: ‹‹ 18 ››

Job [18] ¡Quién me diera el saber dónde hallar a Dios!

Libro de Job. Capítulo 22, Versículo 1ss
por José de Segovia

Escuchar


¿No puedes escucharlo? Prueba el Reproductor #2, Reproductor #3 o el Reproductor #4. También puedes descargar el podcast para oirlo en otro momento o dispositivo

Las personas prefieren hacerse una imagen de Dios pero es él quien elige la forma en la que revelarse:

¿Cómo podemos creer en alguien a quien no hemos visto?, ¿cómo podemos saber de alguien a quien no conocemos personalmente? Ciertamente sabemos que hay gente que existe a pesar de que no la hemos visto. Sería absurdo pensar que sólo existen aquellos que conocemos personalmente, pero la cuestión es ¿qué imagen tenemos realmente para poder creer en esa persona? Cuando pensamos por ejemplo en un famoso lo que vemos son las imágenes, todas las fotos que nos llegan de ellos. Y por eso sabemos de su existencia. Pero ¿qué ocurriría si nunca hubiésemos visto la imagen de su rostro y no pudiésemos conocer? Es por eso que aquellos que confiesan creer en Dios tantas veces han caído en la tentación de hacer imágenes de él, representaciones de la realidad de quién es Dios. Lo sorprendente es que cuando nos acercamos a esta la revelación, la palabra de Dios mismo que es la Biblia, se nos dice que Dios no es comparable a ninguna representación o imagen de él. Cuando su pueblo Israel intenta suponer cómo es ese Dios, Dios no solamente no se reconoce en esas imágenes sino que las condena. Eso significa que no podemos pensar en Dios como a nosotros nos gustaría que fuera, que es por su corazón idólatra la tendencia natural de los hombres.

Selección de apuntes:

¡Compártelo!



Exposición utilizada con permiso de y grabada en Madrid, el 13 de Agosto de 2017. Consulta los titulares de ese día en El País, El Mundo o ABC.

Texto en el que se basa la exposición:

Respondió Elifaz temanita, y dijo: ¿Traerá el hombre provecho a Dios? Al contrario, para sí mismo es provechoso el hombre sabio. ¿Tiene contentamiento el Omnipotente en que tú seas justificado, O provecho de que tú hagas perfectos tus caminos? ¿Acaso te castiga, O viene a juicio contigo, a causa de tu piedad? Por cierto tu malicia es grande, Y tus maldades no tienen fin. Porque sacaste prenda a tus hermanos sin causa, Y despojaste de sus ropas a los desnudos. No diste de beber agua al cansado, Y detuviste el pan al hambriento. Pero el hombre pudiente tuvo la tierra, Y habitó en ella el distinguido. A las viudas enviaste vacías, Y los brazos de los huérfanos fueron quebrados. Por tanto, hay lazos alrededor de ti, Y te turba espanto repentino; O tinieblas, para que no veas, Y abundancia de agua te cubre. ¿No está Dios en la altura de los cielos? Mira lo encumbrado de las estrellas, cuán elevadas están. ¿Y dirás tú: ¿Qué sabe Dios? ¿Cómo juzgará a través de la oscuridad? Las nubes le rodearon, y no ve; Y por el circuito del cielo se pasea. ¿Quieres tú seguir la senda antigua Que pisaron los hombres perversos, Los cuales fueron cortados antes de tiempo, Cuyo fundamento fue como un río derramado? Decían a Dios: Apártate de nosotros. ¿Y qué les había hecho el Omnipotente? Les había colmado de bienes sus casas. Pero sea el consejo de ellos lejos de mí. Verán los justos y se gozarán; Y el inocente los escarnecerá, diciendo: Fueron destruidos nuestros adversarios, Y el fuego consumió lo que de ellos quedó. Vuelve ahora en amistad con él, y tendrás paz; Y por ello te vendrá bien. Toma ahora la ley de su boca, Y pon sus palabras en tu corazón. Si te volvieres al Omnipotente, serás edificado; Alejarás de tu tienda la aflicción; Tendrás más oro que tierra, Y como piedras de arroyos oro de Ofir; El Todopoderoso será tu defensa, Y tendrás plata en abundancia. Porque entonces te deleitarás en el Omnipotente, Y alzarás a Dios tu rostro. Orarás a él, y él te oirá; Y tú pagarás tus votos. Determinarás asimismo una cosa, y te será firme, Y sobre tus caminos resplandecerá luz. Cuando fueren abatidos, dirás tú: Enaltecimiento habrá; Y Dios salvará al humilde de ojos. El libertará al inocente, Y por la limpieza de tus manos éste será librado. Respondió Job, y dijo: Hoy también hablaré con amargura; Porque es más grave mi llaga que mi gemido. ¡Quién me diera el saber dónde hallar a Dios! Yo iría hasta su silla. Expondría mi causa delante de él, Y llenaría mi boca de argumentos. Yo sabría lo que él me respondiese, Y entendería lo que me dijera. ¿Contendería conmigo con grandeza de fuerza? No; antes él me atendería. Allí el justo razonaría con él; Y yo escaparía para siempre de mi juez. He aquí yo iré al oriente, y no lo hallaré; Y al occidente, y no lo percibiré; Si muestra su poder al norte, yo no lo veré; Al sur se esconderá, y no lo veré. Mas él conoce mi camino; Me probará, y saldré como oro. Mis pies han seguido sus pisadas; Guardé su camino, y no me aparté. Del mandamiento de sus labios nunca me separé; Guardé las palabras de su boca más que mi comida. Pero si él determina una cosa, ¿quién lo hará cambiar? Su alma deseó, e hizo. El, pues, acabará lo que ha determinado de mí; Y muchas cosas como estas hay en él. Por lo cual yo me espanto en su presencia; Cuando lo considero, tiemblo a causa de él. Dios ha enervado mi corazón, Y me ha turbado el Omnipotente. ¿Por qué no fui yo cortado delante de las tinieblas, Ni fue cubierto con oscuridad mi rostro?

Libro de Job. Capítulo 22, Versículo 1ss

Traducción de Reina-Valera (Revisión de 1960) | Compáralo con otras versiones

Serie: Job

‹ Anterior | Índice | Siguiente ›


Series de podcasts para descargar:

Series sobre textos específicos

Series sobre libros completos


Suscríbete:

Algunos de nuestros usuarios reconocen escuchar estos PODCAST en familia durante las veladas de la noche, o durante el tiempo que pasan encerrados en el coche, o durante el tiempo que pasan en su habitación a la hora del café,... En cualquier caso reconocen así que apartar un tiempo específico del día o de la semana para reflexionar en la palabra de Dios es una decisión que puede reportar mucho beneficio a sus vidas. Si quieres unirte a ellos rellena este formulario para recibir notificaciones siempre el día antes y un enlace desde el que podrás editar o cancelar tu suscripción siempre que quieras.

Email

Contraseña

Personaliza el tema y la regularidad de tu suscripción

Deseo recibir notificación de actualizaciones de nuevas series: No

Usando este formulario acepto las condiciones


¿Otros canales de suscripción?



Esta selección no habría sido posible sin la valiosa ayuda de Gerson Mariño, Antonio Pedro Campos, Natán de Segovia, Daniela Céspedes, Gabriel Penalva o Luís González entre otros muchos miembros de Grupos Bíblicos Universitarios, Iglesia Evangélica de la Gracia en Barcelona, Iglesia Evangélica Betania en Sevilla y por supuesto Iglesia Cristiana Reformada en Madrid. A todos, ¡gracias!

IGLESIA CRISTIANA REFORMADA
Calle Cesar González Ruano, 25
28027 Madrid (Spain)
Síguela en Web y YouTube

Serie: Job

Libro de Job [01] Sobre la tierra

Cuando la vida nos golpea brutalmente viene siempre a nuestras mentes Dios
Imagen | Podcast


Libro de Job [02] Y un día aconteció

Una realidad trágica puede estar esperándonos en un futuro no tan lejano
Imagen | Podcast


Libro de Job [03] Sentado en medio de ceniza

A pesar de todos nuestros esfuerzos la realidad es que al final estamos solos
Imagen | Podcast


Libro de Job [04] Me vino turbación

El dolor tiene su propio lenguage y el silencio también ocupa un lugar en la Biblia
Imagen | Podcast


Libro de Job [05] ¿Quién podrá detener las palabras?

¿Hay algo de verdad en todas las piadosas palabras de los amigos de Job?
Imagen | Podcast


Libro de Job [06] Discursos de un desesperado

La soledad de Job debe resultarnos de animo a aquellos que hemos sufrido la misma incomprensión
Imagen | Podcast


Libro de Job [07] De mañana ya no existiré

¿Por qué nos aferramos a la vida incluso cuando nos parece más dura?
Imagen | Podcast


Libro de Job [08] ¿Acaso torcerá Dios el derecho?

El cristianismo es la única fe en la cual uno no recibe lo que merece
Imagen | Podcast


Libro de Job [09] Como densas tinieblas

Si hay un Dios que es bueno y todopoderoso, entonces ¿por qué hay tanto mal en el mundo?
Imagen | Podcast


Libro de Job [10] El hombre vano se hará entendido

Tenemos poco conocimiento de quiénes somos y a menudo lo descubrimos cuando nos reflejamos en otros
Imagen | Podcast


Libro de Job [11] Sois todos vosotros médicos nulos

La sabiduría está a menudo lejos de la abundancia de las muchas palabras
Imagen | Podcast


Libro de Job [12] Para siempre serás tu más fuerte

La muerte es un enemigo al que dificilmente queremos enfrentarnos
Imagen | Podcast


Libro de Job [13] ¿Qué cosa es el hombre para que sea limpio?

Las religiones establecen un principio de obras y castigos que es seriamente puesto en duda en el Libro de Job
Imagen | Podcast


Libro de Job [14] Contra mí se juntaron todos

¡Qué tremendamente incapaces somos de traer verdadera consolación con las palabras!
Imagen | Podcast


Libro de Job [15] ¿Dónde estará ahora mi esperanza?

El libro de Job es especialmente atractivo a aquellos que se han visto al límite de sus posibilidades
Imagen | Podcast


Libro de Job [16] ¿Serán removidas de su lugar las peñas?

El discurso de los religiosos pretende un mundo donde no tienen lugar las personas como Job
Imagen | Podcast


Libro de Job [17] ¿Por qué viven los impíos?

La alegría de los malos no es tan breve como le parece a muchos religiosos
Imagen | Podcast


Libro de Job [18] ¡Quién me diera el saber dónde hallar a Dios!

Las personas prefieren hacerse una imagen de Dios pero es él quien elige la forma en la que revelarse
Imagen | Podcast


Libro de Job [20] Mi justicia tengo asida

Cuando miramos a nuestro alrededor es fácil dudar de si hay alguien que sea realmente justo
Imagen | Podcast


Libro de Job [21] Senda que nunca la conoció ave

El Libro de Job no plantea las grandes preguntas desde la comodidad sino desde la agonía
Imagen | Podcast


Serie completa de Job | Todas las series