: ‹‹ 19 ››

Efesios [19/32] Haciendo con sus manos lo que es bueno

Epístola a los Efesios. Capítulo 4, Versículo 28
por José de Segovia

Escuchar


¿No puedes escucharlo? Prueba el Reproductor #2, Reproductor #3 o el Reproductor #4. También puedes descargar el podcast para oirlo en otro momento o dispositivo

Por el egoismo nos convertimos en esclavos de los bienes que han sido dados para nuestro servicio:

‘Habíase una vez un rey que construyó una inmensa corte en torno suyo. En su inmenso palacio, con todo lujo, tenía todo tipo de servidores. Entre los servidores estableció a algunos con más responsabilidad que otras y había así personas que tenían responsabilidad sobre ejércitos, sobre fuerzas del orden, sobre administradores y servidores en su casa, comisarios, mariscales, ministros,… servían a aquel señor y rey que había construido un gran reino en torno suyo. Y un día buscó a alguien que pudiera tomar su lugar, alguien que fuera en cierta forma un substituto suyo, y buscó a alguien aparentemente sorprendente: un campesino, un hombre sencillo, humilde, que trabajaba en el campo, decidió aquel señor que podía ser su substituto. Y así, por la gracia suya, empezó a servir como substituto. Le dio también así poder y dominio sobre todo su reino y sobre los servidores de él. Y al principio todo fue bien, pero como ocurre en todos los cuentos, llega un día en el que la cosa cambia. Y ese día fue cuando empezó a pensar otra cosa. El substituto empezó a pensar: ′Bueno y ¿por qué tengo yo que gobernar por la gracia de mi señor? Si tengo dominio ahora sobre su reino, si puedo mandar y sus servidores me obedecen, ¿por qué tengo que seguir actuando como si todo poder y autoridad viniera solamente por su gracia?′. Y así empezó a tomar la iniciativa por cuenta suya, a actuar realmente como si no señoreara por la gracia de otro. Y al principio vemos que le obedecieron pero luego, poco después, algunos empezaron a cuestionarle. Y así ministros, comisarios, personas que tenía bajo su autoridad empezaron a decir: ′¿Y por qué tengo yo que servir a este campesino? Yo al fin y al cabo a quien he dado mi lealtad y he prometido obediencia es a mi señor el rey, no a este hombre, que es simplemente un substituto′. Y poco a poco las protestas y las críticas aumentaron hasta llegar el día en el que hubo una abierta rebelión y finalmente el substituto acabó en la cárcel’... Esta historia nos muestra una realidad que tiene que ver con toda nuestra vida. Dios ha puesto siervos en su reino, siervos que son poderosos, que tienen autoridad y poder para poder actuar en esta vida. Eso son posesiones, bienes que tenemos, como es también la propia autoridad, el poder, la sexualidad, tantos dones y regalos que Dios ha dado a los hombres que ha puesto en substitución suya para señorear sobre este mundo. Y estos son siervos, no lo olvidemos, son siervos. Y cuando vivimos bajo la gracia del Señor estos siervos son útiles, pueden realmente servir a su propósito, y la autoridad, el poder, las posesiones, el sexo, todas estas cosas, cuando actúan a nuestro servicio viviendo bajo su gracia, tienen una gran utilidad. Pero cuando el hombre y la mujer deja de vivir como si no estuvieran bajo su gracia y empieza a tomar su propia iniciativa, deja de ser señor para convertirse en esclavo. Ya sabemos lo que uno sufre cuando se convierte en siervo de aquellas cosas que debían servirle a él. Entonces la autoridad se convierte en dictadura, el poder se convierte en violencia, el sexo se convierte en explotación y las posesiones y bienes dominan sobre nuestra vida y nos controlan. Y por lo tanto aquello que había sido designado por Dios y determinado para que estuviera a nuestro servicio deja de tener ese fin y en vez de ser un buen servidor se convierte en un terrible señor para nuestra vida.

Selección de apuntes:

  1. Debemos de trabajar en lugar de robar
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  2. No nos podemos librar de la avaricia consiguiendo la pobreza
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  3. El cristianismo no es para las buenas personas
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  4. Los efectos de la nueva vida en Cristo no son automáticos e inmediatos
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  5. El trabajo no es un mal necesario sino que dignifica a las personas
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  6. El trabajo es muy importante en la nueva vida en Cristo
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  7. Tenemos una comisión real de ser mayordomos sobre lo que hemos recibido
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  8. El que recibe la nueva vida de Cristo tiene una deuda de generosidad con su prójimo
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  9. El trabajo nos permite ser generosos con los que padecen necesidad
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  10. El señor Jesús compartió con su muerte para suplir lo que no teníamos nosotros
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+

¡Compártelo!



Exposición utilizada con permiso de y grabada en Madrid, el 12 de Septiembre de 2004. Consulta los titulares de ese día en El País, El Mundo o ABC.

Texto en el que se basa la exposición:

El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad

Epístola a los Efesios. Capítulo 4, Versículo 28

Traducción de Reina-Valera (Revisión de 1960) | Compáralo con otras versiones

Serie: Efesios

‹ Anterior | Índice | Siguiente ›


Series de podcasts para descargar:

Series sobre textos específicos

Series sobre libros completos


Suscríbete:

Algunos de nuestros usuarios reconocen escuchar estos PODCAST en familia durante las veladas de la noche, o durante el tiempo que pasan encerrados en el coche, o durante el tiempo que pasan en su habitación a la hora del café,... En cualquier caso reconocen así que apartar un tiempo específico del día o de la semana para reflexionar en la palabra de Dios es una decisión que puede reportar mucho beneficio a sus vidas. Si quieres unirte a ellos rellena este formulario para recibir notificaciones siempre el día antes y un enlace desde el que podrás editar o cancelar tu suscripción siempre que quieras.

Email

Contraseña

Personaliza el tema y la regularidad de tu suscripción

Deseo recibir notificación de actualizaciones de nuevas series: No

Usando este formulario acepto las condiciones


¿Otros canales de suscripción?



Esta selección no habría sido posible sin la valiosa ayuda de Gerson Mariño, Antonio Pedro Campos, Natán de Segovia, Daniela Céspedes, Gabriel Penalva o Luís González entre otros muchos miembros de Grupos Bíblicos Universitarios, Iglesia Evangélica de la Gracia en Barcelona, Iglesia Evangélica Betania en Sevilla y por supuesto Iglesia Cristiana Reformada en Madrid. A todos, ¡gracias!

IGLESIA CRISTIANA REFORMADA
Calle Cesar González Ruano, 25
28027 Madrid (Spain)
Síguela en Web y YouTube

Serie: Efesios

Epístola a los Efesios [02/32] Nos escogió en él

Creemos a menudo que todo depende de nosotros pero la Biblia nos habla en primer lugar de Dios
Imagen | Podcast


Epístola a los Efesios [03/32] Redención

El hombre se cree libre cuando es esclavo de muchas responsabilidades y en última instancia de lo que la Biblia llama pecado
Imagen | Podcast


Epístola a los Efesios [04/32] Dándonos a conocer el misterio

La tumba de Jesús continúa vacía a pesar de la incredulidad que despierta su resurrección
Imagen | Podcast


Epístola a los Efesios [05/32] Conforme al propósito

La infidelidad es un problema común a todos los hombres
Imagen | Podcast


Epístola a los Efesios [06/32] Vuestra salvación

La salvación no es simplemente una experiencia
Imagen | Podcast


Epístola a los Efesios [07/32] Alumbrando los ojos

¿Qué es lo que debemos pedir al Señor?
Imagen | Podcast


Epístola a los Efesios [08/32] Estando nosotros muertos

¿Es el mensaje de Dios optimista o pesimista?
Imagen | Podcast


Epístola a los Efesios [09/32] Derribando la pared intermedia de separación

La humanidad necesita buena voluntad para alcanzar la armonía pero la Biblia nos anuncia que somos incapaces de producirla
Imagen | Podcast


Epístola a los Efesios [10/32] La principal piedra del ángulo

Tenemos que discernir la diferencia que hay entre nuestros pensamientos y los pensamientos de Dios a la luz de su palabra
Imagen | Podcast


Epístola a los Efesios [11/32] Copartícipes de la promesa

A lo largo de los siglos el hombre ha pretendido vivir la fe cristiana independientemente de la iglesia
Imagen | Podcast


Epístola a los Efesios [12/32] A Él sea la gloria

La oración es la relación más íntima y profunda que el hombre puede tener con Dios
Imagen | Podcast


Epístola a los Efesios [13/32] La unidad del Espíritu

Qué tipo de unidad es la que se ha de vivir en cada comunidad de creyentes
Imagen | Podcast


Epístola a los Efesios [14/32] La edificación del cuerpo de Cristo

En contraste al continuo levantar y caer de las diferentes propuestas humanas de un nuevo mundo la obra de Cristo continúa en pie
Imagen | Podcast


Epístola a los Efesios [15/32] En la vanidad de su mente

El agradecimiento que los seres humanos podemos mostrar a Dios, por naturaleza, dura tan poco como nuestras propias emociones
Imagen | Podcast


Epístola a los Efesios [16/32] Viciado conforme a los deseos engañosos

La historia Dr. Jekyll y Mr. Hyde propone que no es tan difícil que en una misma persona confluyan los opuestos
Imagen | Podcast


Epístola a los Efesios [17/32] Desechando la mentira

La mentira no es algo exclusivo del Diablo
Imagen | Podcast


Epístola a los Efesios [18/32] Airaos, pero no pequéis

Acercarnos a la figura de Jesús honestamente debería resultarnos fascinante y sobrecogedor
Imagen | Podcast


Epístola a los Efesios [19/32] Haciendo con sus manos lo que es bueno

Por el egoismo nos convertimos en esclavos de los bienes que han sido dados para nuestro servicio
Imagen | Podcast


Epístola a los Efesios [20/32] Gracia a los oyentes

La palabra es una capacidad singular que el hombre tiene
Imagen | Podcast


Serie completa de Efesios | Todas las series