Los caballos de Neptuno (Walter Crane, 1892)
Los caballos de Neptuno (Walter Crane, 1892) | Máquina del Tiempo (Beta)
: ‹‹ 3

Habacuc [3] Confiando

Libro de Habacuc. Capítulo 3, Versículo 1ss
por José de Segovia

Escuchar


¿No puedes escucharlo? Prueba el Reproductor #2 o el Reproductor #3. También puedes descargar el podcast para oirlo en otro momento o dispositivo

El miedo y la crisis nos enseñan la realidad de cuán débiles somos:

El miedo tiene un poder terrible sobre las personas y la vida del ser humano. ¡Cuántas cosas hacemos por miedo! Y hablar de tiempos de crisis es hablar de una profunda incertidumbre, de una gran inseguridad. ¿Qué confianza podemos tener ante el tiempo que nos viene delante? ¿Qué palabra podemos creer cuando tanto nos han mentido y nos han engañado? ¿A quién escucharemos? ¿En quién basaremos nuestra vida, nuestras expectativas, nuestra confianza, cuando todo parece tan oscuro, tan negro? Hablar de tiempos de crisis es hablar por lo tanto de ese estado y condición natural del hombre que pone en evidencia, en circunstancias especiales, de una forma particular: la inseguridad. Por que ¿no es cierto que cada uno de nosotros venimos a este mundo llenos de incertidumbres? En una tremenda inseguridad de no saber qué va a ser de nosotros. No solamente la vida no está en nuestras manos, ni la salud, ni las fuerzas, sino que no sabemos qué será de nosotros mañana. Y por lo tanto, al volvernos hoy a Dios y a su palabra, por medio de esta oración del profeta Habacuc, nos enfrentamos también desde nuestros miedos a la única certeza y seguridad que podemos tener, que es la que Dios nos da.

Selección de apuntes:

  1. Hay algo a lo que sí debemos temer, a Dios
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  2. Si el mal no es mayor es por la gracia de Dios
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  3. Las buenas noticias de Dios son malas noticias para muchos
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  4. La ira de Dios se levanta contra la impiedad de los hombres
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  5. El dios que no puede matar una mosca es una invención humana
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  6. Si tememos la crisis, deberíamos temer a Dios
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  7. El infierno es la total separación de todo bien en esta vida
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  8. La única esperanza de Habacuc era la revelación de Dios
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  9. Dios no se ha desentendido de nuestros cuerpos y tierras
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  10. Dios releva su ira a través del Cordero
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  11. Lo único que no podemos perder es la vida que recibimos en Cristo
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  12. Cuando no hay nada que esperar tenemos al Dios de nuestra salvación
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  13. Quien tiene a Dios tiene la vida y la vida eterna
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+

¡Compártelo!



Exposición utilizada con permiso de y grabada en Barcelona, el 1 de Diciembre de 2013. Consulta los titulares de ese día en El País, El Mundo o ABC.

Texto en el que se basa la exposición:

Oh Jehová, he oído tu palabra, y temí. Oh Jehová, aviva tu obra en medio de los tiempos, En medio de los tiempos hazla conocer; En la ira acuérdate de la misericordia. Dios vendrá de Temán, Y el Santo desde el monte de Parán. Selah Su gloria cubrió los cielos, Y la tierra se llenó de su alabanza. Y el resplandor fue como la luz; Rayos brillantes salían de su mano, Y allí estaba escondido su poder. Delante de su rostro iba mortandad, Y a sus pies salían carbones encendidos. Se levantó, y midió la tierra; Miró, e hizo temblar las gentes; Los montes antiguos fueron desmenuzados, Los collados antiguos se humillaron. Sus caminos son eternos. He visto las tiendas de Cusán en aflicción; Las tiendas de la tierra de Madián temblaron. ¿Te airaste, oh Jehová, contra los ríos? ¿Contra los ríos te airaste? ¿Fue tu ira contra el mar Cuando montaste en tus caballos, Y en tus carros de victoria? Se descubrió enteramente tu arco; Los juramentos a las tribus fueron palabra segura. Hendiste la tierra con ríos. Te vieron y tuvieron temor los montes; Pasó la inundación de las aguas; El abismo dio su voz, A lo alto alzó sus manos. El sol y la luna se pararon en su lugar; A la luz de tus saetas anduvieron, Y al resplandor de tu fulgente lanza. Con ira hollaste la tierra, Con furor trillaste las naciones. Saliste para socorrer a tu pueblo, Para socorrer a tu ungido. Traspasaste la cabeza de la casa del impío, Descubriendo el cimiento hasta la roca. Selah Horadaste con sus propios dardos las cabezas de sus guerreros, Que como tempestad acometieron para dispersarme, Cuyo regocijo era como para devorar al pobre encubiertamente. Caminaste en el mar con tus caballos, Sobre la mole de las grandes aguas. Oí, y se conmovieron mis entrañas; A la voz temblaron mis labios; Pudrición entró en mis huesos, y dentro de mí me estremecí; Si bien estaré quieto en el día de la angustia, Cuando suba al pueblo el que lo invadirá con sus tropas. Aunque la higuera no florezca, Ni en las vides haya frutos, Aunque falte el producto del olivo, Y los labrados no den mantenimiento, Y las ovejas sean quitadas de la majada, Y no haya vacas en los corrales; Con todo, yo me alegraré en Jehová, Y me gozaré en el Dios de mi salvación. Jehová el Señor es mi fortaleza, El cual hace mis pies como de ciervas, Y en mis alturas me hace andar.

Libro de Habacuc. Capítulo 3, Versículo 1ss

Traducción de Reina-Valera (Revisión de 1960) | Compáralo con otras versiones

Serie: Habacuc

‹ Anterior | Índice |


Series de podcasts para descargar:

Series sobre textos específicos

Series sobre libros completos


Suscríbete:

Algunos de nuestros usuarios reconocen escuchar estos PODCAST en familia durante las veladas de la noche, o durante el tiempo que pasan encerrados en el coche, o durante el tiempo que pasan en su habitación a la hora del café,... En cualquier caso reconocen así que apartar un tiempo específico del día o de la semana para reflexionar en la palabra de Dios es una decisión que puede reportar mucho beneficio a sus vidas. Si quieres unirte a ellos rellena este formulario para recibir notificaciones siempre el día antes y un enlace desde el que podrás editar o cancelar tu suscripción siempre que quieras.

Email

Contraseña

Personaliza el tema y la regularidad de tu suscripción

Deseo recibir notificación de actualizaciones de nuevas series: No

Usando este formulario acepto las condiciones


¿Otros canales de suscripción?



Esta selección no habría sido posible sin la valiosa ayuda de Gerson Mariño, Antonio Pedro Campos, Natán de Segovia, Daniela Céspedes, Gabriel Penalva o Luís González entre otros muchos miembros de Grupos Bíblicos Universitarios, Iglesia Evangélica de la Gracia en Barcelona, Iglesia Evangélica Betania en Sevilla y por supuesto Iglesia Cristiana Reformada en Madrid. A todos, ¡gracias!

IGLESIA CRISTIANA REFORMADA
Calle Cesar González Ruano, 25
28027 Madrid (Spain)
Síguela en Web y YouTube

Serie: Habacuc

Libro de Habacuc [1] Dudando

Habacuc nos enseña que la fe implica también nuestra inseguridad
Imagen | Podcast


Libro de Habacuc [2] Esperando

Esperar es una de las cosas más difíciles en esta vida y es sin embargo a lo que nos llama Habacuc
Imagen | Podcast


Libro de Habacuc [3] Confiando

El miedo y la crisis nos enseñan la realidad de cuán débiles somos
Imagen | Podcast


Serie completa de Habacuc | Todas las series