Paisaje con Arco Iris (Caspar David Friedrich, 1810)
Paisaje con Arco Iris (Caspar David Friedrich, 1810) | Máquina del Tiempo (Beta)
: ‹‹ 19 ››

Reyes II [19/31] El trono de Israel

Segundo libro de los Reyes. Capítulo 13, Versículo 1-25
por José de Segovia

Escuchar


¿No puedes escucharlo? Prueba el Reproductor #2 o el Reproductor #3. También puedes descargar el podcast para oirlo en otro momento o dispositivo

El asombro y la admiración que se esconde detrás de la normalidad:

Muchas veces las cosas aparentemente más habituales de la vida, desvelan sin embargo detrás de ellas las realidades más profundas de lo que realmente significa estar en este mundo. Cuántas veces estamos ciegos realmente ante aquello que nos parece rutinario y normal; y no vemos el significado que tiene realmente lo que hay detrás. Así normalmente en esta vida apreciamos las cosas cuando no las tenemos. Cuando, percibimos su ausencia de aquellos que no están ya a nuestro lado, es cuando reconocemos lo que importan esas personas para nosotros. Y tenemos siempre esa dificultad, por la cual muchas veces pasan por delante de nuestros sentidos las cosas verdaderamente importantes de la vida. Y la palabra de Dios lo muestra una y otra vez. Podemos leer la Biblia y textos como este, y al encontrarnos con una fórmula como la que encontramos en nuestro capítulo 13 en el Segundo libro de Reyes, parece que llegamos a algo rutinario, habitual, que realmente, una y otra vez se repite a lo largo de este libro, y no vemos ya el asombro ni admiración ante ello. Pero comparar sólamente lo que dice el capítulo 10, versículo 30, de este libro, y veréis qué significado tiene nuestro capítulo.

Selección de apuntes:

  1. Es por la fidelidad de Dios que podemos levantarnos cada mañana
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  2. Continuamente vemos que Dios responde con bien a hombres malos e ingratos
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  3. La bondad de Dios debería hacernos personas nuevas
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  4. Queremos que Dios resuelva nuestros problemas pero que no cambie nuestra vida
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  5. Las promesas de Dios deberían entusiasmarnos
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  6. El pueblo de Dios es aquel que tiene esperanza de vida
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  7. Es por amor a sus promesas que Dios da bien por mal
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  8. No hay nada tan fiable como que Dios cumplirá su palabra
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+ o como imagen

¡Compártelo!



Exposición utilizada con permiso de y grabada en Madrid, el 7 de Junio de 2007. Consulta los titulares de ese día en El País, El Mundo o ABC.

Texto en el que se basa la exposición:

En el año veintitrés de Joás hijo de Ocozías, rey de Judá, comenzó a reinar Joacaz hijo de Jehú sobre Israel en Samaria; y reinó diecisiete años. E hizo lo malo ante los ojos de Jehová, y siguió en los pecados de Jeroboam hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel; y no se apartó de ellos. Y se encendió el furor de Jehová contra Israel, y los entregó en mano de Hazael rey de Siria, y en mano de Ben-adad hijo de Hazael, por largo tiempo. Mas Joacaz oró en presencia de Jehová, y Jehová lo oyó; porque miró la aflicción de Israel, pues el rey de Siria los afligía. (Y dio Jehová salvador a Israel, y salieron del poder de los sirios; y habitaron los hijos de Israel en sus tiendas, como antes. Con todo eso, no se apartaron de los pecados de la casa de Jeroboam, el que hizo pecar a Israel; en ellos anduvieron; y también la imagen de Asera permaneció en Samaria.) Porque no le había quedado gente a Joacaz, sino cincuenta hombres de a caballo, diez carros, y diez mil hombres de a pie; pues el rey de Siria los había destruido, y los había puesto como el polvo para hollar. El resto de los hechos de Joacaz, y todo lo que hizo, y sus valentías, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Israel? Y durmió Joacaz con sus padres, y lo sepultaron en Samaria, y reinó en su lugar Joás su hijo. Reinado de Joás de Israel El año treinta y siete de Joás rey de Judá, comenzó a reinar Joás hijo de Joacaz sobre Israel en Samaria; y reinó dieciséis años. E hizo lo malo ante los ojos de Jehová; no se apartó de todos los pecados de Jeroboam hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel; en ellos anduvo. Los demás hechos de Joás, y todo lo que hizo, y el esfuerzo con que guerreó contra Amasías rey de Judá, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Israel? Y durmió Joás con sus padres, y se sentó Jeroboam sobre su trono; y Joás fue sepultado en Samaria con los reyes de Israel. Estaba Eliseo enfermo de la enfermedad de que murió. Y descendió a él Joás rey de Israel, y llorando delante de él, dijo: ¡Padre mío, padre mío, carro de Israel y su gente de a caballo! Y le dijo Eliseo: Toma un arco y unas saetas. Tomó él entonces un arco y unas saetas. Luego dijo Eliseo al rey de Israel: Pon tu mano sobre el arco. Y puso él su mano sobre el arco. Entonces puso Eliseo sus manos sobre las manos del rey, y dijo: Abre la ventana que da al oriente. Y cuando él la abrió, dijo Eliseo: Tira. Y tirando él, dijo Eliseo: Saeta de salvación de Jehová, y saeta de salvación contra Siria; porque herirás a los sirios en Afec hasta consumirlos. Y le volvió a decir: Toma las saetas. Y luego que el rey de Israel las hubo tomado, le dijo: Golpea la tierra. Y él la golpeó tres veces, y se detuvo. Entonces el varón de Dios, enojado contra él, le dijo: Al dar cinco o seis golpes, hubieras derrotado a Siria hasta no quedar ninguno; pero ahora sólo tres veces derrotarás a Siria. Y murió Eliseo, y lo sepultaron. Entrado el año, vinieron bandas armadas de moabitas a la tierra. Y aconteció que al sepultar unos a un hombre, súbitamente vieron una banda armada, y arrojaron el cadáver en el sepulcro de Eliseo; y cuando llegó a tocar el muerto los huesos de Eliseo, revivió, y se levantó sobre sus pies. Hazael, pues, rey de Siria, afligió a Israel todo el tiempo de Joacaz. Mas Jehová tuvo misericordia de ellos, y se compadeció de ellos y los miró, a causa de su pacto con Abraham, Isaac y Jacob; y no quiso destruirlos ni echarlos de delante de su presencia hasta hoy. Y murió Hazael rey de Siria, y reinó en su lugar Ben-adad su hijo. Y volvió Joás hijo de Joacaz y tomó de mano de Ben-adad hijo de Hazael las ciudades que éste había tomado en guerra de mano de Joacaz su padre. Tres veces lo derrotó Joás, y restituyó las ciudades a Israel.

Segundo libro de los Reyes. Capítulo 13, Versículo 1-25

Traducción de Reina-Valera (Revisión de 1960) | Compáralo con otras versiones

Serie: Reyes II

‹ Anterior | Índice | Siguiente ›


Series de podcasts para descargar:

Series sobre textos específicos

Series sobre libros completos


Suscríbete:

Algunos de nuestros usuarios reconocen escuchar estos PODCAST en familia durante las veladas de la noche, o durante el tiempo que pasan encerrados en el coche, o durante el tiempo que pasan en su habitación a la hora del café,... En cualquier caso reconocen así que apartar un tiempo específico del día o de la semana para reflexionar en la palabra de Dios es una decisión que puede reportar mucho beneficio a sus vidas. Si quieres unirte a ellos rellena este formulario para recibir notificaciones siempre el día antes y un enlace desde el que podrás editar o cancelar tu suscripción siempre que quieras.

Email

Contraseña

Personaliza el tema y la regularidad de tu suscripción

Deseo recibir notificación de actualizaciones de nuevas series: No

Usando este formulario acepto las condiciones


¿Otros canales de suscripción?



Esta selección no habría sido posible sin la valiosa ayuda de Antonio Pedro Campos, Natán de Segovia, Daniela Céspedes, Gabriel Penalva o Luís González entre otros muchos miembros de Grupos Bíblicos Universitarios, Iglesia Evangélica de la Gracia en Barcelona, Iglesia Evangélica Betania en Sevilla y por supuesto Iglesia Cristiana Reformada en Madrid. A todos, ¡gracias!

IGLESIA CRISTIANA REFORMADA
Calle Cesar González Ruano, 25
28027 Madrid (Spain)
Síguela en Web y YouTube

Serie: Reyes II

Segundo libro de los Reyes [02/31] Jehová te quitará hoy a tu señor

A menudo nos parece imposible concebir la vida sin alguien en particular
Imagen | Podcast


Segundo libro de los Reyes [04/31] Tres reyes para entregarlos

El Señor demanda una entrega total a su voluntad
Imagen | Podcast


Segundo libro de los Reyes [05/31] Ha venido el acreedor

Abandonando la ley de Dios traemos miseria para nosotros y para los demás
Imagen | Podcast


Segundo libro de los Reyes [06/31] Que no te burlases de mí

¿Por qué Dios da algo para quitarlo después?
Imagen | Podcast


Segundo libro de los Reyes [07/31] La olla del potaje

La vida está llena de sorpresas y desconciertos
Imagen | Podcast


Segundo libro de los Reyes [08/31] Comerán, y sobrará

Llegamos a conocer la verdad de las cosas cuando conocemos nuestros límites
Imagen | Podcast


Segundo libro de los Reyes [09/31] ¿Soy yo Dios?

Nuestra necesidad es mucho mayor de lo que nos imaginamos
Imagen | Podcast


Segundo libro de los Reyes [10/31] El hacha en el agua

Hay quien se toma bastante libertad al interpretar la Biblia
Imagen | Podcast


Segundo libro de los Reyes [11/31] Carros de fuego

La vida es mucho más de lo que vemos con nuestros propios ojos
Imagen | Podcast


Segundo libro de los Reyes [12/31] Sitió a Samaria

En una situación de desesperación fácilmente sale de nosotros nuestra peor parte
Imagen | Podcast


Segundo libro de los Reyes [13/31] Cuando habían pasado los siete años

Aunque no sepamos muchas veces por qué, las cosas no se producen por casualidad sino por causalidad
Imagen | Podcast


Segundo libro de los Reyes [14/31] Una hija de Acab

El matrimonio es una de las decisiones que más puede marcar nuestras vidas
Imagen | Podcast


Segundo libro de los Reyes [15/31] ¿Esta es Jezabel?

Muchos acontecimientos no dejan de sorprendernos a pesar de haber sido largamente anunciados
Imagen | Podcast


Segundo libro de los Reyes [16/31] Ponedlas en dos montones

La historia da testimonio de muchos exterminios pero hay algo en particular que podemos aprender de este
Imagen | Podcast


Segundo libro de los Reyes [17/31] Su hijo era muerto

Hay un poder mayor que el de la oscuridad
Imagen | Podcast


Segundo libro de los Reyes [18/31] Todo el tiempo

En la rutina no vemos el asombro de la vida
Imagen | Podcast


Segundo libro de los Reyes [19/31] El trono de Israel

El asombro y la admiración que se esconde detrás de la normalidad
Imagen | Podcast


Segundo libro de los Reyes [20/31] No como David

Dios no valora la prosperidad de la misma forma que lo hacen los hombres
Imagen | Podcast


Serie completa de Reyes II | Todas las series