<
Dios se aparece a Salomón en sueños y le demanda sabiduría
Dios se aparece a Salomón en sueños y le demanda sabiduría (Marc Chagall, 1956) / Máquina del Tiempo
Entrelíneas Palabra Reyes I

Reyes I [03/34] Sabio y entendido

Capítulo 3 de Primer libro de los Reyes explicado por José de Segovia


Escuchar:

¿No puedes escucharlo? Prueba el Reproductor #2 o el Reproductor #3. También puedes descargar el podcast para oirlo en otro momento o dispositivo



: Podcast 3/34

La necesidad de sabiduría debería ser también la más importante para nosotros:

Para algunos la historia que tenemos aquí empieza mal y destacan que los primeros dos versículos ponen una sombra realmente sobre el comienzo de su reinado. El hecho de que se casara con esta mujer, que era la hija del Faraón, implicaba de alguna forma un compromiso que le alejaba de lo que la ley de Dios indicaba acerca del matrimonio para su pueblo. Luego además el hecho de que sacrificara en lugares altos relacionados con la idolatría. Para algunos es una señal clara de que Salomón no empezó muy bien. Otros sin embargo nos dicen que no hay razón para ver tan oscuramente a Salomón. SI vemos estos hechos tenemos que entender también que la palabra de Dios acerca del matrimonio se refería sobre todo a otros pueblos en torno suyo, a los cananeos, y no hacía referencia específicamente a Egipto. Y que es más, sería un ejemplo de cómo Salomón mismo y su pueblo era honrado delante de todos los pueblos y realmente no hay razón para mirar negativamente aquí a Salomón. Respecto a los lugares altos, aunque hubiese alguna mención negativa ciertamente sobre él, más bien parece una expresión creen, de lo incompleto que era todavía, hasta que se construyese el templo, el culto a Dios. Y que ciertamente la confirmación del versículo 3, de que Salomón amó al Señor, andando en los estatutos de su padre David, no permite pensar que Salomón tuviese su corazón envuelto en ningún tipo de idolatría. De cualquier forma, sea cual sea lo incompleto o lo completamente dedicada a Dios que fuese la vida de Salomón, no hay duda que nos encontramos aquí ante una clara lección de la palabra de Dios sobre lo que significa lo más importante para él, que es también lo más importante para nosotros: la necesidad de sabiduría.

Selección de apuntes:


  1. Por encima de la medida de nuestros errores todos tenemos necesidad de sabiduríaCompártelo en Facebook o Twitter
  2. Dios da sabiduría aquel que la pideCompártelo en Facebook o Twitter
  3. No hay mejor incentivo que el hecho de que Dios da y da en abundanciaCompártelo en Facebook o Twitter
  4. Dios se complace en dar a aquel que le pideCompártelo en Facebook o Twitter
  5. Lo que le pedimos a Dios habla también de lo que pensamos de nosotros mismosCompártelo en Facebook o Twitter
  6. Salomón pensaba en los demás al pedir sabiduría para gobernarCompártelo en Facebook o Twitter
  7. Debemos agradar a Dios también con lo que le pedimosCompártelo en Facebook o Twitter
  8. Cuando buscamos el reino de Dios en primer lugar, el Señor se complace en darnos también todo lo demásCompártelo en Facebook o Twitter
  9. La verdad de Cristo corta como una espada y lo pone todo en evidenciaCompártelo en Facebook o Twitter
  10. Esperamos el día en el la sabiduría de Dios será plenamente evidenteCompártelo en Facebook o Twitter

Esta exposición bíblica de fue grabada en Madrid el 1 de Enero de 2006. Consulta los titulares de ese día en El País, El Mundo o ABC.

Texto en el que se basa la exposición:

Salomón hizo parentesco con Faraón rey de Egipto, pues tomó la hija de Faraón, y la trajo a la ciudad de David, entre tanto que acababa de edificar su casa, y la casa de Jehová, y los muros de Jerusalén alrededor. Hasta entonces el pueblo sacrificaba en los lugares altos; porque no había casa edificada al nombre de Jehová hasta aquellos tiempos. Mas Salomón amó a Jehová, andando en los estatutos de su padre David; solamente sacrificaba y quemaba incienso en los lugares altos. E iba el rey a Gabaón, porque aquél era el lugar alto principal, y sacrificaba allí; mil holocaustos sacrificaba Salomón sobre aquel altar. Y se le apareció Jehová a Salomón en Gabaón una noche en sueños, y le dijo Dios: Pide lo que quieras que yo te dé. Y Salomón dijo: Tú hiciste gran misericordia a tu siervo David mi padre, porque él anduvo delante de ti en verdad, en justicia, y con rectitud de corazón para contigo; y tú le has reservado esta tu gran misericordia, en que le diste hijo que se sentase en su trono, como sucede en este día. Ahora pues, Jehová Dios mío, tú me has puesto a mí tu siervo por rey en lugar de David mi padre; y yo soy joven, y no sé cómo entrar ni salir. Y tu siervo está en medio de tu pueblo al cual tú escogiste; un pueblo grande, que no se puede contar ni numerar por su multitud. Da, pues, a tu siervo corazón entendido para juzgar a tu pueblo, y para discernir entre lo bueno y lo malo; porque ¿quién podrá gobernar este tu pueblo tan grande? Y agradó delante del Señor que Salomón pidiese esto. Y le dijo Dios: Porque has demandado esto, y no pediste para ti muchos días, ni pediste para ti riquezas, ni pediste la vida de tus enemigos, sino que demandaste para ti inteligencia para oír juicio, he aquí lo he hecho conforme a tus palabras; he aquí que te he dado corazón sabio y entendido, tanto que no ha habido antes de ti otro como tú, ni después de ti se levantará otro como tú. Y aun también te he dado las cosas que no pediste, riquezas y gloria, de tal manera que entre los reyes ninguno haya como tú en todos tus días. Y si anduvieres en mis caminos, guardando mis estatutos y mis mandamientos, como anduvo David tu padre, yo alargaré tus días. Cuando Salomón despertó, vio que era sueño; y vino a Jerusalén, y se presentó delante del arca del pacto de Jehová, y sacrificó holocaustos y ofreció sacrificios de paz, e hizo también banquete a todos sus siervos. En aquel tiempo vinieron al rey dos mujeres rameras, y se presentaron delante de él. Y dijo una de ellas: ¡Ah, señor mío! Yo y esta mujer morábamos en una misma casa, y yo di a luz estando con ella en la casa. Aconteció al tercer día después de dar yo a luz, que ésta dio a luz también, y morábamos nosotras juntas; ninguno de fuera estaba en casa, sino nosotras dos en la casa. Y una noche el hijo de esta mujer murió, porque ella se acostó sobre él. Y se levantó a medianoche y tomó a mi hijo de junto a mí, estando yo tu sierva durmiendo, y lo puso a su lado, y puso al lado mío su hijo muerto. Y cuando yo me levanté de madrugada para dar el pecho a mi hijo, he aquí que estaba muerto; pero lo observé por la mañana, y vi que no era mi hijo, el que yo había dado a luz. Entonces la otra mujer dijo: No; mi hijo es el que vive, y tu hijo es el muerto. Y la otra volvió a decir: No; tu hijo es el muerto, y mi hijo es el que vive. Así hablaban delante del rey. El rey entonces dijo: Esta dice: Mi hijo es el que vive, y tu hijo es el muerto; y la otra dice: No, mas el tuyo es el muerto, y mi hijo es el que vive. Y dijo el rey: Traedme una espada. Y trajeron al rey una espada. En seguida el rey dijo: Partid por medio al niño vivo, y dad la mitad a la una, y la otra mitad a la otra. Entonces la mujer de quien era el hijo vivo, habló al rey (porque sus entrañas se le conmovieron por su hijo), y dijo: ¡Ah, señor mío! dad a ésta el niño vivo, y no lo matéis. Mas la otra dijo: Ni a mí ni a ti; partidlo. Entonces el rey respondió y dijo: Dad a aquélla el hijo vivo, y no lo matéis; ella es su madre. Y todo Israel oyó aquel juicio que había dado el rey; y temieron al rey, porque vieron que había en él sabiduría de Dios para juzgar.

Primer libro de los Reyes. Capítulo 3

Traducción de Reina-Valera (Revisión de 1960) | Compáralo con otras versiones

: Podcast 3/34


Series sobre textos específicos:


Series sobre libros completos:


PODCASTS MÁS COMPARTIDOS ›

La serie Reyes I tiene 34 podcasts:

Primer libro de los Reyes [01/34] David era viejoAdonías no es el primero en ser el más guapo, alto, fuerte y que sin embargo lleva a Israel al mayor desastre

[Imagen | Podcast]


Primer libro de los Reyes [02/34] La sangre de guerraCómo se establece la seguridad en el reino de Dios

[Imagen | Podcast]


Primer libro de los Reyes [03/34] Sabio y entendidoLa necesidad de sabiduría debería ser también la más importante para nosotros

[Imagen | Podcast]


Primer libro de los Reyes [04/34] Vivían seguros¿Es posible un mundo mejor? Y si lo es ¿cómo podría venir a nosotros?

[Imagen | Podcast]


Primer libro de los Reyes [05/34] Ahora Jehová mi DiosEl Señor cumple sus promesas y nos lleva a actuar

[Imagen | Podcast]


Serie completa de Reyes I | Todas las series

¡Suscríbete!

Algunos de nuestros usuarios reconocen escuchar estos PODCAST en familia durante las veladas de la noche, o durante el tiempo que pasan encerrados en el coche, o durante el tiempo que pasan en su habitación a la hora del café,... En cualquier caso reconocen así que apartar un tiempo específico del día o de la semana para reflexionar en la palabra de Dios es una decisión que puede reportar mucho beneficio a sus vidas. Si quieres unirte a ellos rellena este formulario para recibir notificaciones siempre el día antes y un enlace desde el que podrás editar o cancelar tu suscripción siempre que quieras.


Deseas recibir notificación de actualizaciones:

/ No


Usando este formulario aceptas las condiciones



¿Otros canales de suscripción?


Esta selección de PODCASTS no habría sido posible sin la valiosa ayuda de David Casado, Antonio Pedro Campos, Natán de Segovia, Daniela Céspedes, Gerson Mariño, Gabriel Penalva o Luís González entre otros muchos miembros de Grupos Bíblicos Universitarios, Iglesia Evangélica de la Gracia en Barcelona, Iglesia Evangélica Betania en Sevilla y por supuesto Iglesia Cristiana Reformada en Madrid. A todos, ¡gracias!

IGLESIA CRISTIANA REFORMADA
Calle General Aranaz, 49
28027 Madrid (Spain)
Síguela en Facebook, Wordpress, YouTube (1) y YouTube (2)




ENVIAR ↷