La Hija de Jefté (Lint Peeter van, 1640)
La Hija de Jefté (Lint Peeter van, 1640) | Máquina del Tiempo (Beta)
: ‹‹ 12 ››

Jueces [12/19] Ofreceré en holocausto

Libro de los Jueces. Capítulo 11, Versículo 29ss
por José de Segovia

Escuchar


¿No puedes escucharlo? Prueba el Reproductor #2, Reproductor #3 o el Reproductor #4. También puedes descargar el podcast para oirlo en otro momento o dispositivo

Los hombres se llenan la boca de bonitas palabras pero no siempre aciertan al elegirlas :

Estamos en días de navidad, días en los que la gente se llena la boca de muchas palabras. Días en los que la gente se visita unas a otras, se llaman unas a otras, hay grandes deseos, muy bonitas palabras, y uno no tiene más que abrir cualquier radio para oír que todos son buenos deseos, felicitaciones, la gente que pasa por la calle y no conoces de nada te felicita. Son momentos en los cuales hay una auténtica congestión de palabras. Y vemos que en estos capítulos del 10 al 12, que incluyen la historia de Jefté, se hace también un enorme énfasis en las palabras. Si os fijáis a lo largo de toda la historia de este hombre se hace mucho énfasis en las palabras antes incluso vemos que el pueblo de Dios se vuelve a Dios, porque auque era el pueblo de Dios vivía muy lejos de Dios. Cuando se vuelven a Dios tienen muchas palabras, pero Dios parece que ya se ha cansado de sus palabras. Y vemos como a continuación, Jefté, que era un hombre que había quedado fuera de la sociedad de su tiempo, que estaba marginado, es llamado también con palabras por aquellos que le habían echado, de forma que a pesar de lo que habían hecho con anterioridad, querían que volviera. Y él argumenta con palabras también lo que tiene sus condiciones y se las dice con palabras. A continuación vemos que surge un enemigo, los amonitas, que se tiene que enfrentar a Jefté. Pero Jefté, que vemos que se ha presentado como esforzado y valiente, aunque aparentemente de guerrero no había echo nada, lo que había echo era hablar con sus enemigos, enviando mensaje allá, recibiendo mensajes acá, hablando continuamente el uno con el otro. Y así llegamos a estas otras palabras, con muchas consecuencias, las que Jefté hace en medio de esta batalla. La promesa a Dios de sacrificar a la primera persona que venga a recibirle al volver de la batalla.

Selección de apuntes:

  1. La palabra de Dios es la única que permanece para siempre
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  2. Hay una infinidad de voces luchando por ocupar el culto que le corresponde a Dios
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  3. Lo sobrenatural de las señales no debe impresionar si no apunta a Cristo
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  4. El Evangelio son los hechos inesperados de Dios salvando a los hombres
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  5. Dios cumple su palabra no impresionado por las nuestras sino por amor a su promesa
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  6. No podemos impresionar a Dios y negociar con él usando promesas o sacrificios
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  7. La envidia causa terribles males también en la iglesia
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  8. Estamos llamados a enfrentar la lucha y el conflicto al que nos expone la vida de Cristo
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  9. La buena noticia es la buena voluntad de Dios hacia los hombres que no le buscaban
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+

¡Compártelo!



Exposición utilizada con permiso de y grabada en Madrid, el 18 de Diciembre de 2001. Consulta los titulares de ese día en El País, El Mundo o ABC.

Texto en el que se basa la exposición:

Y el Espíritu de Jehová vino sobre Jefté; y pasó por Galaad y Manasés, y de allí pasó a Mizpa de Galaad, y de Mizpa de Galaad pasó a los hijos de Amón. Y Jefté hizo voto a Jehová, diciendo: Si entregares a los amonitas en mis manos, cualquiera que saliere de las puertas de mi casa a recibirme, cuando regrese victorioso de los amonitas, será de Jehová, y lo ofreceré en holocausto. Y fue Jefté hacia los hijos de Amón para pelear contra ellos; y Jehová los entregó en su mano. Y desde Aroer hasta llegar a Minit, veinte ciudades, y hasta la vega de las viñas, los derrotó con muy grande estrago. Así fueron sometidos los amonitas por los hijos de Israel. Entonces volvió Jefté a Mizpa, a su casa; y he aquí su hija que salía a recibirle con panderos y danzas, y ella era sola, su hija única; no tenía fuera de ella hijo ni hija. Y cuando él la vio, rompió sus vestidos, diciendo: ¡Ay, hija mía! en verdad me has abatido, y tú misma has venido a ser causa de mi dolor; porque le he dado palabra a Jehová, y no podré retractarme. Ella entonces le respondió: Padre mío, si le has dado palabra a Jehová, haz de mí conforme a lo que prometiste, ya que Jehová ha hecho venganza en tus enemigos los hijos de Amón. Y volvió a decir a su padre: Concédeme esto: déjame por dos meses que vaya y descienda por los montes, y llore mi virginidad, yo y mis compañeras. El entonces dijo: Ve. Y la dejó por dos meses. Y ella fue con sus compañeras, y lloró su virginidad por los montes. Pasados los dos meses volvió a su padre, quien hizo de ella conforme al voto que había hecho. Y ella nunca conoció varón. Y se hizo costumbre en Israel, que de año en año fueran las doncellas de Israel a endechar a la hija de Jefté galaadita, cuatro días en el año. Entonces se reunieron los varones de Efraín, y pasaron hacia el norte, y dijeron a Jefté: ¿Por qué fuiste a hacer guerra contra los hijos de Amón, y no nos llamaste para que fuéramos contigo? Nosotros quemaremos tu casa contigo. Y Jefté les respondió: Yo y mi pueblo teníamos una gran contienda con los hijos de Amón, y os llamé, y no me defendisteis de su mano. Viendo, pues, que no me defendíais, arriesgué mi vida, y pasé contra los hijos de Amón, y Jehová me los entregó; ¿por qué, pues, habéis subido hoy contra mí para pelear conmigo? Entonces reunió Jefté a todos los varones de Galaad, y peleó contra Efraín; y los de Galaad derrotaron a Efraín, porque habían dicho: Vosotros sois fugitivos de Efraín, vosotros los galaaditas, en medio de Efraín y de Manasés. Y los galaaditas tomaron los vados del Jordán a los de Efraín; y aconteció que cuando decían los fugitivos de Efraín: Quiero pasar, los de Galaad les preguntaban: ¿Eres tú efrateo? Si él respondía: No, entonces le decían: Ahora, pues, di Shibolet. Y él decía Sibolet; porque no podía pronunciarlo correctamente. Entonces le echaban mano, y le degollaban junto a los vados del Jordán. Y murieron entonces de los de Efraín cuarenta y dos mil. Y Jefté juzgó a Israel seis años; y murió Jefté galaadita, y fue sepultado en una de las ciudades de Galaad. Después de él juzgó a Israel Ibzán de Belén, el cual tuvo treinta hijos y treinta hijas, las cuales casó fuera, y tomó de fuera treinta hijas para sus hijos; y juzgó a Israel siete años. Y murió Ibzán, y fue sepultado en Belén. Después de él juzgó a Israel Elón zabulonita, el cual juzgó a Israel diez años. Y murió Elón zabulonita, y fue sepultado en Ajalón en la tierra de Zabulón. Después de él juzgó a Israel Abdón hijo de Hilel, piratonita. Este tuvo cuarenta hijos y treinta nietos, que cabalgaban sobre setenta asnos; y juzgó a Israel ocho años. Y murió Abdón hijo de Hilel piratonita, y fue sepultado en Piratón, en la tierra de Efraín, en el monte de Amalec.

Libro de los Jueces. Capítulo 11, Versículo 29ss

Traducción de Reina-Valera (Revisión de 1960) | Compáralo con otras versiones

Serie: Jueces

‹ Anterior | Índice | Siguiente ›


Series de podcasts para descargar:

Series sobre textos específicos

Series sobre libros completos


Suscríbete:

Algunos de nuestros usuarios reconocen escuchar estos PODCAST en familia durante las veladas de la noche, o durante el tiempo que pasan encerrados en el coche, o durante el tiempo que pasan en su habitación a la hora del café,... En cualquier caso reconocen así que apartar un tiempo específico del día o de la semana para reflexionar en la palabra de Dios es una decisión que puede reportar mucho beneficio a sus vidas. Si quieres unirte a ellos rellena este formulario para recibir notificaciones siempre el día antes y un enlace desde el que podrás editar o cancelar tu suscripción siempre que quieras.

Email

Contraseña

Personaliza el tema y la regularidad de tu suscripción

Deseo recibir notificación de actualizaciones de nuevas series: No

Usando este formulario acepto las condiciones


¿Otros canales de suscripción?



Esta selección no habría sido posible sin la valiosa ayuda de Gerson Mariño, Antonio Pedro Campos, Natán de Segovia, Daniela Céspedes, Gabriel Penalva o Luís González entre otros muchos miembros de Grupos Bíblicos Universitarios, Iglesia Evangélica de la Gracia en Barcelona, Iglesia Evangélica Betania en Sevilla y por supuesto Iglesia Cristiana Reformada en Madrid. A todos, ¡gracias!

IGLESIA CRISTIANA REFORMADA
Calle Cesar González Ruano, 25
28027 Madrid (Spain)
Síguela en Web y YouTube

Serie: Jueces

Libro de los Jueces [01/19] El pueblo alzó su voz y lloró

Los jueces descritos en este libro tenían una función próxima a la de los libertadores
Imagen | Podcast


Libro de los Jueces [02/19] Y sirvieron a sus dioses

Hay alguien fuera de nosotros que puede hacer nuevas todas las cosas
Imagen | Podcast


Libro de los Jueces [03/19] Jehová levantó un libertador

Nos engañamos si pensamos que las noticias no pueden sorprendernos una vez más
Imagen | Podcast


Libro de los Jueces [05/19] Yo estaré contigo

No podemos tener la misma misión que tenía Gedeón, pero su Dios es también el nuestro
Imagen | Podcast


Libro de los Jueces [06/19] Quien tema y se estremezca

Mucho de lo que el mundo sufre está relacionado con la propia maldad de los hombres
Imagen | Podcast


Libro de los Jueces [07/19] Cada uno contra su compañero

La vida no es solamente aquello que podamos hacer nosotros con nuestro esfuerzo
Imagen | Podcast


Libro de los Jueces [08/19] El bien que él había hecho

La última parte de la historia de Gedeón está llena de grandes contradicciones
Imagen | Podcast


Libro de los Jueces [09/19] Que no se diga de mí

El autor del Libro de los Jueces intenta explicar aquí cual era la situación de Israel en ese momento
Imagen | Podcast


Libro de los Jueces [10/19] Angustiado

El ser humano tiene interminables excusas para casi todo
Imagen | Podcast


Libro de los Jueces [11/19] Todo lo que desposeyó Jehová

Israel se enfrenta en esta batalla a 18 años de derrotas continuas
Imagen | Podcast


Libro de los Jueces [12/19] Ofreceré en holocausto

Los hombres se llenan la boca de bonitas palabras pero no siempre aciertan al elegirlas
Imagen | Podcast


Libro de los Jueces [13/19] Admirable

Sansón representa la decadencia del pueblo de Israel
Imagen | Podcast


Libro de los Jueces [14/19] Mi enigma

La historia de Sansón está llena de contradicciones y enigmas
Imagen | Podcast


Libro de los Jueces [15/19] El Espíritu de Jehová

En Sansón vemos muy pocos rasgos de lo que esperaríamos de un juez
Imagen | Podcast


Libro de los Jueces [16/19] Acuérdate ahora de mí

Sansón sigue sus propios caprichos utilizando para su propio beneficio la fuerza sobrenatural que recibe de Dios
Imagen | Podcast


Libro de los Jueces [17/19] La imagen de talla

Al llegar al final del Libro de los Jueces llegamos también a lo más bajo que puede llegar el pueblo de Dios
Imagen | Podcast


Libro de los Jueces [18/19] Hombres perversos

El problema de Israel no era tanto que no tuviesen rey como que ya no reconociesen el gobierno de Dios
Imagen | Podcast


Libro de los Jueces [19/19] Una brecha entre las tribus

Las soluciones que el mundo ofrece contra el mal son muy superficiales
Imagen | Podcast


Serie completa de Jueces | Todas las series