Macedo sin nada que perder en la Iglesia Universal

Madrid, 19 de Abril de 2019. Ya está disponible en Netflix la película “Nada que perder” (2018), un biopic brasileño que se había convertido en todo un éxito en los cines de Brasil, donde ha alcanzado la cifra de 4 millones de espectadores. Es en realidad la primera película de una trilogía que está inspirada en los libros auto biográficos de Edir Macedo, el obispo-fundador de la "Iglesia Universal del Reino de Dios" y propietario de la TV Record de Brasil. Edir Macedo es además escritor evangélico de best sellers, con más de 10 millones de libros vendidos.

La productora Record TV y Paris Filmes son las responsables de esta cinta y su realización ha implicado el trabajo de más de 130 actores y el de más de 7 mil figurantes, filmado en varios países.

Edir Macedo es un hombre notable al que la polémica le persigue. Fundador de la “Iglesia Universal del Reino de Dios” también conocida como “Pare de sufrir” tiene su sede en Río de Janeiro y su edificio principal es la llamada “Catedral mundial de la fe”, los ingresos de esta iglesia alcanzan los 735 millones de dólares anuales. Esta organización ha sido acusada numerosas veces de explotar a sus fieles, normalmente personas muy humildes. El mismo Macedo estuvo encarcelado 11 días acusado de charlatanería y curanderismo, cargos de los que salió libre sin cargos.

Líder y fundador de la Iglesia Universal del Reino de Dios, es una iglesia evangélica neopentecostal que predica el conocido “evangelio de la prosperidad”. La IURD es una de las mayores iglesias del mundo con cerca de ocho millones de fieles en Brasil. Además, incluye a 9.600 pastores, 4.700 templos instalados en 172 países según los datos de la propia organización. Uno de sus lugares de culto, conocido como “Templo de Salomón” tuvo un costo de construcción de 288 millones de dólares, la edificación está ubicada en una propiedad de 40.000 metros cuadrados y sus líderes se jactan de haber traído los materiales desde Hebrón.

La revista Forbes incluye a Edir Macedo entre las 50 mayores fortunas del país con un patrimonio de más de mil millones de euros. En el 2002 la Iglesia lanzó su propio partido político para desvincularse del Partido Liberal (PL) que integraba la coalición del gobierno de Luis Ignacio Lula da Silva. Este partido tiene por nombre el “Partido Brasileiro”. Entre las propiedades de Macedo se encuentra un conglomerado de medios de comunicación conocido como la cadena Record, es la segunda televisión más vista de Brasil, y la quinta más vista del mundo.

”Me crié en la confesión israelita, pero al hacerme adulto me convertí al narcisismo”
Scoop, 2006

Nada que perder, la película

La película es un producto propagandístico creado para ensalzar la figura de Macedo. Recorre su infancia, su conversión al cristianismo y sus luchas para convertirse en predicador y establecer una iglesia.

Cuando uno intenta escribir una historia de sí mismo cometerá importantes omisiones, exagerando algunos episodios que considera importantes, y eso es lo que vemos en la cinta, se trata de Edir Macedo hablado de Edir Macedo. El resultado es una película que difícilmente puede cautivar a un espectador que no sea acólito de su iglesia. Lo único que se salva de la película es un buen trabajo de fotografía y de los cámaras. Todo lo demás sencillamente no funciona. La banda sonora intenta aportar dramatismo a escenas que carecen de él, a menudo abusando de melodías llenas de tensión. El actor principal , Petronio Gontijo debería mostrar algo de la convicción y el carisma de un líder religioso, pero carece de esa fuerza y sólo es creíble cuando se interpreta el papel de mártir atormentado. La oposición que el protagonista sufre es de un simplismo infantil, los “malvados” de la película son los evangélicos, los políticos y los sacerdotes envidiosos por su arrollador éxito. Ellos son los lobos y Macedo es el cordero.

A pesar de ser una película pagada y supervisada por un líder religioso, magnate de los medios de comunicación, Macedo no puede disimular sus peores rasgos, por más que intente ocultarlos en un interminable metraje repleto de auto elogios. Podemos ver cómo asoma a la superficie su carácter colérico y manipulador sin que él vea en ellos algo de lo que avergonzarse, al contrario, para él su impaciencia no es más que consagración y santidad, los demás le desesperan porque frenan su llamado celestial. El protagonista se muestra intolerante e impaciente con su esposa, a la que acusa de ser perezosa, tan sólo se permite una auto crítica y es un episodio que pretende ser cómico, en el que le pide a su esposa que mate a una cucaracha, a las que tiene terror. Pero no se hace ninguna autocrítica más. Se muestra obsesionado con ser pastor, y todos aquellos que se le oponen son representados como religiosos obsesionados con mantener el poder sobre sus iglesias, ¡parece que todo el mundo busca el poder menos el desinteresado Macedo!. Y es que está película nos adentra en la mente de Macedo y en cómo él ve el mundo. En su maniquea visión sólo hay dos grupos: él, y por otro lado, la gente mediocre que quiere anularlo. Los cristianos son mezquinos, falsos y están contra él. Los políticos y los sacerdotes católicos son monstruos llenos de envidia, desesperados porque no encuentran nada malo de qué acusarle. Para Macedo sólo puedes ser uno de sus fieles, o uno de sus enemigos, y enemigos tiene muchos.

Es curioso cómo intenta enfatizar sus humildes orígenes. En buena parte de la película aparece conduciendo un Volkswagen escarabajo de color rojo que le acompaña siempre, mientras que cuando consolida su iglesia y compra la cadena Record apenas se ven detalles de su nueva prosperidad.

Es fácil acusar a Edir Macedo de megalomanía, sin embargo todos nosotros intentamos re escribir nuestra historia distorsionando aquello que nos interesa y ocultando aquello que nos avergüenza. Todos nos sentimos capaces de juzgarnos a nosotros mismos, y muchos hemos terminado por creernos nuestras propias mentiras acerca de quienes somos y de lo que hemos hecho.

Tal vez no tengas dinero para hacer una película sobre tu vida. Pero todos intentamos construir una imagen de quienes somos. Lo terrible es que nuestra historia no la escribimos nosotros, la escriben nuestros actos y nuestras más profundas motivaciones, lo cual nos pone en una situación de completa indefensión ante nuestro Creador. No podemos escondernos detrás de nuestras justificaciones ante la mirada de Aquel que ve más allá de las apariencias. Es por eso que necesitamos ser revestidos de la justicia y perfección de un Salvador, Alguien cuya inocencia y vida perfecta no sólo agraden a Dios, sino que cubran con su perfección nuestras imperfecciones. Ese alguien es Jesucristo. Y es que sólo tenemos dos alternativas, o bien la colosal tarea de maquillar una vida llena de miserias, o bien recibir el perdón ganado en la Cruz por Aquel que sufrió el castigo de nuestros pecados.

Julio Martínez
Escrito por Julio Martínez:

Ver sus 7 artículos

VIDEO RELACIONADO:


Entrelíneas: Página principal
Entrelíneas Cine Edir Macedo

Escrito en Madrid por el () . Hasta el día de hoy esta página ha tenido 449 visitas y 1 comentarios.

SELECCIÓN: +RECIENTES +VISITADOS +COMENTADOS +COMPARTIDOS




Comentario de Anonimo

"Excelente!" (2019-04-26 19:40:53)



¿Quieres responder al comentario de Anonimo ?
Responde aquí a Anonimo


Por favor escribe las letras y los números de este código en el siguiente recuadro:

¿Deseas recibir notificación de otros comentarios al mismo artículo?
No






¿Tienes algo que decir?



Por favor escribe las letras y los números de este código en el siguiente recuadro:

¿Deseas recibir notificación de otros comentarios al mismo artículo?
No


¿VER LOS ARTÍCULOS MÁS COMENTADOS?

Todas las series de podcasts disponibles para escuchar y descargar