La batalla de Cesme
La batalla de Cesme (Ivan Aivazovsky, 1848) / Máquina del Tiempo
Entrelíneas Palabra Hechos

Hechos [89] Ten ánimo

Versículo 30ss del Capítulo 22 de Hechos de los Apóstoles explicado por José de Segovia


Escuchar:

¿No puedes escucharlo? Puedes probar a reproducirlo con tu navegador o descargarlo en tu dispositivo para oirlo en otro momento.



: Podcast 89/94

Dios está por encima de nuestras confusiones y nos llama a tener ánimo:

Hay algo tremendamente ofensivo en el mensaje cristiano queramos o no queramos. Es cierto que nosotros a veces lo hacemos todavía más ofensivo, ya sea por la torpeza de nuestras palabras o por nuestra insensibilidad, pero es que además hay algo en el corazón del evangelio que molesta a toda persona. ¿Cuántas veces hemos oído a la gente decir que no pueden creer que sólo algunos puedan salvarse? ¡y deciden no creer en un Dios que piense así! Pero el Dios en el que creemos y al que cantamos y del que hablamos debe tener el control de decidir cómo es él. Si somos nosotros quienes determinamos quién es él y de qué manera debe ser para poder aceptarlo nos estamos equivocando. La cuestión más importante no es si nosotros le aceptamos a él sino si él, en caso de que exista, te acepta a ti. Porque si él está ahí, de hecho, no importa si le aceptamos o le rechazamos; nada de eso va a cambiar la verdad de cómo es él. En este texto veremos lo importante que es saber que esa verdad se revela precisamente en Cristo.

Selección de apuntes:


  1. Tenemos que entender de dónde viene el ánimo o descargar como IMAGEN
  2. La presencia del Señor lo cambia todo o descargar como IMAGEN
  3. Dios gobierna todas las cosas y es capaz de lo inimaginable o descargar como IMAGEN
  4. La iglesia tiene futuro y debemos ser optimistas al mirar hacia adelante
  5. Dios capacita dando argumentos y valor en la adversidad o descargar como IMAGEN
  6. Todo lo que necesitamos es la presencia del Señor o descargar como IMAGEN
  7. Nada podrá frustrar la voluntad del Señor o descargar como IMAGEN


Imágenes para compartir:


Ampliar: Tenemos que entender de dónde viene el ánimoAmpliar: La presencia del Señor lo cambia todoAmpliar: Dios gobierna todas las cosas y es capaz de lo inimaginableAmpliar: Dios capacita dando argumentos y valor en la adversidadAmpliar: Todo lo que necesitamos es la presencia del SeñorAmpliar: Nada podrá frustrar la voluntad del Señor

Esta exposición bíblica de fue grabada en Madrid el 27 de Diciembre de 2020. Consulta los titulares de ese día en El País, El Mundo o ABC.

Texto en el que se basa la exposición:

Al día siguiente, queriendo saber de cierto la causa por la cual le acusaban los judíos, le soltó de las cadenas, y mandó venir a los principales sacerdotes y a todo el concilio, y sacando a Pablo, le presentó ante ellos. Entonces Pablo, mirando fijamente al concilio, dijo: Varones hermanos, yo con toda buena conciencia he vivido delante de Dios hasta el día de hoy. El sumo sacerdote Ananías ordenó entonces a los que estaban junto a él, que le golpeasen en la boca. Entonces Pablo le dijo: ¡Dios te golpeará a ti, pared blanqueada! ¿Estás tú sentado para juzgarme conforme a la ley, y quebrantando la ley me mandas golpear? Los que estaban presentes dijeron: ¿Al sumo sacerdote de Dios injurias? Pablo dijo: No sabía, hermanos, que era el sumo sacerdote; pues escrito está: No maldecirás a un príncipe de tu pueblo. Entonces Pablo, notando que una parte era de saduceos y otra de fariseos, alzó la voz en el concilio: Varones hermanos, yo soy fariseo, hijo de fariseo; acerca de la esperanza y de la resurrección de los muertos se me juzga. Cuando dijo esto, se produjo disensión entre los fariseos y los saduceos, y la asamblea se dividió. Porque los saduceos dicen que no hay resurrección, ni ángel, ni espíritu; pero los fariseos afirman estas cosas. Y hubo un gran vocerío; y levantándose los escribas de la parte de los fariseos, contendían, diciendo: Ningún mal hallamos en este hombre; que si un espíritu le ha hablado, o un ángel, no resistamos a Dios. Y habiendo grande disensión, el tribuno, teniendo temor de que Pablo fuese despedazado por ellos, mandó que bajasen soldados y le arrebatasen de en medio de ellos, y le llevasen a la fortaleza. A la noche siguiente se le presentó el Señor y le dijo: Ten ánimo, Pablo, pues como has testificado de mí en Jerusalén, así es necesario que testifiques también en Roma. Venido el día, algunos de los judíos tramaron un complot y se juramentaron bajo maldición, diciendo que no comerían ni beberían hasta que hubiesen dado muerte a Pablo. Eran más de cuarenta los que habían hecho esta conjuración, los cuales fueron a los principales sacerdotes y a los ancianos y dijeron: Nosotros nos hemos juramentado bajo maldición, a no gustar nada hasta que hayamos dado muerte a Pablo. Ahora pues, vosotros, con el concilio, requerid al tribuno que le traiga mañana ante vosotros, como que queréis indagar alguna cosa más cierta acerca de él; y nosotros estaremos listos para matarle antes que llegue. Mas el hijo de la hermana de Pablo, oyendo hablar de la celada, fue y entró en la fortaleza, y dio aviso a Pablo. Pablo, llamando a uno de los centuriones, dijo: Lleva a este joven ante el tribuno, porque tiene cierto aviso que darle. Él entonces tomándole, le llevó al tribuno, y dijo: El preso Pablo me llamó y me rogó que trajese ante ti a este joven, que tiene algo que hablarte. El tribuno, tomándole de la mano y retirándose aparte, le preguntó: ¿Qué es lo que tienes que decirme? Él le dijo: Los judíos han convenido en rogarte que mañana lleves a Pablo ante el concilio, como que van a inquirir alguna cosa más cierta acerca de él. Pero tú no les creas; porque más de cuarenta hombres de ellos le acechan, los cuales se han juramentado bajo maldición, a no comer ni beber hasta que le hayan dado muerte; y ahora están listos esperando tu promesa. Entonces el tribuno despidió al joven, mandándole que a nadie dijese que le había dado aviso de esto. Y llamando a dos centuriones, mandó que preparasen para la hora tercera de la noche doscientos soldados, setenta jinetes y doscientos lanceros, para que fuesen hasta Cesarea; y que preparasen cabalgaduras en que poniendo a Pablo, le llevasen en salvo a Félix el gobernador. Y escribió una carta en estos términos: Claudio Lisias al excelentísimo gobernador Félix: Salud. A este hombre, aprehendido por los judíos, y que iban ellos a matar, lo libré yo acudiendo con la tropa, habiendo sabido que era ciudadano romano. Y queriendo saber la causa por qué le acusaban, le llevé al concilio de ellos; y hallé que le acusaban por cuestiones de la ley de ellos, pero que ningún delito tenía digno de muerte o de prisión. Pero al ser avisado de asechanzas que los judíos habían tendido contra este hombre, al punto le he enviado a ti, intimando también a los acusadores que traten delante de ti lo que tengan contra él. Pásalo bien. Y los soldados, tomando a Pablo como se les ordenó, le llevaron de noche a Antípatris. Y al día siguiente, dejando a los jinetes que fuesen con él, volvieron a la fortaleza. Cuando aquéllos llegaron a Cesarea, y dieron la carta al gobernador, presentaron también a Pablo delante de él. Y el gobernador, leída la carta, preguntó de qué provincia era; y habiendo entendido que era de Cilicia, le dijo: Te oiré cuando vengan tus acusadores. Y mandó que le custodiasen en el pretorio de Herodes.

Hechos de los Apóstoles. Capítulo 22, Versículo 30ss

Traducción de Reina-Valera (Revisión de 1960) | Compáralo con otras versiones

: Podcast 89/94


Series sobre textos específicos:


Series sobre libros completos:


PODCASTS MÁS COMPARTIDOS ›

La serie Hechos tiene 94 podcasts:

Hechos de los Apóstoles [01] Lo que Jesús comenzó a hacerEl gran fracaso de la religión ha sido la confusión del cristianismo con una doctrina

[Imagen | Podcast]


Hechos de los Apóstoles [02] Saber los tiempos o las sazonesEl fracaso de los sueños e ilusiones de cada generación contrasta con la espectativa de la resurrección

[Imagen | Podcast]


Hechos de los Apóstoles [03] Los ojos puestos en el cieloLa ascensión de Cristo nos habla de una realidad que fácilmente olvidan los creyentes

[Imagen | Podcast]


Hechos de los Apóstoles [04] Eran como ciento veinteHay muchas maneras en las que se han querido imaginar los acontecimientos alrededor de Judas

[Imagen | Podcast]


Hechos de los Apóstoles [05] Sobre toda carneEl único proyecto que tendrá éxito al unir a los hombres es el de Dios

[Imagen | Podcast]


Serie completa de Hechos | Todas las series

¡Suscríbete!

Algunos de nuestros usuarios reconocen escuchar estos PODCAST en familia durante las veladas de la noche, o durante el tiempo que pasan encerrados en el coche, o durante el tiempo que pasan en su habitación a la hora del café,... En cualquier caso reconocen así que apartar un tiempo específico del día o de la semana para reflexionar en la palabra de Dios es una decisión que puede reportar mucho beneficio a sus vidas. Si quieres unirte a ellos rellena este formulario para recibir notificaciones siempre el día antes y un enlace desde el que podrás editar o cancelar tu suscripción siempre que quieras.


Deseas recibir notificación de actualizaciones:

/ No


Usando este formulario aceptas las condiciones



¿Otros canales de suscripción?


Esta selección de PODCASTS no habría sido posible sin la valiosa ayuda de David Casado, Antonio Pedro Campos, Natán de Segovia, Daniela Céspedes, Gerson Mariño, Gabriel Penalva o Luís González entre otros muchos miembros de Grupos Bíblicos Universitarios, Iglesia Evangélica de la Gracia en Barcelona, Iglesia Evangélica Betania en Sevilla y por supuesto Iglesia Cristiana Reformada en Madrid. A todos, ¡gracias!

IGLESIA CRISTIANA REFORMADA
Calle General Aranaz, 49
28027 Madrid (Spain)
Síguela en Facebook, Wordpress, YouTube (1) y YouTube (2)




ENVIAR ↷