)
Faltan 13 días para que empiecen las proyecciones relacionadas
ADELANTE

Ver todas las proyecciones ›



Buenas noticias de un Dios que se relaciona con su creación:


Escuchar más podcasts sobre la Biblia de José de Segovia






¿Tienes algo que decir?



Por favor escribe las letras y los números de este código en el siguiente recuadro:

¿Deseas recibir notificación de otros comentarios al mismo artículo?
No


¿VER LOS ARTÍCULOS MÁS COMENTADOS?

Todas las series de podcasts disponibles para escuchar y descargar