: ‹‹ 2 ››

Habacuc [2] Esperando

Libro de Habacuc. Capítulo 2, Versículo 1ss
por José de Segovia

Escuchar


¿No puedes escucharlo? Prueba el Reproductor #2, Reproductor #3 o el Reproductor #4. También puedes descargar el podcast para oirlo en otro momento o dispositivo

Esperar es una de las cosas más difíciles en esta vida y es sin embargo a lo que nos llama Habacuc:

Pocas veces en la vida perdemos la noción del tiempo. Basta que estemos ensimismados por algo que enseguida pasa el tiempo y empezamos a mirar, como de reojo, el reloj. Tenemos que estar verdaderamente muy embebidos por algo para no darnos cuenta de que los minutos y las horas pasan. Tal vez en ciertas circunstancias especiales, cuando estamos delante de algo maravilloso, para algunos puede ser la naturaleza, el esplendor que tiene la creación y lo que Dios ha hecho. Otros lo ven precisamente también reflejado en las obras que los seres humanos hacen, bien embebidos en un libro, extasiados escuchando una música, totalmente invadidos por la impresión que le produce una película. Pero ¿quién no ha tenido esa misma experiencia también cuando se ha sentido enamorado, fascinado por otra persona? Y es como si el tiempo no pasara. Te veías embebido por ella, lleno totalmente de ese otro. Pero son excepciones, instantes, momentos transitorios que no se pueden comparar con la realidad general de nuestra vida. El tiempo pasa, a veces nos parece rápido, pero cuando estamos esperando es como si se volviera más lento y despacio que nunca. Estamos aguardando a la expectativa de algo o de alguien y es como si el tiempo fuera todavía mucho más despacio de lo habitual. Esperar es una de las cosas más difíciles en esta vida, pero esto es lo que aquí Habacuc nos dice: tenemos que esperar como ese atalaya, ese guarda del que habla el versículo 1, que sobre la fortaleza afirmaba su pie, en vela,… así ha de ver lo que se le dirá. Lo que Habacuc espera es también lo que nosotros, lo que tú y yo deberíamos también esperar: que es lo que Dios tiene que decirnos.

Selección de apuntes:

  1. La vida está llena de palabras pero sólo la palabra de Dios permanece para siempre
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  2. El creyente lleva sus dudas delante de Dios pero la respuesta a veces se hace esperar
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  3. Dios responde incluso a las palabras de desprecio
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  4. La mente del piadoso duda de que Dios pueda usar incluso al que hace el mal
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  5. Nos equivocamos cuando proyectamos en Dios nuestra propia falta de justicia
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  6. El fracaso nos iguala a todos los seres humanos delante del justo juicio de Dios
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  7. No sólo somos salvos por gracia, también vivimos por gracia
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  8. Es porque él vive que nosotros también viviremos
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  9. Llegará un día en el que todos daremos cuenta de lo que hemos hecho
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  10. Dios levanta imperios y después los hace derrumbar de forma que sólo su gloria puede prevalecer
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  11. Cristo Jesús es el único poder que nos puede librar de nuestros propios ídolos
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  12. El Dios de la Biblia es un Dios que habla, y cuando él habla toda la tierra calla
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  13. Para escuchar a Dios tenemos que empezar callando nosotros
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+

¡Compártelo!



Exposición utilizada con permiso de y grabada en Barcelona, el 30 de Noviembre de 2013. Consulta los titulares de ese día en El País, El Mundo o ABC.

Texto en el que se basa la exposición:

Sobre mi guarda estaré, y sobre la fortaleza afirmaré el pie, y velaré para ver lo que se me dirá, y qué he de responder tocante a mi queja. Y Jehová me respondió, y dijo: Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella. Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará. He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá. Y también, el que es dado al vino es traicionero, hombre soberbio, que no permanecerá; ensanchó como el Seol su alma, y es como la muerte, que no se saciará; antes reunió para sí todas las gentes, y juntó para sí todos los pueblos. Ayes contra los injustos ¿No han de levantar todos éstos refrán sobre él, y sarcasmos contra él? Dirán: !!Ay del que multiplicó lo que no era suyo! ¿Hasta cuándo había de acumular sobre sí prenda tras prenda? ¿No se levantarán de repente tus deudores, y se despertarán los que te harán temblar, y serás despojo para ellos? Por cuanto tú has despojado a muchas naciones, todos los otros pueblos te despojarán, a causa de la sangre de los hombres, y de los robos de la tierra, de las ciudades y de todos los que habitan en ellas. ¡Ay del que codicia injusta ganancia para su casa, para poner en alto su nido, para escaparse del poder del mal! Tomaste consejo vergonzoso para tu casa, asolaste muchos pueblos, y has pecado contra tu vida. Porque la piedra clamará desde el muro, y la tabla del enmaderado le responderá. ¡Ay del que edifica la ciudad con sangre, y del que funda una ciudad con iniquidad! ¿No es esto de Jehová de los ejércitos? Los pueblos, pues, trabajarán para el fuego, y las naciones se fatigarán en vano. Porque la tierra será llena del conocimiento de la gloria de Jehová, como las aguas cubren el mar. ¡Ay del que da de beber a su prójimo! !!Ay de ti, que le acercas tu hiel, y le embriagas para mirar su desnudez! Te has llenado de deshonra más que de honra; bebe tú también, y serás descubierto; el cáliz de la mano derecha de Jehová vendrá hasta ti, y vómito de afrenta sobre tu gloria. Porque la rapiña del Líbano caerá sobre ti, y la destrucción de las fieras te quebrantará, a causa de la sangre de los hombres, y del robo de la tierra, de las ciudades y de todos los que en ellas habitaban. ¿De qué sirve la escultura que esculpió el que la hizo? ¿la estatua de fundición que enseña mentira, para que haciendo imágenes mudas confíe el hacedor en su obra? ¡Ay del que dice al palo: Despiértate; y a la piedra muda: Levántate! ¿Podrá él enseñar? He aquí está cubierto de oro y plata, y no hay espíritu dentro de él. Mas Jehová está en su santo templo; calle delante de él toda la tierra.

Libro de Habacuc. Capítulo 2, Versículo 1ss

Traducción de Reina-Valera (Revisión de 1960) | Compáralo con otras versiones

Serie: Habacuc

‹ Anterior | Índice | Siguiente ›


Series de podcasts para descargar:

Series sobre textos específicos

Series sobre libros completos


Suscríbete:

Algunos de nuestros usuarios reconocen escuchar estos PODCAST en familia durante las veladas de la noche, o durante el tiempo que pasan encerrados en el coche, o durante el tiempo que pasan en su habitación a la hora del café,... En cualquier caso reconocen así que apartar un tiempo específico del día o de la semana para reflexionar en la palabra de Dios es una decisión que puede reportar mucho beneficio a sus vidas. Si quieres unirte a ellos rellena este formulario para recibir notificaciones siempre el día antes y un enlace desde el que podrás editar o cancelar tu suscripción siempre que quieras.

Email

Contraseña

Personaliza el tema y la regularidad de tu suscripción

Deseo recibir notificación de actualizaciones de nuevas series: No

Usando este formulario acepto las condiciones


¿Otros canales de suscripción?



Esta selección no habría sido posible sin la valiosa ayuda de Gerson Mariño, Antonio Pedro Campos, Natán de Segovia, Daniela Céspedes, Gabriel Penalva o Luís González entre otros muchos miembros de Grupos Bíblicos Universitarios, Iglesia Evangélica de la Gracia en Barcelona, Iglesia Evangélica Betania en Sevilla y por supuesto Iglesia Cristiana Reformada en Madrid. A todos, ¡gracias!

IGLESIA CRISTIANA REFORMADA
Calle Cesar González Ruano, 25
28027 Madrid (Spain)
Síguela en Web y YouTube

Serie: Habacuc

Libro de Habacuc [1] Dudando

Habacuc nos enseña que la fe implica también nuestra inseguridad
Imagen | Podcast


Libro de Habacuc [2] Esperando

Esperar es una de las cosas más difíciles en esta vida y es sin embargo a lo que nos llama Habacuc
Imagen | Podcast


Libro de Habacuc [3] Confiando

El miedo y la crisis nos enseñan la realidad de cuán débiles somos
Imagen | Podcast


Serie completa de Habacuc | Todas las series