Alfombra Verde (Victor Brauner, 1950)
Alfombra Verde (Victor Brauner, 1950) | Máquina del Tiempo (Beta)
: 1 ››

Sufrimiento [1/4] Más grande que todos los orientales

Libro de Job. Capítulo 1, Versículo 1ss
por José de Segovia

Escuchar


¿No puedes escucharlo? Prueba el Reproductor #2, Reproductor #3 o el Reproductor #4. También puedes descargar el podcast para oirlo en otro momento o dispositivo

Cual era la verdadera paciencia e integridad de Job:

Sabemos que el mundo en torno nuestro utiliza a menudo la siguiente objeción contra el cristianismo: "si Dios es bueno, ¿por qué permite el mal?" Sin embargo lo que para muchos es la gran debilidad del cristianismo, es llevado un paso más allá en este libro. Porque en este libro no se trata de porqué permite Dios el mal en general o el sufrimiento en el mundo, sino porqué permite Dios que aquel que le conoce, aquel que es temeroso de él, aquel que le sirve, es más, aquel que es justo - la palabra clave en nuestro texto es ′íntegro′ - sufra en la medida en la que acabamos de leer al principio de este Libro de Job. Por lo tanto si nos puede parecer difícil que haya un Dios bueno cuando hay dolor y sufrimiento, que pensaríamos de un Dios que hace que sus propios hijos puedan padecer de la manera en la que lo hace aquí Job. Hoy veremos que el tópico y lugar común que más repiten las personas que conocen la Biblia ha sido malentendido muchas veces: es la paciencia de Job. Hablaremos de ello estos días. Hay incluso en el refranero español esta expresión de ′la paciencia de Job′ aunque como vamos a ver Job perdió la paciencia también en cierto momento y habría mucho que hablar sobre ello. Pero lo que quiero que veamos es cómo se entiende en la Biblia la paciencia de Job - y particularmente esta noche, su integridad.

Selección de apuntes:

  1. Hay una gran diferencia entre lo que pensamos y lo que hacemos
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  2. La perfección en la descripción de Job nos apunta a la persona de Cristo
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  3. Hay muchas cuestiones para las que no tenemos respuestas si somos honestos
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  4. Satanás está sujeto a Dios
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  5. La intención satánica es que desconfiemos de Dios
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  6. Cristo pasó de la gloria a la miseria más profunda por la voluntad de Dios
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  7. Dios se compadece de nosotros pero también nos libera de nuestra carga
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  8. El evangelio es el intercambio de nuestra culpa por la integridad de Dios
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  9. Dudamos del origen el mal pero tenemos seguridad de dónde viene el bien
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  10. El evangelio nos parece demasiado bonito para ser verdad
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  11. No hay otra justicia que pueda salvarnos fuera de Cristo
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  12. El sufrimiento que acompañó al más justo hizo posible la salvación
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  13. Pidamos a Dios que podamos creer que él es bueno
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+

¡Compártelo!



Exposición utilizada con permiso de y grabada en Sevilla, el 26 de Octubre de 2016. Consulta los titulares de ese día en El País, El Mundo o ABC.

Texto en el que se basa la exposición:

Hubo en tierra de Uz un varón llamado Job; y era este hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal. Y le nacieron siete hijos y tres hijas. Su hacienda era siete mil ovejas, tres mil camellos, quinientas yuntas de bueyes, quinientas asnas, y muchísimos criados; y era aquel varón más grande que todos los orientales. E iban sus hijos y hacían banquetes en sus casas, cada uno en su día; y enviaban a llamar a sus tres hermanas para que comiesen y bebiesen con ellos. Y acontecía que habiendo pasado en turno los días del convite, Job enviaba y los santificaba, y se levantaba de mañana y ofrecía holocaustos conforme al número de todos ellos. Porque decía Job: Quizá habrán pecado mis hijos, y habrán blasfemado contra Dios en sus corazones. De esta manera hacía todos los días. Un día vinieron a presentarse delante de Jehová los hijos de Dios, entre los cuales vino también Satanás. Y dijo Jehová a Satanás: ¿De dónde vienes? Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: De rodear la tierra y de andar por ella. Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal? Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: ¿Acaso teme Job a Dios de balde? ¿No le has cercado alrededor a él y a su casa y a todo lo que tiene? Al trabajo de sus manos has dado bendición; por tanto, sus bienes han aumentado sobre la tierra. Pero extiende ahora tu mano y toca todo lo que tiene, y verás si no blasfema contra ti en tu misma presencia. Dijo Jehová a Satanás: He aquí, todo lo que tiene está en tu mano; solamente no pongas tu mano sobre él. Y salió Satanás de delante de Jehová. Y un día aconteció que sus hijos e hijas comían y bebían vino en casa de su hermano el primogénito, y vino un mensajero a Job, y le dijo: Estaban arando los bueyes, y las asnas paciendo cerca de ellos, y acometieron los sabeos y los tomaron, y mataron a los criados a filo de espada; solamente escapé yo para darte la noticia. Aún estaba éste hablando, cuando vino otro que dijo: Fuego de Dios cayó del cielo, que quemó las ovejas y a los pastores, y los consumió; solamente escapé yo para darte la noticia. Todavía estaba éste hablando, y vino otro que dijo: Los caldeos hicieron tres escuadrones, y arremetieron contra los camellos y se los llevaron, y mataron a los criados a filo de espada; y solamente escapé yo para darte la noticia. Entre tanto que éste hablaba, vino otro que dijo: Tus hijos y tus hijas estaban comiendo y bebiendo vino en casa de su hermano el primogénito; y un gran viento vino del lado del desierto y azotó las cuatro esquinas de la casa, la cual cayó sobre los jóvenes, y murieron; y solamente escapé yo para darte la noticia. Entonces Job se levantó, y rasgó su manto, y rasuró su cabeza, y se postró en tierra y adoró, y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito. En todo esto no pecó Job, ni atribuyó a Dios despropósito alguno. Aconteció que otro día vinieron los hijos de Dios para presentarse delante de Jehová, y Satanás vino también entre ellos presentándose delante de Jehová. Y dijo Jehová a Satanás: ¿De dónde vienes? Respondió Satanás a Jehová, y dijo: De rodear la tierra, y de andar por ella. Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal, y que todavía retiene su integridad, aun cuando tú me incitaste contra él para que lo arruinara sin causa? Respondiendo Satanás, dijo a Jehová: Piel por piel, todo lo que el hombre tiene dará por su vida. Pero extiende ahora tu mano, y toca su hueso y su carne, y verás si no blasfema contra ti en tu misma presencia. Y Jehová dijo a Satanás: He aquí, él está en tu mano; mas guarda su vida. Entonces salió Satanás de la presencia de Jehová, e hirió a Job con una sarna maligna desde la planta del pie hasta la coronilla de la cabeza. Y tomaba Job un tiesto para rascarse con él, y estaba sentado en medio de ceniza. Entonces le dijo su mujer: ¿Aún retienes tu integridad? Maldice a Dios, y muérete. Y él le dijo: Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas, has hablado. ¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios.

Libro de Job. Capítulo 1, Versículo 1ss

Traducción de Reina-Valera (Revisión de 1960) | Compáralo con otras versiones

Serie: Sufrimiento

Índice | Siguiente ›


Series de podcasts para descargar:

Series sobre textos específicos

Series sobre libros completos


Suscríbete:

Algunos de nuestros usuarios reconocen escuchar estos PODCAST en familia durante las veladas de la noche, o durante el tiempo que pasan encerrados en el coche, o durante el tiempo que pasan en su habitación a la hora del café,... En cualquier caso reconocen así que apartar un tiempo específico del día o de la semana para reflexionar en la palabra de Dios es una decisión que puede reportar mucho beneficio a sus vidas. Si quieres unirte a ellos rellena este formulario para recibir notificaciones siempre el día antes y un enlace desde el que podrás editar o cancelar tu suscripción siempre que quieras.

Email

Contraseña

Personaliza el tema y la regularidad de tu suscripción

Deseo recibir notificación de actualizaciones de nuevas series: No

Usando este formulario acepto las condiciones


¿Otros canales de suscripción?



Esta selección no habría sido posible sin la valiosa ayuda de Gerson Mariño, Antonio Pedro Campos, Natán de Segovia, Daniela Céspedes, Gabriel Penalva o Luís González entre otros muchos miembros de Grupos Bíblicos Universitarios, Iglesia Evangélica de la Gracia en Barcelona, Iglesia Evangélica Betania en Sevilla y por supuesto Iglesia Cristiana Reformada en Madrid. A todos, ¡gracias!

IGLESIA CRISTIANA REFORMADA
Calle Cesar González Ruano, 25
28027 Madrid (Spain)
Síguela en Web y YouTube

Serie: Sufrimiento

Libro de Job [1/4] Más grande que todos los orientales

Cual era la verdadera paciencia e integridad de Job
Imagen | Podcast


Libro de Job [2/4] Tres amigos de Job

La sabiduría del mundo puede ser necedad para Dios
Imagen | Podcast


Libro de Job [3/4] Entonces respondió Jehová

Las personas somos muy pequeñas e insignificantes delante de Dios
Imagen | Podcast


Libro de Job [4/4] Para siempre

Pasamos la vida evitando enfrentar nuestra mayor tragedia
Imagen | Podcast


Serie completa de Sufrimiento | Todas las series