La crucifixión de Jesús (Southampton Psalter, 850)
La crucifixión de Jesús (Southampton Psalter, 850) | Máquina del Tiempo (Beta)
: ‹‹ 28 ››

Job [28] Con gran rescate

Libro de Job. Capítulo 36, Versículo 1ss
por José de Segovia

Escuchar


¿No puedes escucharlo? Prueba el Reproductor #2, Reproductor #3 o el Reproductor #4. También puedes descargar el podcast para oirlo en otro momento o dispositivo

El ser humano se distingue del resto de los animales por su capacidad para cuestionarse el por qué de las cosas:

Decimos que sabemos y conocemos pero, ¡qué poco sabemos y conocemos realmente! A pesar de todo el avance y el desarrollo de la ciencia y la tecnología, las verdaderas y últimas preguntas siguen sin respuesta. El ser humano puede quizás llegar a explicar con facilidad estos elementos naturales que asombran y admiran a Job, pero ¿le ha servido eso para vivir mejor de lo que vivía antes? El conocer el ′cómo′ no le ha dado la explicación de ′por qué′. Y una y otra vez el ser humano, a diferencia de cualquier otro animal como la hormiga, se para y se pregunta ′por qué′. Tenemos esa capacidad singular de cuestionar y preguntar el por qué y el para qué de las cosas que ninguna otra criatura tiene. Y no es fácil desde luego encontrar respuesta. La mayor parte de nosotros tenemos que confesar que no la hemos encontrado. ¿Cuál es el por qué? Lo que responde el autor de la vida en este texto es que es la pregunta la que no es correcta. La pregunta apropiada no es ′por qué′ sino ′para qué′.

Selección de apuntes:

  1. La temporalidad nos dificulta entender fácilmente la eternidad
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  2. Una profunda necedad nos impide entender la voluntad de Dios
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  3. Hay un propósito en el autor de la vida misma
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  4. No importa si crees o no crees, lo que importa es en quien crees
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  5. En la vida no vemos que haya relación entre el justo y la prosperidad
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  6. Dios no ha dado todavía su última palabra
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  7. El sufrimiento cambia a las personas
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  8. Dios no solamente está presente sino que también actúa
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  9. Dios tiene desde el principio el claro objetivo de rescatarnos
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+

¡Compártelo!



Exposición utilizada con permiso de y grabada en Madrid, el 20 de Agosto de 2017. Consulta los titulares de ese día en El País, El Mundo o ABC.

Texto en el que se basa la exposición:

Añadió Eliú y dijo: Espérame un poco, y te enseñaré; Porque todavía tengo razones en defensa de Dios. Tomaré mi saber desde lejos, Y atribuiré justicia a mi Hacedor. Porque de cierto no son mentira mis palabras; Contigo está el que es íntegro en sus conceptos. He aquí que Dios es grande, pero no desestima a nadie; Es poderoso en fuerza de sabiduría. No otorgará vida al impío, Pero a los afligidos dará su derecho. No apartará de los justos sus ojos; Antes bien con los reyes los pondrá en trono para siempre, Y serán exaltados. Y si estuvieren prendidos en grillos, Y aprisionados en las cuerdas de aflicción, El les dará a conocer la obra de ellos, Y que prevalecieron sus rebeliones. Despierta además el oído de ellos para la corrección, Y les dice que se conviertan de la iniquidad. Si oyeren, y le sirvieren, Acabarán sus días en bienestar, Y sus años en dicha. Pero si no oyeren, serán pasados a espada, Y perecerán sin sabiduría. Mas los hipócritas de corazón atesoran para sí la ira, Y no clamarán cuando él los atare. Fallecerá el alma de ellos en su juventud, Y su vida entre los sodomitas. Al pobre librará de su pobreza, Y en la aflicción despertará su oído. Asimismo te apartará de la boca de la angustia A lugar espacioso, libre de todo apuro, Y te preparará mesa llena de grosura. Mas tú has llenado el juicio del impío, En vez de sustentar el juicio y la justicia. Por lo cual teme, no sea que en su ira te quite con golpe, El cual no puedas apartar de ti con gran rescate. ¿Hará él estima de tus riquezas, del oro, O de todas las fuerzas del poder? No anheles la noche, En que los pueblos desaparecen de su lugar. Guárdate, no te vuelvas a la iniquidad; Pues ésta escogiste más bien que la aflicción. He aquí que Dios es excelso en su poder; ¿Qué enseñador semejante a él? ¿Quién le ha prescrito su camino? ¿Y quién le dirá: Has hecho mal? Acuérdate de engrandecer su obra, La cual contemplan los hombres. Los hombres todos la ven; La mira el hombre de lejos. He aquí, Dios es grande, y nosotros no le conocemos, Ni se puede seguir la huella de sus años. El atrae las gotas de las aguas, Al transformarse el vapor en lluvia, La cual destilan las nubes, Goteando en abundancia sobre los hombres. ¿Quién podrá comprender la extensión de las nubes, Y el sonido estrepitoso de su morada? He aquí que sobre él extiende su luz, Y cobija con ella las profundidades del mar. Bien que por esos medios castiga a los pueblos, A la multitud él da sustento. Con las nubes encubre la luz, Y le manda no brillar, interponiendo aquéllas. El trueno declara su indignación, Y la tempestad proclama su ira contra la iniquidad. Por eso también se estremece mi corazón, Y salta de su lugar. Oíd atentamente el estrépito de su voz, Y el sonido que sale de su boca. Debajo de todos los cielos lo dirige, Y su luz hasta los fines de la tierra. Después de ella brama el sonido, Truena él con voz majestuosa; Y aunque sea oída su voz, no los detiene. Truena Dios maravillosamente con su voz; El hace grandes cosas, que nosotros no entendemos. Porque a la nieve dice: Desciende a la tierra; También a la llovizna, y a los aguaceros torrenciales. Así hace retirarse a todo hombre, Para que los hombres todos reconozcan su obra. Las bestias entran en su escondrijo, Y se están en sus moradas. Del sur viene el torbellino, Y el frío de los vientos del norte. Por el soplo de Dios se da el hielo, Y las anchas aguas se congelan. Regando también llega a disipar la densa nube, Y con su luz esparce la niebla. Asimismo por sus designios se revuelven las nubes en derredor, Para hacer sobre la faz del mundo, En la tierra, lo que él les mande. Unas veces por azote, otras por causa de su tierra, Otras por misericordia las hará venir. Escucha esto, Job; Detente, y considera las maravillas de Dios. ¿Sabes tú cómo Dios las pone en concierto, Y hace resplandecer la luz de su nube? ¿Has conocido tú las diferencias de las nubes, Las maravillas del Perfecto en sabiduría? ¿Por qué están calientes tus vestidos Cuando él sosiega la tierra con el viento del sur? ¿Extendiste tú con él los cielos, Firmes como un espejo fundido? Muéstranos qué le hemos de decir; Porque nosotros no podemos ordenar las ideas a causa de las tinieblas. ¿Será preciso contarle cuando yo hablare? Por más que el hombre razone, quedará como abismado. Mas ahora ya no se puede mirar la luz esplendente en los cielos, Luego que pasa el viento y los limpia, Viniendo de la parte del norte la dorada claridad. En Dios hay una majestad terrible. El es Todopoderoso, al cual no alcanzamos, grande en poder; Y en juicio y en multitud de justicia no afligirá. Lo temerán por tanto los hombres; El no estima a ninguno que cree en su propio corazón ser sabio.

Libro de Job. Capítulo 36, Versículo 1ss

Traducción de Reina-Valera (Revisión de 1960) | Compáralo con otras versiones

Serie: Job

‹ Anterior | Índice | Siguiente ›


Series de podcasts para descargar:

Series sobre textos específicos

Series sobre libros completos


Suscríbete:

Algunos de nuestros usuarios reconocen escuchar estos PODCAST en familia durante las veladas de la noche, o durante el tiempo que pasan encerrados en el coche, o durante el tiempo que pasan en su habitación a la hora del café,... En cualquier caso reconocen así que apartar un tiempo específico del día o de la semana para reflexionar en la palabra de Dios es una decisión que puede reportar mucho beneficio a sus vidas. Si quieres unirte a ellos rellena este formulario para recibir notificaciones siempre el día antes y un enlace desde el que podrás editar o cancelar tu suscripción siempre que quieras.

Email

Contraseña

Personaliza el tema y la regularidad de tu suscripción

Deseo recibir notificación de actualizaciones de nuevas series: No

Usando este formulario acepto las condiciones


¿Otros canales de suscripción?



Esta selección no habría sido posible sin la valiosa ayuda de Gerson Mariño, Antonio Pedro Campos, Natán de Segovia, Daniela Céspedes, Gabriel Penalva o Luís González entre otros muchos miembros de Grupos Bíblicos Universitarios, Iglesia Evangélica de la Gracia en Barcelona, Iglesia Evangélica Betania en Sevilla y por supuesto Iglesia Cristiana Reformada en Madrid. A todos, ¡gracias!

IGLESIA CRISTIANA REFORMADA
Calle Cesar González Ruano, 25
28027 Madrid (Spain)
Síguela en Web y YouTube

Serie: Job

Libro de Job [01] Sobre la tierra

Cuando la vida nos golpea brutalmente viene siempre a nuestras mentes Dios
Imagen | Podcast


Libro de Job [02] Y un día aconteció

Una realidad trágica puede estar esperándonos en un futuro no tan lejano
Imagen | Podcast


Libro de Job [03] Sentado en medio de ceniza

A pesar de todos nuestros esfuerzos la realidad es que al final estamos solos
Imagen | Podcast


Libro de Job [04] Me vino turbación

El dolor tiene su propio lenguage y el silencio también ocupa un lugar en la Biblia
Imagen | Podcast


Libro de Job [05] ¿Quién podrá detener las palabras?

¿Hay algo de verdad en todas las piadosas palabras de los amigos de Job?
Imagen | Podcast


Libro de Job [06] Discursos de un desesperado

La soledad de Job debe resultarnos de animo a aquellos que hemos sufrido la misma incomprensión
Imagen | Podcast


Libro de Job [07] De mañana ya no existiré

¿Por qué nos aferramos a la vida incluso cuando nos parece más dura?
Imagen | Podcast


Libro de Job [08] ¿Acaso torcerá Dios el derecho?

El cristianismo es la única fe en la cual uno no recibe lo que merece
Imagen | Podcast


Libro de Job [09] Como densas tinieblas

Si hay un Dios que es bueno y todopoderoso, entonces ¿por qué hay tanto mal en el mundo?
Imagen | Podcast


Libro de Job [10] El hombre vano se hará entendido

Tenemos poco conocimiento de quiénes somos y a menudo lo descubrimos cuando nos reflejamos en otros
Imagen | Podcast


Libro de Job [11] Sois todos vosotros médicos nulos

La sabiduría está a menudo lejos de la abundancia de las muchas palabras
Imagen | Podcast


Libro de Job [12] Para siempre serás tu más fuerte

La muerte es un enemigo al que dificilmente queremos enfrentarnos
Imagen | Podcast


Libro de Job [13] ¿Qué cosa es el hombre para que sea limpio?

Las religiones establecen un principio de obras y castigos que es seriamente puesto en duda en el Libro de Job
Imagen | Podcast


Libro de Job [14] Contra mí se juntaron todos

¡Qué tremendamente incapaces somos de traer verdadera consolación con las palabras!
Imagen | Podcast


Libro de Job [15] ¿Dónde estará ahora mi esperanza?

El libro de Job es especialmente atractivo a aquellos que se han visto al límite de sus posibilidades
Imagen | Podcast


Libro de Job [16] Lanzado a las tinieblas

El discurso de los religiosos pretende un mundo donde no tienen lugar las personas como Job
Imagen | Podcast


Libro de Job [17] ¿Por qué viven los impíos?

La alegría de los malos no es tan breve como le parece a muchos religiosos
Imagen | Podcast


Libro de Job [18] ¡Quién me diera el saber dónde hallar a Dios!

Las personas prefieren hacerse una imagen de Dios pero es él quien elige la forma en la que revelarse
Imagen | Podcast


Libro de Job [19] Ninguno está seguro de la vida

La vida muestra un cuadro terrible del mundo que está explícito también en la Biblia
Imagen | Podcast


Libro de Job [20] Las columnas del cielo tiemblan

¿Es el ser humano grandioso o minúsculo a los ojos de Dios?
Imagen | Podcast


Serie completa de Job | Todas las series