<
Una visión de los ángeles
Una visión de los ángeles (Sir Edward Coley Burne-Jones, 1873) / Máquina del Tiempo
Entrelíneas Palabra Apocalipsis

Apocalipsis [14] Toda lágrima de los ojos de ellos

Capítulo 7 de Libro de las Revelaciones explicado por José de Segovia


Escuchar:

¿No puedes escucharlo? Puedes probar a reproducirlo con tu navegador o descargarlo en tu dispositivo para oirlo en otro momento.



: Podcast 14/34

La tribulación presente no debe hacernos olvidar que llegará el día en el que estaremos seguros al fin:

En la vida nos enfrentamos constantemente a la realidad de nuestra fragilidad y nuestra pequeñez. Aunque parece que tenemos control sobre algo, inevitablemente basta un solo instante para que veamos que no pisamos suelo seguro. La vida que hoy tenemos no solamente podemos perderla, sino que constantemente somos recordados por la enfermedad, por la debilidad, por el hecho de nuestra fragilidad. Y es por eso que una y otra vez nos podemos preguntar, como Juan se pregunta ante esta visión, ¿cómo podremos mantenernos?, ¿quién podrá sostenerse en la hora de la verdad? En esta visión que tiene el apóstol se descubre la realidad de ese día, en el cuál será puesto de manifiesto quienes somos. Y entonces como toda la creación misma, desde esos cuatro ángulos y cuatro vientos, parece que caerá sobre nosotros mismos en lo que parece el final más terrible. Muchos han entendido así el libro de Apocalipsis, la propia palabra la ven de esa manera. Es como el anuncio de cataclismos, de grandes desastres. Es por ello que hablamos de lo ′apocalíptico′ cuando nos referimos a aquello que implica la destrucción final. Pero fijaos bien qué diferente es el mensaje que hoy nos presenta el apóstol en esta visión del capítulo 7 de Apocalipsis.

Selección de apuntes:


  1. Lo que más sorprendió a los discípulos fue el control sobre la naturaleza que tenía CristoCompártelo en Facebook o Twitter
  2. Jesús sometía la naturaleza ante los ojos de sus discípulos para darles confianzaCompártelo en Facebook o Twitter
  3. No tendríamos miedo si estuviésemos seguros de que no hay nada tras de la muerteCompártelo en Facebook o Twitter o descarga el fichero JPG
  4. La gran pregunta no es si conocemos a Dios sino si somos conocidos por élCompártelo en Facebook o Twitter o descarga el fichero JPG
  5. Dios se presenta en su palabra como aquel que nos conoce incluso antes de nacerCompártelo en Facebook o Twitter
  6. El tiempo de gracia presente tiene como único propósito que seamos conocidos por élCompártelo en Facebook o Twitter
  7. La multitud de los 144.000 es un símbolo de la generosidad de DiosCompártelo en Facebook o Twitter o descarga el fichero JPG
  8. Los que han recibido las ropas blancas no aportan nada especial de si mismos Compártelo en Facebook o Twitter
  9. Quizás olvidaremos muchas cosas pero no el recuerdo del sacrificio de CristoCompártelo en Facebook o Twitter
  10. El cristianismo no implica una ausencia de necesidades y aflicciónCompártelo en Facebook o Twitter
  11. Estaremos seguros al fin cuando estemos en la presencia de DiosCompártelo en Facebook o Twitter


Imágenes para compartir:


Ampliar: No tendríamos miedo si estuviésemos seguros de que no hay nada tras de la muerteAmpliar: La gran pregunta no es si conocemos a Dios sino si somos conocidos por élAmpliar: La multitud de los 144.000 es un símbolo de la generosidad de Dios

Esta exposición bíblica de fue grabada en Madrid el 30 de Agosto de 2015. Consulta los titulares de ese día en El País, El Mundo o ABC.

Texto en el que se basa la exposición:

Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol. Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios. Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel. De la tribu de Judá, doce mil sellados. De la tribu de Rubén, doce mil sellados. De la tribu de Gad, doce mil sellados. De la tribu de Aser, doce mil sellados. De la tribu de Neftalí, doce mil sellados. De la tribu de Manasés, doce mil sellados. De la tribu de Simeón, doce mil sellados. De la tribu de Leví, doce mil sellados. De la tribu de Isacar, doce mil sellados. De la tribu de Zabulón, doce mil sellados. De la tribu de José, doce mil sellados. De la tribu de Benjamín, doce mil sellados. Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero. Y todos los ángeles estaban en pie alrededor del trono, y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes; y se postraron sobre sus rostros delante del trono, y adoraron a Dios, diciendo: Amén. La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén. Entonces uno de los ancianos habló, diciéndome: Estos que están vestidos de ropas blancas, ¿quiénes son, y de dónde han venido? Yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero. Por esto están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo; y el que está sentado sobre el trono extenderá su tabernáculo sobre ellos. Ya no tendrán hambre ni sed, y el sol no caerá más sobre ellos, ni calor alguno; porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos.

Libro de las Revelaciones. Capítulo 7

Traducción de Reina-Valera (Revisión de 1960) | Compáralo con otras versiones

: Podcast 14/34


Series sobre textos específicos:


Series sobre libros completos:


PODCASTS MÁS COMPARTIDOS ›

La serie Apocalipsis tiene 34 podcasts:

Libro de las Revelaciones [01] La revelación de JesucristoApocalipsis no es un puzzle que necesitemos reconstruir para conocer el futuro

[Imagen | Podcast]


Libro de las Revelaciones [02] Gracia y paz a vosotrosLa figura de Jesús parece prevalecer aunque en la sociedad crezca el desinterés por el cristianismo

[Imagen | Podcast]


Libro de las Revelaciones [03] Resplandece en su fuerzaLa figura de Cristo es excepcional incluso para aquellos que más se oponen al cristianismo

[Imagen | Podcast]


Libro de las Revelaciones [04] Tu primer amorCristo es el insigne autor de esta carta de amor a la iglesia de Éfeso

[Imagen | Podcast]


Libro de las Revelaciones [05] Tu tribulaciónFue gente religiosa quienes llevaron a la muerte a Jesús

[Imagen | Podcast]


Serie completa de Apocalipsis | Todas las series

¡Suscríbete!

Algunos de nuestros usuarios reconocen escuchar estos PODCAST en familia durante las veladas de la noche, o durante el tiempo que pasan encerrados en el coche, o durante el tiempo que pasan en su habitación a la hora del café,... En cualquier caso reconocen así que apartar un tiempo específico del día o de la semana para reflexionar en la palabra de Dios es una decisión que puede reportar mucho beneficio a sus vidas. Si quieres unirte a ellos rellena este formulario para recibir notificaciones siempre el día antes y un enlace desde el que podrás editar o cancelar tu suscripción siempre que quieras.


Deseas recibir notificación de actualizaciones:

/ No


Usando este formulario aceptas las condiciones



¿Otros canales de suscripción?


Esta selección de PODCASTS no habría sido posible sin la valiosa ayuda de David Casado, Antonio Pedro Campos, Natán de Segovia, Daniela Céspedes, Gerson Mariño, Gabriel Penalva o Luís González entre otros muchos miembros de Grupos Bíblicos Universitarios, Iglesia Evangélica de la Gracia en Barcelona, Iglesia Evangélica Betania en Sevilla y por supuesto Iglesia Cristiana Reformada en Madrid. A todos, ¡gracias!

IGLESIA CRISTIANA REFORMADA
Calle General Aranaz, 49
28027 Madrid (Spain)
Síguela en Facebook, Wordpress, YouTube (1) y YouTube (2)




ENVIAR ↷