: ‹‹ 4 ››

Daniel [04/14] Presentes e incienso

Libro de Daniel. Capítulo 4, Versículo 31-47
por José de Segovia

Escuchar


¿No puedes escucharlo? Prueba el Reproductor #2 o el Reproductor #3. También puedes descargar el podcast para oirlo en otro momento o dispositivo

Tardamos muy poco en darnos cuenta de lo enormemente frágiles que somos:

Ciertamente ¡qué pequeños somos! Hay veces que nos parece que podemos hacer muchas cosas, que la vida está llena de posibilidades, pero basta un poco de tiempo, unos cuantos años, para darse cuenta de lo enormemente frágiles que somos. Realmente la experiencia, enseña duramente, y a algunos desde muy jóvenes, lo limitados y finitos, lo absolutamente impotentes, que tantas veces nos sentimos. Se ha dicho muchas veces que la necesidad que tenemos de tales ídolos, el servicio y la ambición con la cual buscamos hasta el poder y la gloria que muchos han ambicionado, viene finalmente de ese sentimiento de desprotección, de inseguridad. Es conocida que la biografía de los grandes tiranos que han dominado en la historia, nos muestra seres fundamentalmente débiles, pequeños, inseguros, gente incapaz de poderse enfrentar a la vida y con una necesidad angustiosa, por lo tanto, de poder para compensar ese sentimiento aplastante de finitud. Las grandes ideologías que se han construido también, no solamente en torno a estos tiranos, sino los sueños de una sociedad mejor tienen ese mismo carácter idolátrico... Pero la realidad no es como tantas veces la esperamos y llegamos a veces a la conclusión de que en este sistema, de que esta vida hay algunas leyes. Unas leyes que dominan la economía y la sociedad por las cuales todo se tiene que ajustar de alguna forma extraña... La realidad es que ambos sistemas parten de un presupuesto equivocado. La idea de que no solamente de que el hombre en esencia es un elemento productivo, que viene para consumir o producir a este mundo, y que su trabajo es lo que le da significado, sino la desconfianza -si nos fijamos- de que haya un Dios que gobierne esta vida.

Selección de apuntes:

  1. La idolatría es encontrar un sustituto de Dios
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  2. Quien piense que gobernará siempre tiene sus días contados
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  3. La aflicción te ayudará a saber si hay un ídolo en tu vida
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+ o como imagen
  4. Dios es quien tiene todo poder y autoridad
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+ o como imagen
  5. Caemos para poder volver a levantarnos
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+ o como imagen
  6. Restaurar es el propósito de toda disciplina de Dios
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+ o como imagen
  7. Nos hacemos semejantes a aquello que admiramos
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+ o como imagen
  8. El hombre es capaz de cualquier cosa dependiendo de las circunstancias
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  9. La única solución a nuestros problemas pasa por la humillación
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  10. Dios quiere darnos un nuevo corazón
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  11. En sus manos estaremos más seguros de lo que nunca podremos estarlo
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+

¡Compártelo!



Exposición utilizada con permiso de y grabada en Barcelona, el 22 de Junio de 2011. Consulta los titulares de ese día en El País, El Mundo o ABC.

Texto en el que se basa la exposición:

′Tú, oh rey, veías, y he aquí una gran imagen. Esta imagen, que era muy grande, y cuya gloria era muy sublime, estaba en pie delante de ti, y su aspecto era terrible. La cabeza de esta imagen era de oro fino; su pecho y sus brazos, de plata; su vientre y sus muslos, de bronce; sus piernas, de hierro; sus pies, en parte de hierro y en parte de barro cocido. Estabas mirando, hasta que una piedra fue cortada, no con mano, e hirió a la imagen en sus pies de hierro y de barro cocido, y los desmenuzó. Entonces fueron desmenuzados también el hierro, el barro cocido, el bronce, la plata y el oro, y fueron como tamo de las eras del verano, y se los llevó el viento sin que de ellos quedara rastro alguno. Mas la piedra que hirió a la imagen fue hecha un gran monte que llenó toda la tierra. Este es el sueño; también la interpretación de él diremos en presencia del rey. Tú, oh rey, eres rey de reyes; porque el Dios del cielo te ha dado reino, poder, fuerza y majestad. Y dondequiera que habitan hijos de hombres, bestias del campo y aves del cielo, él los ha entregado en tu mano, y te ha dado el dominio sobre todo; tú eres aquella cabeza de oro. Y después de ti se levantará otro reino inferior al tuyo; y luego un tercer reino de bronce, el cual dominará sobre toda la tierra. Y el cuarto reino será fuerte como hierro; y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas, desmenuzará y quebrantará todo. Y lo que viste de los pies y los dedos, en parte de barro cocido de alfarero y en parte de hierro, será un reino dividido; mas habrá en él algo de la fuerza del hierro, así como viste hierro mezclado con barro cocido. Y por ser los dedos de los pies en parte de hierro y en parte de barro cocido, el reino será en parte fuerte, y en parte frágil. Así como viste el hierro mezclado con barro, se mezclarán por medio de alianzas humanas; pero no se unirán el uno con el otro, como el hierro no se mezcla con el barro. Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre, de la manera que viste que del monte fue cortada una piedra, no con mano, la cual desmenuzó el hierro, el bronce, el barro, la plata y el oro. El gran Dios ha mostrado al rey lo que ha de acontecer en lo por venir; y el sueño es verdadero, y fiel su interpretación. Entonces el rey Nabucodonosor se postró sobre su rostro y se humilló ante Daniel, y mandó que le ofreciesen presentes e incienso. El rey habló a Daniel, y dijo: Ciertamente el Dios vuestro es Dios de dioses, y Señor de los reyes, y el que revela los misterios, pues pudiste revelar este misterio.′

Libro de Daniel. Capítulo 4, Versículo 31-47

Traducción de Reina-Valera (Revisión de 1960) | Compáralo con otras versiones

Serie: Daniel

‹ Anterior | Índice | Siguiente ›


Series de podcasts para descargar:

Series sobre textos específicos

Series sobre libros completos


Suscríbete:

Algunos de nuestros usuarios reconocen escuchar estos PODCAST en familia durante las veladas de la noche, o durante el tiempo que pasan encerrados en el coche, o durante el tiempo que pasan en su habitación a la hora del café,... En cualquier caso reconocen así que apartar un tiempo específico del día o de la semana para reflexionar en la palabra de Dios es una decisión que puede reportar mucho beneficio a sus vidas. Si quieres unirte a ellos rellena este formulario para recibir notificaciones siempre el día antes y un enlace desde el que podrás editar o cancelar tu suscripción siempre que quieras.

Email

Contraseña

Personaliza el tema y la regularidad de tu suscripción

Deseo recibir notificación de actualizaciones de nuevas series: No

Usando este formulario acepto las condiciones


¿Otros canales de suscripción?



Esta selección no habría sido posible sin la valiosa ayuda de Gerson Mariño, Antonio Pedro Campos, Natán de Segovia, Daniela Céspedes, Gabriel Penalva o Luís González entre otros muchos miembros de Grupos Bíblicos Universitarios, Iglesia Evangélica de la Gracia en Barcelona, Iglesia Evangélica Betania en Sevilla y por supuesto Iglesia Cristiana Reformada en Madrid. A todos, ¡gracias!

IGLESIA CRISTIANA REFORMADA
Calle Cesar González Ruano, 25
28027 Madrid (Spain)
Síguela en Web y YouTube

Serie: Daniel

Libro de Daniel [01/14] Por los ríos de Babilonia

La palabra profética nos invita a mirar la vida y la realidad con otros ojos
Imagen | Podcast


Libro de Daniel [02/14] Un reino inconmovible

No dependemos de nuestras debilidades, circunstancias o condiciones sino que dependemos del único Dios
Imagen | Podcast


Libro de Daniel [03/14] En el fuego

Desde el principio de este libro de lo que se nos habla es de que en esta vida y en este mundo hay una lucha
Imagen | Podcast


Libro de Daniel [04/14] Presentes e incienso

Tardamos muy poco en darnos cuenta de lo enormemente frágiles que somos
Imagen | Podcast


Libro de Daniel [05/14] Momentos Reveladores

No aprendemos de la historia a pesar de nuestras mejores intenciones
Imagen | Podcast


Libro de Daniel [07/14] Apocalipsis ahora: El triunfo del hijo del hombre

¿Cómo interpretar, entender y leer estas imágenes proféticas?
Imagen | Podcast


Libro de Daniel [08/14] Viviendo en valle de sombra de muerte

Nuestra vida nos parece un enigma pero Dios no está lejos
Imagen | Podcast


Libro de Daniel [09/14] Espantado a causa de la visión, y no la entendía

Debemos esperar el reino de Dios, mirar hacia adelante y sobre todo actuar en el presente
Imagen | Podcast


Libro de Daniel [10/14] El secreto de la oración

Se ha escrito mucho sobre el poder de la oración pero lejos muchas veces de la simplicidad de la Biblia
Imagen | Podcast


Libro de Daniel [11/14] Esperanza en la oscuridad

Nuestra impaciencia no parece encajar con el tiempo de Dios, el creador, el soberano
Imagen | Podcast


Libro de Daniel [12/14] Guerra espiritual

Nuestra vida está marcada por la lucha y no podemos cerrar los ojos ante esa realidad
Imagen | Podcast


Libro de Daniel [13/14] Qué nos enseña la historia

Las mismas miserias se encuentran a lo largo de los siglos pero lo que aquí encontramos es la historia según Dios
Imagen | Podcast


Libro de Daniel [14/14] De aqui a la eternidad

La única esperanza que tenemos cada uno de nosotros es ser hechos de nuevo, recreados
Imagen | Podcast


Serie completa de Daniel | Todas las series