La reina Vasti destronada (Ernest Normand, 1890)
La reina Vasti destronada (Ernest Normand, 1890) | Máquina del Tiempo (Beta)
: ‹‹ 2 ››

Ester [2] Sentencia contra ella

Libro de Ester. Capítulo 2, Versículo 1ss
por José de Segovia

Escuchar


¿No puedes escucharlo? Prueba el Reproductor #2, Reproductor #3 o el Reproductor #4. También puedes descargar el podcast para oirlo en otro momento o dispositivo

Estando en el exilio es fácil desear que nuestra identidad se confunda:

Tantas veces en este mundo, como los judíos de este historia de Ester, nos sentimos como en tierra ajena. Por un lado es cierto que llevamos aquí mucho tiempo, tanto los dos personajes que se encuentran aquí en este capítulo, Mardoqueo y Ester, llevaban ya más de 100 años en esta tierra. Y claro no es lo mismo cuando uno acaba de llegar a un país, que no sabe ni donde está ni conoce las costumbres, que cuando una ya está viviendo en un país por segunda generación, o incluso por tercera generación. Se alguna forma nuestras raíces y orígenes se empiezan a difuminar. Pero no sabemos exactamente quienes somos. Por un lado queda un recuerdo de dónde hemos llegado, ellos por ejemplo eran judíos, sabían que esa era su identidad, que era un pueblo que había sido llevado allí desde una tierra lejana y que era allí a donde pertenecían. Pero al mismo tiempo, ¿no es cierto que estaban lejos realmente de lo que era el estilo de vida que su pueblo había debido seguir? Las leyes y costumbres del pueblo judío eran explícitas acerca de la necesidad de no mezclarse, integrarse, asumirse con aquellos pueblos que tenían alrededor; pero estos judíos realmente están lejos, como muchos de nosotros, de ser lo que deberíamos ser. Si os fijáis aquí tanto Mardoqueo o Ester tienen un doble nombre o identidad -que es curiosamente lo que ocurría también con Daniel. Algunos de ellos hacen referencia incluso a los dioses del lugar donde estaban como eran como Marduk o Ishtar.

Selección de apuntes:

  1. Mardoqueo y Ester no ponen ningún tipo de regla como Daniel
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  2. Pasamos la vida evitando la oposición a los poderes de este mundo
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  3. Vivimos lejos de nuestra tierra escondiendo a menudo nuestro origen
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  4. Nos entregamos en sus manos cuando ocultamos nuestro origen a los demás
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  5. El Señor es soberano incluso sobre nuestras peores y más equivocadas decisiones
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+ o como imagen
  6. Dios no justifica nuestro mal sino que lo transforma para su propia gloria
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  7. Lo distintivo no es la falta de errores sino el favor inmerecido de Dios
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  8. Las apariencias eran muy importantes ya en el siglo V a.C.
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  9. La providencia es a menudo confundida con la suerte
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  10. Dios tiene una corona inprerecedera y un banquete para nosotros
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  11. Por qué después de lo recibido preferimos seguir sirviendo a los dioses
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+

¡Compártelo!



Exposición utilizada con permiso de y grabada en Madrid, el 18 de Enero de 2015. Consulta los titulares de ese día en El País, El Mundo o ABC.

Texto en el que se basa la exposición:

1 Pasadas estas cosas, sosegada ya la ira del rey Asuero, se acordó de Vasti y de lo que ella había hecho, y de la sentencia contra ella. 2 Y dijeron los criados del rey, sus cortesanos: Busquen para el rey jóvenes vírgenes de buen parecer; 3 y ponga el rey personas en todas las provincias de su reino, que lleven a todas las jóvenes vírgenes de buen parecer a Susa, residencia real, a la casa de las mujeres, al cuidado de Hegai eunuco del rey, guarda de las mujeres, y que les den sus atavíos; 4 y la doncella que agrade a los ojos del rey, reine en lugar de Vasti. Esto agradó a los ojos del rey, y lo hizo así. 5 Había en Susa residencia real un varón judío cuyo nombre era Mardoqueo hijo de Jair, hijo de Simei, hijo de Cis, del linaje de Benjamín; 6 el cual había sido transportado de Jerusalén con los cautivos que fueron llevados con Jeconías rey de Judá, a quien hizo transportar Nabucodonosor rey de Babilonia. 7 Y había criado a Hadasa, es decir, Ester, hija de su tío, porque era huérfana; y la joven era de hermosa figura y de buen parecer. Cuando su padre y su madre murieron, Mardoqueo la adoptó como hija suya. 8 Sucedió, pues, que cuando se divulgó el mandamiento y decreto del rey, y habían reunido a muchas doncellas en Susa residencia real, a cargo de Hegai, Ester también fue llevada a la casa del rey, al cuidado de Hegai guarda de las mujeres. 9 Y la doncella agradó a sus ojos, y halló gracia delante de él, por lo que hizo darle prontamente atavíos y alimentos, y le dio también siete doncellas especiales de la casa del rey; y la llevó con sus doncellas a lo mejor de la casa de las mujeres. 10 Ester no declaró cuál era su pueblo ni su parentela, porque Mardoqueo le había mandado que no lo declarase. 11 Y cada día Mardoqueo se paseaba delante del patio de la casa de las mujeres, para saber cómo le iba a Ester, y cómo la trataban. 12 Y cuando llegaba el tiempo de cada una de las doncellas para venir al rey Asuero, después de haber estado doce meses conforme a la ley acerca de las mujeres, pues así se cumplía el tiempo de sus atavíos, esto es, seis meses con óleo de mirra y seis meses con perfumes aromáticos y afeites de mujeres, 13 entonces la doncella venía así al rey. Todo lo que ella pedía se le daba, para venir ataviada con ello desde la casa de las mujeres hasta la casa del rey. 14 Ella venía por la tarde, y a la mañana siguiente volvía a la casa segunda de las mujeres, al cargo de Saasgaz eunuco del rey, guarda de las concubinas; no venía más al rey, salvo si el rey la quería y era llamada por nombre. 15 Cuando le llegó a Ester, hija de Abihail tío de Mardoqueo, quien la había tomado por hija, el tiempo de venir al rey, ninguna cosa procuró sino lo que dijo Hegai eunuco del rey, guarda de las mujeres; y ganaba Ester el favor de todos los que la veían. 16 Fue, pues, Ester llevada al rey Asuero a su casa real en el mes décimo, que es el mes de Tebet, en el año séptimo de su reinado. 17 Y el rey amó a Ester más que a todas las otras mujeres, y halló ella gracia y benevolencia delante de él más que todas las demás vírgenes; y puso la corona real en su cabeza, y la hizo reina en lugar de Vasti. 18 Hizo luego el rey un gran banquete a todos sus príncipes y siervos, el banquete de Ester; y disminuyó tributos a las provincias, e hizo y dio mercedes conforme a la generosidad real. 19 Cuando las vírgenes eran reunidas la segunda vez, Mardoqueo estaba sentado a la puerta del rey. 20 Y Ester, según le había mandado Mardoqueo, no había declarado su nación ni su pueblo; porque Ester hacía lo que decía Mardoqueo, como cuando él la educaba. 21 En aquellos días, estando Mardoqueo sentado a la puerta del rey, se enojaron Bigtán y Teres, dos eunucos del rey, de la guardia de la puerta, y procuraban poner mano en el rey Asuero. 22 Cuando Mardoqueo entendió esto, lo denunció a la reina Ester, y Ester lo dijo al rey en nombre de Mardoqueo. 23 Se hizo investigación del asunto, y fue hallado cierto; por tanto, los dos eunucos fueron colgados en una horca. Y fue escrito el caso en el libro de las crónicas del rey.

Libro de Ester. Capítulo 2, Versículo 1ss

Traducción de Reina-Valera (Revisión de 1960) | Compáralo con otras versiones

Serie: Ester

‹ Anterior | Índice | Siguiente ›


Series de podcasts para descargar:

Series sobre textos específicos

Series sobre libros completos


Suscríbete:

Algunos de nuestros usuarios reconocen escuchar estos PODCAST en familia durante las veladas de la noche, o durante el tiempo que pasan encerrados en el coche, o durante el tiempo que pasan en su habitación a la hora del café,... En cualquier caso reconocen así que apartar un tiempo específico del día o de la semana para reflexionar en la palabra de Dios es una decisión que puede reportar mucho beneficio a sus vidas. Si quieres unirte a ellos rellena este formulario para recibir notificaciones siempre el día antes y un enlace desde el que podrás editar o cancelar tu suscripción siempre que quieras.

Email

Contraseña

Personaliza el tema y la regularidad de tu suscripción

Deseo recibir notificación de actualizaciones de nuevas series: No

Usando este formulario acepto las condiciones


¿Otros canales de suscripción?



Esta selección no habría sido posible sin la valiosa ayuda de Gerson Mariño, Antonio Pedro Campos, Natán de Segovia, Daniela Céspedes, Gabriel Penalva o Luís González entre otros muchos miembros de Grupos Bíblicos Universitarios, Iglesia Evangélica de la Gracia en Barcelona, Iglesia Evangélica Betania en Sevilla y por supuesto Iglesia Cristiana Reformada en Madrid. A todos, ¡gracias!

IGLESIA CRISTIANA REFORMADA
Calle Cesar González Ruano, 25
28027 Madrid (Spain)
Síguela en Web y YouTube

Serie: Ester

Libro de Ester [1] Desde la India hasta Etiopía

El autor del Libro de Ester se esfuerza en describir la pompa del poder visible
Imagen | Podcast


Libro de Ester [2] Sentencia contra ella

Estando en el exilio es fácil desear que nuestra identidad se confunda
Imagen | Podcast


Libro de Ester [3] Destruir a todos los judíos

¿Es Mardoqueo realmente un héroe que se enfrenta a un villano como Mardoqueo?
Imagen | Podcast


Libro de Ester [4] Ayunad por mí

Dios aparece en el libro de Ester como si estuviese de incógnito
Imagen | Podcast


Libro de Ester [5] Mi petición y mi demanda

Muchas veces la vida nos enseña con angustia cuánto dependemos de otras personas
Imagen | Podcast


Libro de Ester [6] Caerás por cierto delante de él

Dios obra en el mundo y la vida de manera sutil e imperceptible
Imagen | Podcast


Libro de Ester [7] El adversario es este

La vida está llena de silencios y nuestro destino puede parecer el opuesto al que realmente nos aguarda en unas horas
Imagen | Podcast


Libro de Ester [8] Preparados para aquel día

Cuántas veces nos angustiamos viviendo pendientes de un futuro incierto
Imagen | Podcast


Libro de Ester [9] El bienestar de su pueblo

La vida está llena de tragedias, de comedias y de la mano invisible de Dios
Imagen | Podcast


Serie completa de Ester | Todas las series