<
La pesca milagrosa
La pesca milagrosa (Eugène Delacroix, 1860) / Máquina del Tiempo
Entrelíneas Palabra Lucas

Lucas [12] Hoy hemos visto maravillas

Versículo 1-25 del Capítulo 5 de Evangelio de Lucas explicado por José de Segovia


Escuchar:

¿No puedes escucharlo? Prueba el Reproductor #2 o el Reproductor #3. También puedes descargar el podcast para oirlo en otro momento o dispositivo



: Podcast 12/59

La autoridad moral de Jesús no está sugeta a la autoridad de los hombres:

Sabemos que Lucas está escribiendo a personas de transfondo no necesariamente judío con el propósito de mostrar quien es Jesús. En los capítulos 5 y 6 nos habla de forma específica de la autoridad moral de Jesús, sobre lo que es justo o injusto, bueno o malo, y hoy lo veremos con una agrupación de tres historias donde Jesús se enfrenta directamente a tres diferentes autoridades: la autoridad de un profesional de la pesca como lo era Pedro; la autoridad del sacerdocio judío que diagnosticaba o exculpaba de la lepra; y por último la autoridad de los fariseos, teólogos y doctores de la ley que estaban sobre el paralítico.

Selección de apuntes:


  1. Es la palabra de Dios la que cambió la actitud hostil de PedroCompártelo en Facebook o Twitter
  2. Dios quiere toda autoridad sobre nuestra vida incluyendo aquello que hacemos mejorCompártelo en Facebook o Twitter
  3. Los milagros de Jesús muestran la necesidad que tenemos de élCompártelo en Facebook o Twitter
  4. Es precisamente por nuestra incapacidad que ha venido a buscarnos el SeñorCompártelo en Facebook o Twitter
  5. Si no recibimos a Cristo estaremos eternamente separados de élCompártelo en Facebook o Twitter

Esta exposición bíblica de fue grabada en Madrid el 11 de Abril de 1999. Consulta los titulares de ese día en El País, El Mundo o ABC.

Texto en el que se basa la exposición:

Aconteció que estando Jesús junto al lago de Genesaret, el gentío se agolpaba sobre él para oír la palabra de Dios. Y vio dos barcas que estaban cerca de la orilla del lago; y los pescadores, habiendo descendido de ellas, lavaban sus redes. Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le rogó que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a la multitud. Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar. Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red. Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía. Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían. Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador. Porque por la pesca que habían hecho, el temor se había apoderado de él, y de todos los que estaban con él, y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres. Y cuando trajeron a tierra las barcas, dejándolo todo, le siguieron. Sucedió que estando él en una de las ciudades, se presentó un hombre lleno de lepra, el cual, viendo a Jesús, se postró con el rostro en tierra y le rogó, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme. Entonces, extendiendo él la mano, le tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante la lepra se fue de él. Y él le mandó que no lo dijese a nadie; sino ve, le dijo, muéstrate al sacerdote, y ofrece por tu purificación, según mandó Moisés, para testimonio a ellos. Pero su fama se extendía más y más; y se reunía mucha gente para oírle, y para que les sanase de sus enfermedades. Mas él se apartaba a lugares desiertos, y oraba. Aconteció un día, que él estaba enseñando, y estaban sentados los fariseos y doctores de la ley, los cuales habían venido de todas las aldeas de Galilea, y de Judea y Jerusalén; y el poder del Señor estaba con él para sanar. Y sucedió que unos hombres que traían en un lecho a un hombre que estaba paralítico, procuraban llevarle adentro y ponerle delante de él. Pero no hallando cómo hacerlo a causa de la multitud, subieron encima de la casa, y por el tejado le bajaron con el lecho, poniéndole en medio, delante de Jesús. Al ver él la fe de ellos, le dijo: Hombre, tus pecados te son perdonados. Entonces los escribas y los fariseos comenzaron a cavilar, diciendo: ¿Quién es éste que habla blasfemias? ¿Quién puede perdonar pecados sino sólo Dios? Jesús entonces, conociendo los pensamientos de ellos, respondiendo les dijo: ¿Qué caviláis en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir: Tus pecados te son perdonados, o decir: Levántate y anda? Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa. Al instante, levantándose en presencia de ellos, y tomando el lecho en que estaba acostado, se fue a su casa, glorificando a Dios. Y todos, sobrecogidos de asombro, glorificaban a Dios; y llenos de temor, decían: Hoy hemos visto maravillas.

Evangelio de Lucas. Capítulo 5, Versículo 1-25

Traducción de Reina-Valera (Revisión de 1960) | Compáralo con otras versiones

: Podcast 12/59


Series sobre textos específicos:


Series sobre libros completos:


PODCASTS MÁS COMPARTIDOS ›

La serie Lucas tiene 59 podcasts:

Evangelio de Lucas [02] Para hacer volver los corazonesEl tiempo y el espacio no son casuales para Lucas

[Imagen | Podcast]


Evangelio de Lucas [03] Su reino no tendrá fin¿Podemos decir que el evangelio es historia?

[Imagen | Podcast]


Evangelio de Lucas [05] Gloria a Dios en las alturasEl nacimiento de Jesús era el cumplimiento de una promesa muy antigua

[Imagen | Podcast]


Serie completa de Lucas | Todas las series

¡Suscríbete!

Algunos de nuestros usuarios reconocen escuchar estos PODCAST en familia durante las veladas de la noche, o durante el tiempo que pasan encerrados en el coche, o durante el tiempo que pasan en su habitación a la hora del café,... En cualquier caso reconocen así que apartar un tiempo específico del día o de la semana para reflexionar en la palabra de Dios es una decisión que puede reportar mucho beneficio a sus vidas. Si quieres unirte a ellos rellena este formulario para recibir notificaciones siempre el día antes y un enlace desde el que podrás editar o cancelar tu suscripción siempre que quieras.


Deseas recibir notificación de actualizaciones:

/ No


Usando este formulario aceptas las condiciones



¿Otros canales de suscripción?


Esta selección de PODCASTS no habría sido posible sin la valiosa ayuda de David Casado, Antonio Pedro Campos, Natán de Segovia, Daniela Céspedes, Gerson Mariño, Gabriel Penalva o Luís González entre otros muchos miembros de Grupos Bíblicos Universitarios, Iglesia Evangélica de la Gracia en Barcelona, Iglesia Evangélica Betania en Sevilla y por supuesto Iglesia Cristiana Reformada en Madrid. A todos, ¡gracias!

IGLESIA CRISTIANA REFORMADA
Calle General Aranaz, 49
28027 Madrid (Spain)
Síguela en Facebook, Wordpress, YouTube (1) y YouTube (2)




ENVIAR ↷