Nómadas del desierto en Canaan durante la temprana edad Edad de Bronce (Cutting Edge Miniatures, 2010)
Nómadas del desierto en Canaan durante la temprana edad Edad de Bronce (Cutting Edge Miniatures, 2010) | Máquina del Tiempo (Beta)
: ‹‹ 32 ››

Reyes I [32/34] La heredad de mis padres

Primer libro de los Reyes. Capítulo 21
por José de Segovia

Escuchar


¿No puedes escucharlo? Prueba el Reproductor #2 o el Reproductor #3. También puedes descargar el podcast para oirlo en otro momento o dispositivo

La ambición y las ofertas imposibles de rechazar no gobiernan la vida de todas las personas:

Seguramente casi todos habréis oído, de niños por lo menos, de la historia de Aladino. Viene del famoso libro ′Las mil y una noches′, uno de los libros donde ha quedado toda la sabiduría oriental mostrada y reflejada en una serie de cuentos que han llegado a ser conocidos para muchas generaciones ya. El cuento de Aladino nos habla de esta lámpara maravillosa, se llama así de hecho, ′Aladino y la lámpara maravillosa′ y nos habla de la ambición, la ambición por la cual siempre uno busca más de lo que tiene y lo que sería el sueño y la ilusión de toda persona: poderse encontrar un genio como el de aquella lámpara que te diera todo aquello que tú le pidieras. Y la historia del final de Aladino sin embargo no aparece en muchas de las versiones infantiles ni aparece por supuesto en la película de Walt Disney. Es como con muchos cuentos parte de la historia lo que nos han contado, falta otro lado, el lado patético generalmente de estos relatos, que suele ser bastante oscuro muchas veces en los cuentos infantiles. Es la historia de cómo acaba finalmente Aladino: Aladino pierde la lámpara y no puede conseguir lo que quiere y el cuadro patético del final de la historia de las mil y una noches de Aladino es él recorriendo las calles y diciendo ′cambio lámparas nuevas′ que trae ofreciéndolas a la gente por una lámpara vieja. Y todo el rato va gritando por las calles su oferta, una oferta increíble, cambia las lámparas que tiene nuevas a cambio de una vieja lámpara que tanto deseaba y anhelaba, donde espera y confía poder volver a encontrar al genio que se ha perdido. En este sentido la oferta de Aladino no es muy lejana a la oferta que Acab le hace aquí a Nabot. Vemos que realmente la oferta era imbatible. Él por circunstancias había llegado a tener esta propiedad al lado de donde tenía su segunda residencia el rey Acab, que tenía el palacio en Samaria pero que tenía también una segunda casa, una casa de campo. Y tenía una tierra que le viene a la cabeza, se le encapricha al rey, que sería un buen campo para cultivar. Y le ofrece de todo, le ofrece cambiarlo por una propiedad incluso mejor, un precio considerable en una tierra que por supuesto estaba revalorizada ahora, a partir del palacio del rey había una consecuente inflación de precios y estaría consecuentemente bien remunerada, le ofrece incluso, por supuesto, el favor real a cambio de esa operación. Realmente por lo tanto no había mucho que dudar para la mayor parte de la gente que se colocara ante la opción que Nabot tenía por parte del rey Acab. Ciertamente era una oferta maravillosa. Las lámparas de Aladino se quedaban pequeñas realmente ante lo que Acab le ofrecía aquí a Nabot. Le ofrecía sencillamente lo que quisiera: cambiarla, venderla, lo que hiciera falta, y además con el favor real. La negativa de Nabot, realmente, no es fácil de entender pero es sin embargo la clave, por supuesto, de nuestra historia. Para entender por qué Nabot se niega tenemos que entender lo que está aquí en juego; aparentemente una viña, y diríamos ′¿todo esto por una viña?′. Pues la historia parece muchas veces así de trágica y de absurda pero no era así simplemente una viña. Para Nabot implicaba también lo que significaba la tierra, la tierra que él había recibido de su familia y de sus descendientes.

Selección de apuntes:

  1. El éxodo y la conquista de la nueva tierra eran dos caras de la misma moneda
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  2. Nuestra liberación va acompañada de una herencia que no podemos perder
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  3. En la vida perdemos interés fácilmente pero su herencia nunca perderá su atractivo
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  4. El cristiano puede estar seguro de que tendrá oposición en este mundo
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  5. Si hay alguien que ha sufrido la injusticia es el Señor Jesús
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  6. Dios no es indiferente a la injusticia y hace justicia a su tiempo
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+ o como imagen
  7. Hay esperanza en el hecho de que Dios sea amor y justicia al mismo tiempo
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  8. Nada hay que le complazca más a Dios que ver a un pecador arrepentido
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+

¡Compártelo!



Exposición utilizada con permiso de y grabada en Madrid, el 9 de Julio de 2006. Consulta los titulares de ese día en El País, El Mundo o ABC.

Texto en el que se basa la exposición:

Pasadas estas cosas, aconteció que Nabot de Jezreel tenía allí una viña junto al palacio de Acab rey de Samaria. Y Acab habló a Nabot, diciendo: Dame tu viña para un huerto de legumbres, porque está cercana a mi casa, y yo te daré por ella otra viña mejor que esta; o si mejor te pareciere, te pagaré su valor en dinero. Y Nabot respondió a Acab: Guárdeme Jehová de que yo te dé a ti la heredad de mis padres. Y vino Acab a su casa triste y enojado, por la palabra que Nabot de Jezreel le había respondido, diciendo: No te daré la heredad de mis padres. Y se acostó en su cama, y volvió su rostro, y no comió. Vino a él su mujer Jezabel, y le dijo: ¿Por qué está tan decaído tu espíritu, y no comes? El respondió: Porque hablé con Nabot de Jezreel, y le dije que me diera su viña por dinero, o que si más quería, le daría otra viña por ella; y él respondió: Yo no te daré mi viña. Y su mujer Jezabel le dijo: ¿Eres tú ahora rey sobre Israel? Levántate, y come y alégrate; yo te daré la viña de Nabot de Jezreel. Entonces ella escribió cartas en nombre de Acab, y las selló con su anillo, y las envió a los ancianos y a los principales que moraban en la ciudad con Nabot. Y las cartas que escribió decían así: Proclamad ayuno, y poned a Nabot delante del pueblo; y poned a dos hombres perversos delante de él, que atestig:uen contra él y digan: Tú has blasfemado a Dios y al rey. Y entonces sacadlo, y apedreadlo para que muera. Y los de su ciudad, los ancianos y los principales que moraban en su ciudad, hicieron como Jezabel les mandó, conforme a lo escrito en las cartas que ella les había enviado. Y promulgaron ayuno, y pusieron a Nabot delante del pueblo. Vinieron entonces dos hombres perversos, y se sentaron delante de él; y aquellos hombres perversos atestiguaron contra Nabot delante del pueblo, diciendo: Nabot ha blasfemado a Dios y al rey. Y lo llevaron fuera de la ciudad y lo apedrearon, y murió. Después enviaron a decir a Jezabel: Nabot ha sido apedreado y ha muerto. Cuando Jezabel oyó que Nabot había sido apedreado y muerto, dijo a Acab: Levántate y toma la viña de Nabot de Jezreel, que no te la quiso dar por dinero; porque Nabot no vive, sino que ha muerto. Y oyendo Acab que Nabot era muerto, se levantó para descender a la viña de Nabot de Jezreel, para tomar posesión de ella. Entonces vino palabra de Jehová a Elías tisbita, diciendo: Levántate, desciende a encontrarte con Acab rey de Israel, que está en Samaria; he aquí él está en la viña de Nabot, a la cual ha descendido para tomar posesión de ella. Y le hablarás diciendo: Así ha dicho Jehová: ¿No mataste, y también has despojado? Y volverás a hablarle, diciendo: Así ha dicho Jehová: En el mismo lugar donde lamieron los perros la sangre de Nabot, los perros lamerán también tu sangre, tu misma sangre. Y Acab dijo a Elías: ¿Me has hallado, enemigo mío? El respondió: Te he encontrado, porque te has vendido a hacer lo malo delante de Jehová. He aquí yo traigo mal sobre ti, y barreré tu posteridad y destruiré hasta el último varón de la casa de Acab, tanto el siervo como el libre en Israel. Y pondré tu casa como la casa de Jeroboam hijo de Nabat, y como la casa de Baasa hijo de Ahías, por la rebelión con que me provocaste a ira, y con que has hecho pecar a Israel. De Jezabel también ha hablado Jehová, diciendo: Los perros comerán a Jezabel en el muro de Jezreel. El que de Acab fuere muerto en la ciudad, los perros lo comerán, y el que fuere muerto en el campo, lo comerán las aves del cielo. (A la verdad ninguno fue como Acab, que se vendió para hacer lo malo ante los ojos de Jehová; porque Jezabel su mujer lo incitaba. El fue en gran manera abominable, caminando en pos de los ídolos, conforme a todo lo que hicieron los amorreos, a los cuales lanzó Jehová de delante de los hijos de Israel.) Y sucedió que cuando Acab oyó estas palabras, rasgó sus vestidos y puso cilicio sobre su carne, ayunó, y durmió en cilicio, y anduvo humillado. Entonces vino palabra de Jehová a Elías tisbita, diciendo: ¿No has visto cómo Acab se ha humillado delante de mí? Pues por cuanto se ha humillado delante de mí, no traeré el mal en sus días; en los días de su hijo traeré el mal sobre su casa.

Primer libro de los Reyes. Capítulo 21

Traducción de Reina-Valera (Revisión de 1960) | Compáralo con otras versiones

Serie: Reyes I

‹ Anterior | Índice | Siguiente ›


Series de podcasts para descargar:

Series sobre textos específicos

Series sobre libros completos


Suscríbete:

Algunos de nuestros usuarios reconocen escuchar estos PODCAST en familia durante las veladas de la noche, o durante el tiempo que pasan encerrados en el coche, o durante el tiempo que pasan en su habitación a la hora del café,... En cualquier caso reconocen así que apartar un tiempo específico del día o de la semana para reflexionar en la palabra de Dios es una decisión que puede reportar mucho beneficio a sus vidas. Si quieres unirte a ellos rellena este formulario para recibir notificaciones siempre el día antes y un enlace desde el que podrás editar o cancelar tu suscripción siempre que quieras.

Email

Contraseña

Personaliza el tema y la regularidad de tu suscripción

Deseo recibir notificación de actualizaciones de nuevas series: No

Usando este formulario acepto las condiciones


¿Otros canales de suscripción?



Esta selección no habría sido posible sin la valiosa ayuda de Antonio Pedro Campos, Natán de Segovia, Daniela Céspedes, Gabriel Penalva o Luís González entre otros muchos miembros de Grupos Bíblicos Universitarios, Iglesia Evangélica de la Gracia en Barcelona, Iglesia Evangélica Betania en Sevilla y por supuesto Iglesia Cristiana Reformada en Madrid. A todos, ¡gracias!

IGLESIA CRISTIANA REFORMADA
Calle Cesar González Ruano, 25
28027 Madrid (Spain)
Síguela en Web y YouTube

Serie: Reyes I

Primer libro de los Reyes [01/34] David era viejo

Adonías no es el primero en ser el más guapo, alto, fuerte y que sin embargo lleva a Israel al mayor desastre
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [02/34] La sangre de guerra

Cómo se establece la seguridad en el reino de Dios
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [03/34] Sabio y entendido

La necesidad de sabiduría debería ser también la más importante para nosotros
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [04/34] Vivían seguros

¿Es posible un mundo mejor? Y si lo es ¿cómo podría venir a nosotros?
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [05/34] Ahora Jehová mi Dios

El Señor cumple sus promesas y nos lleva a actuar
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [06/34] La casa de Jehová

Dios ha escogido hablarnos por medio de este plan de construcción
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [07/34] La casa del bosque

¿Cuál es el significado detrás de la decoración de esta nueva casa?
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [08/34] La fiesta solemne

Hay días que marcan nuestra vida de un forma especial
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [09/34] Guardas el pacto

Difícilmente podemos confiar en nuestra propia palabra pero la palabra de Dios es eterna
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [11/34] Conforme a todo lo que él había dicho

En esta vida de incertidumbres se levanta un único refugio para los hombres
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [12/34] Si obstinadamente os apartareis

La bendición no trae sobre nosotros un efecto adormecedor
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [13/34] Tu Dios sea bendito

Este recorrido por el palacio de Salomón tiene también un significado para nosotros
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [14/34] Lo malo ante los ojos de Jehová

La prosperidad de Salomón hace casi incomprensible cual fue el mal de Salomón
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [15/34] Tu padre agravó nuestro yugo

La Biblia puede llegar a ser un fiel reflejo de la estupidez humana
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [16/34] Inventado de su propio corazón

Hay personas especialmente hábiles para establecer una nueva forma de entender las cosas por si mismos
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [17/34] Palabra de Jehová

La historia está llena de interrogantes que podemos dejar que sigan siendo incomprensibles
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [18/34] Yo te levanté de en medio del pueblo

Incomprensiblemente hay muchas razones por las que uno puede querer conocer su futuro
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [19/34] En su lugar

Muchos pasamos de historia a historia tratando de evitar la decepción y buscando constantemente algo que nunca encontramos
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [20/34] Ante los ojos de Jehová

A pesar de la incomprensión de los hombres no hay nada que a Dios le sea ajeno
Imagen | Podcast


Serie completa de Reyes I | Todas las series