: ‹‹ 5 ››

Job [05] ¿Quién podrá detener las palabras?

Libro de Job. Capítulo 4, Versículo 1ss
por José de Segovia

Escuchar


¿No puedes escucharlo? Prueba el Reproductor #2, Reproductor #3 o el Reproductor #4. También puedes descargar el podcast para oirlo en otro momento o dispositivo

¿Hay algo de verdad en todas las piadosas palabras de los amigos de Job?:

Hay un conocido dicho que dice que con ciertos amigos no son necesarios enemigos. Hoy en día no solamente hay amigos de Facebook que valen poco sino que la amistad misma está bastante deteriorada. Generalmente forma parte de nuestra propia cultura, el decir que alguien es tu amigo y en realidad no le conoces más que de vista. Todo el mundo presume de tener amigos pero a la hora de la verdad ¿quiénes son realmente tus amigos? Y si estos eran los amigos de Job, ¿cómo serían sus enemigos? Porque lo que dicen realmente parece apuntar a los lados más débiles de este nuestro amigo Job. Al tratar estos discursos que iniciamos hoy nos encontramos con la gran pregunta de qué debemos entender de estas palabras. Ciertamente que quienes están hablando son hombres, son amigos de Job que vienen a él en medio de su aflicción pero ¿habla Dios realmente a través de ellos? Algunos han pensado que hay gran parte de verdad en estos discursos. Comenzamos con el que es considerado tal vez el más caritativo de todos ellos. Elifaz temanita, el personaje del que escuchamos todas estas palabras, es sin duda el que más amablemente se expresa de entre todos ellos. Pero tal y como vamos a ver hay mucho que decir acerca de lo que dice. Y lo más importante para nosotros es saber que Dios tiene mucho que decir acerca de lo que ellos dicen.

Selección de apuntes:

  1. Lo más peligroso de la mentira no es lo que dice sino lo que calla
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  2. El mal que sufrimos no está directamente relacionado con lo que hacemos
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  3. Hay una realidad espiritual sobre la que no tenemos control
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  4. Nada se libra de los efectos del pecado pero no por consecuencia directa
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  5. Lo bueno que tenemos lo hemos recibido de Dios
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  6. No podemos entender todo aquello que ya hemos recibido
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  7. Las experiencias personales tienen mucha utilidad para uno mismo
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  8. La verdadera fe pone su mirada en cosas que no ha visto
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  9. La providencia no es el libro abierto de la voluntad de Dios
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  10. No sabemos el por qué del sufrimiento pero sí sabemos el para qué
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+

¡Compártelo!



Exposición utilizada con permiso de y grabada en Madrid, el 4 de Diciembre de 2016. Consulta los titulares de ese día en El País, El Mundo o ABC.

Texto en el que se basa la exposición:

Entonces respondió Elifaz temanita, y dijo: Si probáremos a hablarte, te será molesto; Pero ¿quién podrá detener las palabras? He aquí, tú enseñabas a muchos, Y fortalecías las manos débiles; Al que tropezaba enderezaban tus palabras, Y esforzabas las rodillas que decaían. Mas ahora que el mal ha venido sobre ti, te desalientas; Y cuando ha llegado hasta ti, te turbas. ¿No es tu temor a Dios tu confianza? ¿No es tu esperanza la integridad de tus caminos? Recapacita ahora; ¿qué inocente se ha perdido? Y ¿en dónde han sido destruidos los rectos? Como yo he visto, los que aran iniquidad Y siembran injuria, la siegan. Perecen por el aliento de Dios, Y por el soplo de su ira son consumidos. Los rugidos del león, y los bramidos del rugiente, Y los dientes de los leoncillos son quebrantados. El león viejo perece por falta de presa, Y los hijos de la leona se dispersan. El asunto también me era a mí oculto; Mas mi oído ha percibido algo de ello. En imaginaciones de visiones nocturnas, Cuando el sueño cae sobre los hombres, Me sobrevino un espanto y un temblor, Que estremeció todos mis huesos; Y al pasar un espíritu por delante de mí, Hizo que se erizara el pelo de mi cuerpo. Paróse delante de mis ojos un fantasma, Cuyo rostro yo no conocí, Y quedo, oí que decía: ¿Será el hombre más justo que Dios? ¿Será el varón más limpio que el que lo hizo? He aquí, en sus siervos no confía, Y notó necedad en sus ángeles; ¡Cuánto más en los que habitan en casas de barro, Cuyos cimientos están en el polvo, Y que serán quebrantados por la polilla! De la mañana a la tarde son destruidos, Y se pierden para siempre, sin haber quien repare en ello. Su hermosura, ¿no se pierde con ellos mismos? Y mueren sin haber adquirido sabiduría. Ahora, pues, da voces; ¿habrá quien te responda? ¿Y a cuál de los santos te volverás? Es cierto que al necio lo mata la ira, Y al codicioso lo consume la envidia. Yo he visto al necio que echaba raíces, Y en la misma hora maldije su habitación. Sus hijos estarán lejos de la seguridad; En la puerta serán quebrantados, Y no habrá quien los libre. Su mies comerán los hambrientos, Y la sacarán de entre los espinos, Y los sedientos beberán su hacienda. Porque la aflicción no sale del polvo, Ni la molestia brota de la tierra. Pero como las chispas se levantan para volar por el aire, Así el hombre nace para la aflicción. Ciertamente yo buscaría a Dios, Y encomendaría a él mi causa; El cual hace cosas grandes e inescrutables, Y maravillas sin número; Que da la lluvia sobre la faz de la tierra, Y envía las aguas sobre los campos; Que pone a los humildes en altura, Y a los enlutados levanta a seguridad; Que frustra los pensamientos de los astutos, Para que sus manos no hagan nada; Que prende a los sabios en la astucia de ellos, Y frustra los designios de los perversos. De día tropiezan con tinieblas, Y a mediodía andan a tientas como de noche. Así libra de la espada al pobre, de la boca de los impíos, Y de la mano violenta; Pues es esperanza al menesteroso, Y la iniquidad cerrará su boca. He aquí, bienaventurado es el hombre a quien Dios castiga; Por tanto, no menosprecies la corrección del Todopoderoso. Porque él es quien hace la llaga, y él la vendará; El hiere, y sus manos curan. En seis tribulaciones te librará, Y en la séptima no te tocará el mal. En el hambre te salvará de la muerte, Y del poder de la espada en la guerra. Del azote de la lengua serás encubierto; No temerás la destrucción cuando viniere. De la destrucción y del hambre te reirás, Y no temerás de las fieras del campo; Pues aun con las piedras del campo tendrás tu pacto, Y las fieras del campo estarán en paz contigo. Sabrás que hay paz en tu tienda; Visitarás tu morada, y nada te faltará. Asimismo echarás de ver que tu descendencia es mucha, Y tu prole como la hierba de la tierra. Vendrás en la vejez a la sepultura, Como la gavilla de trigo que se recoge a su tiempo. He aquí lo que hemos inquirido, lo cual es así; Oyelo, y conócelo tú para tu provecho.

Libro de Job. Capítulo 4, Versículo 1ss

Traducción de Reina-Valera (Revisión de 1960) | Compáralo con otras versiones

Serie: Job

‹ Anterior | Índice | Siguiente ›


Series de podcasts para descargar:

Series sobre textos específicos

Series sobre libros completos


Suscríbete:

Algunos de nuestros usuarios reconocen escuchar estos PODCAST en familia durante las veladas de la noche, o durante el tiempo que pasan encerrados en el coche, o durante el tiempo que pasan en su habitación a la hora del café,... En cualquier caso reconocen así que apartar un tiempo específico del día o de la semana para reflexionar en la palabra de Dios es una decisión que puede reportar mucho beneficio a sus vidas. Si quieres unirte a ellos rellena este formulario para recibir notificaciones siempre el día antes y un enlace desde el que podrás editar o cancelar tu suscripción siempre que quieras.

Email

Contraseña

Personaliza el tema y la regularidad de tu suscripción

Deseo recibir notificación de actualizaciones de nuevas series: No

Usando este formulario acepto las condiciones


¿Otros canales de suscripción?



Esta selección no habría sido posible sin la valiosa ayuda de Gerson Mariño, Antonio Pedro Campos, Natán de Segovia, Daniela Céspedes, Gabriel Penalva o Luís González entre otros muchos miembros de Grupos Bíblicos Universitarios, Iglesia Evangélica de la Gracia en Barcelona, Iglesia Evangélica Betania en Sevilla y por supuesto Iglesia Cristiana Reformada en Madrid. A todos, ¡gracias!

IGLESIA CRISTIANA REFORMADA
Calle Cesar González Ruano, 25
28027 Madrid (Spain)
Síguela en Web y YouTube

Serie: Job

Libro de Job [01] Sobre la tierra

Cuando la vida nos golpea brutalmente viene siempre a nuestras mentes Dios
Imagen | Podcast


Libro de Job [02] Y un día aconteció

Una realidad trágica puede estar esperándonos en un futuro no tan lejano
Imagen | Podcast


Libro de Job [03] Sentado en medio de ceniza

A pesar de todos nuestros esfuerzos la realidad es que al final estamos solos
Imagen | Podcast


Libro de Job [04] Me vino turbación

El dolor tiene su propio lenguage y el silencio también ocupa un lugar en la Biblia
Imagen | Podcast


Libro de Job [05] ¿Quién podrá detener las palabras?

¿Hay algo de verdad en todas las piadosas palabras de los amigos de Job?
Imagen | Podcast


Libro de Job [06] Discursos de un desesperado

La soledad de Job debe resultarnos de animo a aquellos que hemos sufrido la misma incomprensión
Imagen | Podcast


Libro de Job [07] De mañana ya no existiré

¿Por qué nos aferramos a la vida incluso cuando nos parece más dura?
Imagen | Podcast


Libro de Job [08] ¿Acaso torcerá Dios el derecho?

El cristianismo es la única fe en la cual uno no recibe lo que merece
Imagen | Podcast


Libro de Job [09] Como densas tinieblas

Si hay un Dios que es bueno y todopoderoso, entonces ¿por qué hay tanto mal en el mundo?
Imagen | Podcast


Libro de Job [10] El hombre vano se hará entendido

Tenemos poco conocimiento de quiénes somos y a menudo lo descubrimos cuando nos reflejamos en otros
Imagen | Podcast


Libro de Job [11] Sois todos vosotros médicos nulos

La sabiduría está a menudo lejos de la abundancia de las muchas palabras
Imagen | Podcast


Libro de Job [12] Para siempre serás tu más fuerte

La muerte es un enemigo al que dificilmente queremos enfrentarnos
Imagen | Podcast


Libro de Job [13] ¿Qué cosa es el hombre para que sea limpio?

Las religiones establecen un principio de obras y castigos que es seriamente puesto en duda en el Libro de Job
Imagen | Podcast


Libro de Job [14] Contra mí se juntaron todos

¡Qué tremendamente incapaces somos de traer verdadera consolación con las palabras!
Imagen | Podcast


Libro de Job [15] ¿Dónde estará ahora mi esperanza?

El libro de Job es especialmente atractivo a aquellos que se han visto al límite de sus posibilidades
Imagen | Podcast


Libro de Job [16] Lanzado a las tinieblas

El discurso de los religiosos pretende un mundo donde no tienen lugar las personas como Job
Imagen | Podcast


Libro de Job [17] ¿Por qué viven los impíos?

La alegría de los malos no es tan breve como le parece a muchos religiosos
Imagen | Podcast


Libro de Job [18] ¡Quién me diera el saber dónde hallar a Dios!

Las personas prefieren hacerse una imagen de Dios pero es él quien elige la forma en la que revelarse
Imagen | Podcast


Libro de Job [20] Mi justicia tengo asida

Cuando miramos a nuestro alrededor es fácil dudar de si hay alguien que sea realmente justo
Imagen | Podcast


Libro de Job [21] Senda que nunca la conoció ave

El Libro de Job no plantea las grandes preguntas desde la comodidad sino desde la agonía
Imagen | Podcast


Serie completa de Job | Todas las series