Usamos cookies para mejorar tu experiencia

Midnight Gospel en busca de la trascendencia y la realidad

Si estás triste por el vacío que la alocada, compleja y delirante “Rick y Morty” ha dejado, tranquilo, “Midnight Gospel” es uno de esos hallazgos que te va a sorprender. La palabra sorprender se me queda corta. Te va a explotar la cabeza. Cada episodio es una aventura surrealista mientras tiene lugar una fascinante conversación cuya densidad no te permite despegarte de la pantalla un solo segundo. Sin embargo, no esperes una copia de Rick y Morty, esto no tiene NADA que ver. Aquí no hay una aventura con un desenlace, sino que es más bien una serie de conversaciones con los nativos de universos agonizantes.

Artículo escrito por Julio Martínez en Madrid el 20 de Agosto de 2021 ·.·★ Lectura de 9 minutos o 1737 palabras.


Antes de ver la serie pensé que no era más que una serie de animación ideal para los consumidores de cannabis, seguramente con largas parrafadas absurdas, chistes sin sentido y frases transgresoras. Me equivoqué por completo. Este es un hallazgo enterrado en toneladas de series de entretenimiento.

Apocalipsis zombi

“Tierra 4-169, debido a otro error del operador está sufriendo un apocalipsis zombi.”

Clancy es un spacecaster, en su habitación tiene un computador que es un simulador ilegal de multiversos, esto le permite viajar a mundos que están a punto de sufrir su propio fin. Mientras Clancy visita ese mundo agonizante dialoga con uno de sus habitantes, hablan de las drogas, la conciencia, el ego, hablan de budismo, la muerte, el diálogo es ágil, y mientras nuestra mente intenta captar la densidad de la conversación, nuestros ojos están siendo testigos de una aventura absurda, local, y surrealista, sea el presidente de los EEUU que huye de una plaga zombie, mientras Clancy y el presidente se abren camino en un mundo arrasado por zombies hablan de los beneficios de marihuana y de cómo la meditación le ayuda a tener más conciencia de sus emociones. El capítulo termina con un giro sorprendente, los zombies perciben el mundo de una forma diferente, como una comunidad de unidad y amor, no son monstruos, son seres iluminados.

Cada aventura es grabada por Clancy y transmitida en formato podcast, y cada episodio es una nueva aventura.

“Las cosas que nos animan y nos sanan no vienen en calcomanías, ¿sabes? Se requiere un esfuerzo”.

La idea de “Minight Gospel” tiene su origen en el podcast de del actor y escritor Duncan Trussell titulado: “Duncan Trussell family hour” un espacio donde conversa de manera muy divertida sobre filosofía, meditación y drogas.

Pendleton Ward (de la serie de animación “Hora de aventuras”) quedó tan encantado con el podcast que le insistió para tomar extractos de conversaciones de su podcast y crear una serie de animación “Midnight Gospel” (evangelio de media noche) en el que cada episodio refleje esas conversaciones en las que se filosofa sobre la vida. Que el título no os confunda, no es una producción “evangélica” de hecho, no tiene nada de cristiana, aunque aborde las preguntas de las que trata el cristianismo.

“Piensa en el perdón como una liberación de tu corazón. De todo estado de rencor, ira y mala voluntad. No amaremos al enemigo pero no tenemos que vivir obsesionados con el daño que nos hicieron”.

Clancy, el protagonista se introduce (se encarna) en los últimos días del universo que visita por medio de su simulador computerizado y mantiene una charla, mientras el espectador asiste a un espectáculo visual, muchas veces con dibujos sencillos. Algunos universos se parecen al nuestro, otros universos son genialmente surrealistas. Semejante desfile de imágenes ayuda a seguir el hilo de la disertación/charla de Clancy con sus entrevistados.

El contenido de los episodios de “Midnight Gospel” recoge extractos de entrevistas de Duncan Trussell en su podcast, estos invitados son escritores, comediantes, filósofos, o periodistas. Algunos de los entrevistados son personas tan curiosas como Damien Echols, acusado del asesinato de tres niños, delito por el que pasó 19 años en prisión en el corredor de la muerte, para ser finalmente exculpado y liberado en 2011. En prisión Damien Echols estudió meditación y se introdujo en la filosofía de Aleister Crowley y en su concepción de la magia. Esta conversación se refleja en el episodio 3 titulado “¿Vomitaste helado?” . En el episodio 4 (“Ordeñar el cuervito”) se refleja la charla con Trudy Goodman, profesora de mindfulness y Ph. D en meditación, en este capítulo se habla sobre la ira, cómo lidiar con el daño que otros nos hacen y sobre la necesidad de escuchar y ser escuchado.

“Me gusta estar con gente que me ayuda a ver el mundo con otras gafas.”

Como podéis ver, el desfile de personalidades dice mucho del podcast cuyo material alimenta “Midnight Gospel” y de los temas que se tratan sin escatimar ninguno, pero donde predomina la búsqueda de sentido, el trascendentalismo, y buscar conocer cual es la realidad detrás del gran telón que es el mundo que tenemos ante nuestros ojos. Clancy/Duncan Trusell viaja a otras realidad, habla con otros seres, y disertan sobre todos estos temas, cada uno en un universo que está próximo a terminar… en un universo, el de Clancy que también tendrá un final.

El ratón de plata.

“Y a veces necesitamos eso. Mediante el amor, el dolor se convierte en la cura.” “¿Abrir tu corazón siempre duele? No, no siempre duele. Pero cuando se abre, duele.”

Sin duda el episodio más conmovedor es el último. Clancy decide viajar a un universo donde se encuentra con su madre, quien fue psicóloga y que murió a los cuatro años de que le fuera diagnosticado un cáncer. Este episodio es el más personal ya que está inspirado en la pérdida de Trussell, quien perdió a su madre debido a un cáncer.

En la entrevista Clancy comienza como un niño y le pregunta a su madre sobre su nacimiento. La complicidad y las risas entre su madre y él son conmovedoras. La madre va envejeciendo mientras Clancy va creciendo. La madre le explica sobre la necesidad de estar consciente por medio de una sencilla técnica de meditación: estar consciente de tu cuerpo te ayudará en esos momentos en los que te sientes varado y atacado por los insectos. La madre se tumba y Clancy la cubre con una colcha mientras la barba le va creciendo, es el momento de hablar de la muerte. La madre le enseña a Clancy que necesitamos pensar en la muerte y mirarla cara a cara, es doloroso, sí, pero ese dolor nos libera de nuestro ego y nos hace más libres. Clancy se resiste a dejar ir a su madre, “¿qué consejo le darías a alguien que sufre por la pérdida de un ser amado” le pregunta Clancy, a lo que la madre responde con ternura: “Que llore”.

Aquí interrumpo mi resumen de este fabuloso episodio. Me sorprende muy gratamente que a pesar de las influencias orientalistas de Midnight Gospel, la muerte se considere con mucha franqueza y no con consuelos escapistas y vagos. Quizás morir es desaparecer, pero el amor que tenemos por alguien no va a desaparecer nunca, explica la madre antes de su aniquilación… ¿o quizás antes de pasar a otro plano de la existencia?

En este momento quiero reprimir al gruñón dogmático que vive dentro de mí y que quiere gritarles: “¡estáis equivocados, dejad de especulad y aceptad la revelación de Jesús!”. Me parece valiente que frente a la tonelada de entretenimiento vacío en Netflix “Midnight Gospel” tenga una conversación tan abierta, tan sensible y tan honesta sobre la muerte, algo que en nuestra cultura occidental queremos evitar por todos los medios. La muerte en general, la muerte de los que amamos, y nuestra muerte en particular. Mirar con decisión a ese abismo es aterrador. Mirar sin esperanza a ese abismo que es la muerte nos presenta la realidad de la cosmovisión de los escépticos: el absurdo, un absurdo colosal en el que el dolor por la separación carece de sentido, en el que lo frágil y breves que son nuestras vidas le quita toda la alegría al tiempo vivido.

Clancy y su madre tienen derecho a aferrarse al amor que perdura, a esa esperanza, si no ¿qué consuelo nos queda? Y es cierto que hay un amor que perdura y vence. Nuestro amor no es más que un rescoldo del verdadero amor, el amor del Ser que es puro amor y pura vida, una persona que no tiene origen porque Él es el origen y la causa de todo, y que palpita con un amor abrasador y genuino, un amor verdaderamente limpio. En la eternidad pasada el Viviente vio el dolor y el mal que los humanos traeríamos , por lo que ideó un plan. Lo ideó, lo planeó, y lo ejecutó. Un plan de amor supremo que pondría fin a la muerte y a la oscuridad. Nacería un niño que sería llamado Hijo del Altísimo, porque Su padre fue Dios mismo. Ese hombre, Jesús, vino lleno de compasión, amor, vida, verdad y realidad. Nació para llevar a cabo la mayor catarsis posible. Con su muerte Dios condenó y juzgó el mal, nuestro mal, castigando al único ser perfecto y amoroso. Jesús resucitó tres días después, tras experimentar una muerte real y lo que es peor: experimentar el rechazo de su Padre ya que fue condenado ocupando el lugar de los humanos culpable. Al ser levantado de entre los muertos Jesús tiene el poder de sanarnos con sólo mirarle, traernos la limpieza del perdón, la reconciliación con el Dios de amor, y la adopción en nuestro hogar verdadero.

La muerte es la gran anomalía de este universo. Cada átomo de nuestro ser se revela contra la muerte. Aceptarla con serenidad no es la solución, sólo una manera de aquietar nuestra tristeza. Mirar la muerte a la cara es un ejercicio necesario, pero nos llevará a la pérdida de toda esperanza. En medio del dolor más profundo sé que puedo levantar los ojos a Jesús resucitado, el vencedor y comprender que este universo no se dirige a su extinción, como los universos que visita Clancy, este universo se dirige a una victoria de la vida, del amor, y a una restauración plena.

“Beethoven dijo que el punto de estar vivo es acercarse a la divinidad tanto como sea posible y luego diseminar esos rayos a la humanidad.” The Midnight Gospel.

Esta es la versión resumida del artículo Midnight Gospel en busca de la trascendencia y la realidad


Buenas noticias de un Dios que se relaciona con su creación:

Escuchar o descargar podcasts sobre la Biblia de José de Segovia