La visión del joven Bartolomé (Mikhail Nesterov, 1890)
La visión del joven Bartolomé (Mikhail Nesterov, 1890) | Máquina del Tiempo (Beta)
: ‹‹ 5

Imposible [5] La fe puesta a prueba

Génesis. Capítulo 22, Versículo 1ss
por José de Segovia

Escuchar


¿No puedes escucharlo? Prueba el Reproductor #2, Reproductor #3 o el Reproductor #4. También puedes descargar el podcast para oirlo en otro momento o dispositivo

Tenemos el corazón dividido entre diferentes intereses cuando nos acercamos a Dios:

¿Qué cosa hay en el mundo que si nos viésemos desprovistos de ella, dejaríamos también de tener ganas o razón para vivir? A la luz de la palabra de Dios nuestra respuesta a esta pregunta revela también aquello que servimos al lado de Dios. Esta es la gran tentación una y otra vez de todos aquellos hombres y mujeres a los que Dios se muestra. Conocen la grandeza de Dios, ven su gloria pero también tienen como todos nosotros un corazón dividido. Hay algo en lo cual ponen su corazón y confianza al mismo tiempo que Dios. Así muchos de los que estáis aquí, la mayor parte me atrevo a decir. Si os preguntase dónde está el sentido de vuestra vida, dónde encuentrais vuestra razón de ser, diréis que está en Dios. Pero aparte de Dios hay siempre otra cosa, una actividad, un trabajo, personas, tu propia familia,... Son tan importantes para ti que podrías decir que sin ellas tu vida no tiene sentido. No querrías seguir viviendo. Así ocurre también con la familia de este hombre, Abraham. Si leyéramos las historias anteriores veríamos que era así con todos los miembros de su parentesco. La mujer de Lot, por ejemplo, tenía claramente su corazón en aquella ciudad de la que es sacada por el juicio de Dios. Una y otra vez vemos en cada uno de estos hombres un corazón dividido. Como Lot mismo, buscando la realización en lo que la tierra que tiene delante de sus ojos le puede ofrecer. Pero ¿qué es lo que había en el corazón de Abraham, que competía y entraba en conflicto una y otra vez con la realidad de que Dios fuera todo para él? Fijémonos que es la promesa relacionada con su hijo Isaac, el descendiente que Dios hizo nacer en el capítulo anterior.

Selección de apuntes:

  1. Las promesas de Dios pueden convertirse en un ídolo para nosotros
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  2. Tenemos el riesgo de estar sirviendo a un fruto en lugar de a Dios
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  3. La fe no tiene necesariamente que parecernos razonable
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  4. Dios busca ser obedecido por medio de la fe
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  5. La gracia de Dios ha tenido un gran precio
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  6. Cristo eligió obedecer y pagar con su vida el precio de nuestros pecados
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  7. No hay mayor ofensa que despreciar y rechazar el sacrificio de Cristo
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  8. Dios es capaz de devolver la vida
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  9. Dios no es un dios de muertos sino de vivos
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  10. Dios no esquilma bendiciones
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  11. No hay nada que podamos esperar más valioso que Dios
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  12. El tiempo presente no es todo lo que podemos esperar
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  13. Lo mejor está por llegar
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  14. Dios es capaz de hacer cosas que todavía no hemos conocido
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+

¡Compártelo!



Exposición utilizada con permiso de y grabada en Ourense, el 30 de Julio de 2017. Consulta los titulares de ese día en El País, El Mundo o ABC.

Texto en el que se basa la exposición:

Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham, y le dijo: Abraham. Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré. Y Abraham se levantó muy de mañana, y enalbardó su asno, y tomó consigo dos siervos suyos, y a Isaac su hijo; y cortó leña para el holocausto, y se levantó, y fue al lugar que Dios le dijo. Al tercer día alzó Abraham sus ojos, y vio el lugar de lejos. Entonces dijo Abraham a sus siervos: Esperad aquí con el asno, y yo y el muchacho iremos hasta allí y adoraremos, y volveremos a vosotros. Y tomó Abraham la leña del holocausto, y la puso sobre Isaac su hijo, y él tomó en su mano el fuego y el cuchillo; y fueron ambos juntos. Entonces habló Isaac a Abraham su padre, y dijo: Padre mío. Y él respondió: Heme aquí, mi hijo. Y él dijo: He aquí el fuego y la leña; mas ¿dónde está el cordero para el holocausto? Y respondió Abraham: Dios se proveerá de cordero para el holocausto, hijo mío. E iban juntos. Y cuando llegaron al lugar que Dios le había dicho, edificó allí Abraham un altar, y compuso la leña, y ató a Isaac su hijo, y lo puso en el altar sobre la leña. Y extendió Abraham su mano y tomó el cuchillo para degollar a su hijo. Entonces el ángel de Jehová le dio voces desde el cielo, y dijo: Abraham, Abraham. Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único. Entonces alzó Abraham sus ojos y miró, y he aquí a sus espaldas un carnero trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham y tomó el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo. Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, Jehová proveerá.[a] Por tanto se dice hoy: En el monte de Jehová será provisto. Y llamó el ángel de Jehová a Abraham por segunda vez desde el cielo, y dijo: Por mí mismo he jurado, dice Jehová, que por cuanto has hecho esto, y no me has rehusado tu hijo, tu único hijo; de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos. En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz. Y volvió Abraham a sus siervos, y se levantaron y se fueron juntos a Beerseba; y habitó Abraham en Beerseba. Aconteció después de estas cosas, que fue dada noticia a Abraham, diciendo: He aquí que también Milca ha dado a luz hijos a Nacor tu hermano: Uz su primogénito, Buz su hermano, Kemuel padre de Aram, Quesed, Hazo, Pildas, Jidlaf y Betuel. Y Betuel fue el padre de Rebeca. Estos son los ocho hijos que dio a luz Milca, de Nacor hermano de Abraham. Y su concubina, que se llamaba Reúma, dio a luz también a Teba, a Gaham, a Tahas y a Maaca.

Génesis. Capítulo 22, Versículo 1ss

Traducción de Reina-Valera (Revisión de 1960) | Compáralo con otras versiones

Serie: Imposible

‹ Anterior | Índice |


Series de podcasts para descargar:

Series sobre textos específicos

Series sobre libros completos


Suscríbete:

Algunos de nuestros usuarios reconocen escuchar estos PODCAST en familia durante las veladas de la noche, o durante el tiempo que pasan encerrados en el coche, o durante el tiempo que pasan en su habitación a la hora del café,... En cualquier caso reconocen así que apartar un tiempo específico del día o de la semana para reflexionar en la palabra de Dios es una decisión que puede reportar mucho beneficio a sus vidas. Si quieres unirte a ellos rellena este formulario para recibir notificaciones siempre el día antes y un enlace desde el que podrás editar o cancelar tu suscripción siempre que quieras.

Email

Contraseña

Personaliza el tema y la regularidad de tu suscripción

Deseo recibir notificación de actualizaciones de nuevas series: No

Usando este formulario acepto las condiciones


¿Otros canales de suscripción?



Esta selección no habría sido posible sin la valiosa ayuda de Gerson Mariño, Antonio Pedro Campos, Natán de Segovia, Daniela Céspedes, Gabriel Penalva o Luís González entre otros muchos miembros de Grupos Bíblicos Universitarios, Iglesia Evangélica de la Gracia en Barcelona, Iglesia Evangélica Betania en Sevilla y por supuesto Iglesia Cristiana Reformada en Madrid. A todos, ¡gracias!

IGLESIA CRISTIANA REFORMADA
Calle Cesar González Ruano, 25
28027 Madrid (Spain)
Síguela en Web y YouTube

Serie: Imposible

Génesis [1] ¿Podemos creer lo imposible?

¿Cuántas de nuestras espectativas se han cumplido con éxito?
Imagen | Podcast


Génesis [3] Lo que hay más allá de la duda

Muchos confunden la fe con la persuasión
Imagen | Podcast


Génesis [4] El Dios del pacto se ha revelado

¿En quién pondremos nuestra confianza?
Imagen | Podcast


Génesis [5] La fe puesta a prueba

Tenemos el corazón dividido entre diferentes intereses cuando nos acercamos a Dios
Imagen | Podcast


Serie completa de Imposible | Todas las series