Reseña

Brightburn: Reseña de la película de David Yarovesky

Madrid, 18 de Octubre de 2019. La película “Brightburn” (en España “El hijo”) es un film de 2019 del director David Yarovesky (Guardianes de la Galaxia) y de los guionistas Brian Gunn y Mark Gunn (ambos escribieron “Viaje al centro de la Tierra 2: la isla misteriosa”). Por algunos considerada como serie B, buena parte de la crítica piensa que es una película sin pretensiones. "¿Qué pasaría si un niño de otro mundo aterrizara en la Tierra, pero en lugar de convertirse en un héroe para la humanidad, demostrara ser mucho más siniestro? En esta horrible visión del clásico tópico de superhéroes, una pareja (Elizabeth Banks y David Denman) adopta a un bebé que vino de las estrellas. Mientras intentan criar al niño (Jackson A. Dunn) para usar sus poderes para el bien, un mal comienza a crecer dentro de él y se desata".



Para un público general quedaría en una sencilla trama de película de terror. Para los aficionados a los cómics y a las películas de Superhéroes la película es algo más, recuerda a los “What if?” de Marvel, esos cómics que exploran otras derivas argumentales como: ¿Qué ocurriría si Thor fuera mujer?, o ¿y si Matt Murdock (Daredevil) recuperara la vista?.

Permitidme que os narre el comienzo de la historia e intentad buscad paralelismos. Brightburn narra el drama de Tory y Kyle Breyer, una pareja de agricultores de Kansas que no tienen hijos, aunque los desean. Un día una especie de meteorito se estrella contra su granero. Al acercarse descubren que es una nave espacial en cuyo interior hay un bebé que deciden adoptar como suyo con el nombre de Brandon. Sin embargo, siguiendo el canon marveliano, en la pubertad Brandon empieza a experimentar cambios, sus padres piensan que estos son los cambios normales de cualquier muchacho, pero en el caso de Brandon son cambios diferentes, se ha vuelto extraordinariamente fuerte, invulnerable, tiene episodios de sonambulismo, escucha voces siniestras.

Es obvio que esta familia de Kansas nos recuerda demasiado a otra familia de Kansas, me refiero a Jonathan y Martha Kent, quienes experimentaron un episodio parecido, y adoptaron a un niño kriptoniano al que llamaron Clark (Kent), cuya identidad pública es conocida con el nombre de Superman. Ahora bien, si Superman es un dechado de virtudes: noble, abnegado, valiente y generoso, prácticamente un dios extraterrestre que no comparte las feas debilidades de los terrícolas, Brandon es lo contrario. Y aquí es donde la película “Brightburn” se burla del Supermán clásico, ofreciéndonos un Supermán más humano: Brandon, un niño que ha sufrido acoso escolar, que muestra un gran rencor, y al que su padre le tiene miedo, porque, a diferencia de su protectora madre, el padre se ha dado cuenta de los peligroso que es su hijo.

Sin ánimo de destripar la película, la cinta deriva en un horror de venganzas sangrientas que terminan por arrasar con todo. Si Supermán para muchos es una especie de Jesucristo, Brandon es el Jesús de los evangelios gnósticos: es poderoso, sí, pero también es rencoroso, vengativo y cruel. Y es en ese sentido en el que Brightburn me parece una película que sigue la nueva línea que Amazon Vídeo ha tomado con la serie “The Boys” en la que los superhéroes son tan humanos como los humanos, toman drogas, son codiciosos, y cometen todo tipo de crímenes para mantener su imagen inmaculada para poder seguir vendiendo juguetes caracterizados con sus personajes. Quizás el idealismo de los años 50, con héroes incorruptibles, se ha caído al fango de la realidad del siglo XXI, con unos super héroes que sólo tienen en común con sus predecesores sus poderes extraordinarios, pero en lo demás no difieren en nada con los seres humanos a los que intentan salvar, al contrario, sus asombrosas capacidades, ligadas a una naturaleza corrupta los convierten en tiranos ciegos, dioses terribles que al igual que los dioses de los griegos, no son tan diferentes de sus adoradores.

El poder no cambia nuestra condición humana, sino que potencia todo aquello que somos. En ocasiones pensamos como el traficante Walter White en Breaking Bad, que cuando tengamos suficiente dinero no tendríamos que mentir o hacer daño a otros. Pero esas condiciones que nos auto imponemos son sólo ilusiones y excusas que tapan una realidad que no deseamos ver: la corrupción de nuestro interior, la poderosa atracción que tienen el poder, el dinero fácil y nuestro egoísmo. El político aspirante a presidente piensa que cuando detente el poder las cosas serán más fáciles, pero luego descubre que no, no lo son. Y el joven Brandon cree que cuando sus poderes crezcan podrá tener el control y todas las cosas estarán bien, pero lo cierto es que no tiene el control de nada, y que todo se le descontrola.

Es sorprendente la confianza optimista que tenemos, como seres humanos en nuestra capacidad de tener el control de todo. Basta un poco de experiencia para saber que ni nuestras decisiones nos llevan a donde queríamos, ni las circunstancias han salido como esperábamos. El evangelio de Jesucristo es el único que trata con la realidad del ser humano, su debilidad y su incapacidad para gobernar su vida al margen de Dios. La buena noticia es que hemos recibido del Cielo al Hijo de Dios, Aquel que no sólo tiene el poder, sino la capacidad para gobernarnos. Jesucristo ha venido para hacer justicia, pero no como esperaban sus coetáneos, castigando a los poderosos y corruptos de la época, sino señalando la corrupción que cada uno de nosotros esconde.

El mensaje del evangelio no consiste en que necesitamos cambiar nuestros hábitos, sino que necesitamos cambiar nuestra naturaleza, y esto sólo es posible por la inmensa Gracia y poder que se liberaron en el sacrificio de Cristo en la cruz, cuando el Hijo del Cielo ofreció su vida en pago judicial por los culpables. El perdón no podemos ganarlo aquellos que estamos en bancarrota, pero podemos recibirlo como un regalo de manos de Aquel que vino llego de Gracia y de Verdad. Él puede transformarnos y levantarnos del dualismo pernicioso que vivimos para hacernos verdaderamente libres.


Julio Martínez
Escrito por Julio Martínez:

Más sobre sus 8 artículos

Próximas proyecciones en el Forum

′Pickpocket′ de Robert Bresson (1959)
Proyección online [VOSE] programada para el domingo 17 de Noviembre de 2019
ADELANTE

′Vampyr′ de Carl Theodor Dreyer (1932)
Proyección online [VOSE] programada para el domingo 24 de Noviembre de 2019
ADELANTE

′El Espejo′ de Andrei Tarkovski (1975)
Proyección online [VOSE] programada para el domingo 01 de Diciembre de 2019
ADELANTE

Ver todas las proyecciones ›

Video relacionado con ′Brightburn′


Entrelíneas: Página principal
Entrelíneas Cine Brightburn

Escrito en Madrid por el () . Hasta el día de hoy esta página ha tenido 347 visitas.

SELECCIÓN: +RECIENTES +VISITADOS +COMENTADOS +COMPARTIDOS






¿Tienes algo que decir?



Por favor escribe las letras y los números de este código en el siguiente recuadro:

¿Deseas recibir notificación de otros comentarios al mismo artículo?
No


¿VER LOS ARTÍCULOS MÁS COMENTADOS?

Todas las series de podcasts disponibles para escuchar y descargar