Retrato de Juan de Pareja (Salvador Dalí, 1960)
Retrato de Juan de Pareja (Salvador Dalí, 1960) | Máquina del Tiempo (Beta)
: ‹‹ 19 ››

Reyes I [19/34] En su lugar

Primer libro de los Reyes. Capítulo 14, Versículo 21sss
por José de Segovia

Escuchar


¿No puedes escucharlo? Prueba el Reproductor #2 o el Reproductor #3. También puedes descargar el podcast para oirlo en otro momento o dispositivo

Muchos pasamos de historia a historia tratando de evitar la decepción y buscando constantemente algo que nunca encontramos:

Seguramente habéis oído hablar de una palabra que viene del inglés, y que ha llegado ya a formar parte del vocabulario que se introduce con frecuencia del inglés en nuestro idioma, en el castellano. Nosotros le decimos en español como si sonara una ′zeta′: ′zapping′. La palabra viene del inglés, viene de una expresión que se utiliza como sabéis para la televisión. El zapping es casi el único deporte que mucha gente conoce desgraciadamente hoy día y casi el único músculo que se mueve es el del dedo que se utiliza para mover ese mando de la televisión. Pero es sin duda una de las grandes aficiones de la gente en su tiempo libre. El zapping es aquella práctica por la cual se pasa constantemente de un canal a otro de televisión, manteniéndose un tiempo hasta ver algo que te llame la atención, e inmediatamente pasas al siguiente, a ver si te atrae más lo que aparece en el siguiente canal. Esto es una afición que como sabéis a muchos les lleva a buscar de un sitio a otro y buscando constantemente algo que nunca encuentran. Y en nuestro texto de Reyes encontramos en cierta forma como una práctica de zapping podríamos decir. El autor del libro ha estado desarrollando algo de lo que ocurrió en esta historia de Israel y se ha parado digamos a lo largo de una narración que estuvimos viendo, en un final decepcionante. Ha visto que realmente aquello prometía mucho pero realmente, como hemos leído anteriormente, la historia de lo que ocurrió antes del texto que acabamos de leer, con Jeroboam, es una historia decepcionante. Jeroboam prometía mucho pero realmente no cumple los deseos. Inevitablemente es como si el autor de nuestro texto quisiera pasar a otro canal, a ver si realmente hay algo que prometa más. Pero como vamos a ver, el juego en Judá, al otro lado del país, tampoco promete demasiado, así que realmente nuestra historia va a tener un cierto punto decepcionante. Sin embargo creo que hay mucho de lo que podemos aprender en las crónicas de estos tres reyes. Y vamos a utilizarlos una vez más a ellos, a cada uno de estos personajes, para encontrar realmente las lecciones que Dios tiene para nosotros en su palabra. Vamos a considerar qué nos enseña cada uno de ellos: Roboam, Abiam y Asa.

Selección de apuntes:

  1. El hombre prefiere no reparar en que ha perdido sus privilegios por su pecado
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  2. La palabra de Dios nos advierte de que no podemos vivir de las apariencias
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+ o como imagen
  3. El juicio y la gracia de Dios son inseparables
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  4. Jesús es el modelo definitivo de lo que debemos ser y hacer
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  5. El cristianismo no es una forma de vida sino la persona misma de Cristo por la que viene la vida a los hombres
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  6. Los hombres se suceden unos a otros, pero la gracia de Dios permanece para siempre
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  7. La fidelidad es posible
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  8. Todavía no hemos visto ni la mitad de lo que Dios puede hacer en este mundo
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+

¡Compártelo!



Exposición utilizada con permiso de y grabada en Madrid, el 23 de Abril de 2006. Consulta los titulares de ese día en El País, El Mundo o ABC.

Texto en el que se basa la exposición:

Roboam hijo de Salomón reinó en Judá. De cuarenta y un años era Roboam cuando comenzó a reinar, y diecisiete años reinó en Jerusalén, ciudad que Jehová eligió de todas las tribus de Israel, para poner allí su nombre. El nombre de su madre fue Naama, amonita. Y Judá hizo lo malo ante los ojos de Jehová, y le enojaron más que todo lo que sus padres habían hecho en sus pecados que cometieron. Porque ellos también se edificaron lugares altos, estatuas, e imágenes de Asera, en todo collado alto y debajo de todo árbol frondoso. Hubo también sodomitas en la tierra, e hicieron conforme a todas las abominaciones de las naciones que Jehová había echado delante de los hijos de Israel. Al quinto año del rey Roboam subió Sisac rey de Egipto contra Jerusalén, y tomó los tesoros de la casa de Jehová, y los tesoros de la casa real, y lo saqueó todo; también se llevó todos los escudos de oro que Salomón había hecho. Y en lugar de ellos hizo el rey Roboam escudos de bronce, y los dio a los capitanes de los de la guardia, quienes custodiaban la puerta de la casa real. Cuando el rey entraba en la casa de Jehová, los de la guardia los llevaban; y los ponían en la cámara de los de la guardia. Los demás hechos de Roboam, y todo lo que hizo, ¿no está escrito en las crónicas de los reyes de Judá? Y hubo guerra entre Roboam y Jeroboam todos los días. Y durmió Roboam con sus padres, y fue sepultado con sus padres en la ciudad de David. El nombre de su madre fue Naama, amonita. Y reinó en su lugar Abiam su hijo. En el año dieciocho del rey Jeroboam hijo de Nabat, Abiam comenzó a reinar sobre Judá, y reinó tres años en Jerusalén. El nombre de su madre fue Maaca, hija de Abisalom. Y anduvo en todos los pecados que su padre había cometido antes de él; y no fue su corazón perfecto con Jehová su Dios, como el corazón de David su padre. Mas por amor a David, Jehová su Dios le dio lámpara en Jerusalén, levantando a su hijo después de él, y sosteniendo a Jerusalén; por cuanto David había hecho lo recto ante los ojos de Jehová, y de ninguna cosa que le mandase se había apartado en todos los días de su vida, salvo en lo tocante a Urías heteo. Y hubo guerra entre Roboam, y Jeroboam todos los días de su vida. Los demás hechos de Abiam, y todo lo que hizo, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Judá? Y hubo guerra entre Abiam y Jeroboam. Y durmió Abiam con sus padres, y lo sepultaron en la ciudad de David; y reinó Asa su hijo en su lugar. En el año veinte de Jeroboam rey de Israel, Asa comenzó a reinar sobre Judá. Y reinó cuarenta y un años en Jerusalén; el nombre de su madre fue Maaca, hija de Abisalom. Asa hizo lo recto ante los ojos de Jehová, como David su padre. Porque quitó del país a los sodomitas, y quitó todos los ídolos que sus padres habían hecho. También privó a su madre Maaca de ser reina madre, porque había hecho un ídolo de Asera. Además deshizo Asa el ídolo de su madre, y lo quemó junto al torrente de Cedrón. Sin embargo, los lugares altos no se quitaron. Con todo, el corazón de Asa fue perfecto para con Jehová toda su vida. También metió en la casa de Jehová lo que su padre había dedicado, y lo que él dedicó: oro, plata y alhajas. Hubo guerra entre Asa y Baasa rey de Israel, todo el tiempo de ambos. Y subió Baasa rey de Israel contra Judá, y edificó a Ramá, para no dejar a ninguno salir ni entrar a Asa rey de Judá. Entonces tomando Asa toda la plata y el oro que había quedado en los tesoros de la casa de Jehová, y los tesoros de la casa real, los entregó a sus siervos, y los envió el rey Asa a Ben-adad hijo de Tabrimón, hijo de Hezión, rey de Siria, el cual residía en Damasco, diciendo: Haya alianza entre nosotros, como entre mi padre y el tuyo. He aquí yo te envío un presente de plata y de oro; ve, y rompe tu pacto con Baasa rey de Israel, para que se aparte de mí. Y Ben-adad consintió con el rey Asa, y envió los príncipes de los ejércitos que tenía contra las ciudades de Israel, y conquistó Ijón, Dan, Abel-bet-maaca, y toda Cineret, con toda la tierra de Neftalí. Oyendo esto Baasa, dejó de edificar a Ramá, y se quedó en Tirsa. Entonces el rey Asa convocó a todo Judá, sin exceptuar a ninguno; y quitaron de Ramá la piedra y la madera con que Baasa edificaba, y edificó el rey Asa con ello a Geba de Benjamín, y a Mizpa. Los demás hechos de Asa, y todo su poderío, y todo lo que hizo, y las ciudades que edificó, ¿no está todo escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Judá? Mas en los días de su vejez enfermó de los pies. Y durmió Asa con sus padres, y fue sepultado con ellos en la ciudad de David su padre; y reinó en su lugar Josafat su hijo.

Primer libro de los Reyes. Capítulo 14, Versículo 21sss

Traducción de Reina-Valera (Revisión de 1960) | Compáralo con otras versiones

Serie: Reyes I

‹ Anterior | Índice | Siguiente ›


Series de podcasts para descargar:

Series sobre textos específicos

Series sobre libros completos


Suscríbete:

Algunos de nuestros usuarios reconocen escuchar estos PODCAST en familia durante las veladas de la noche, o durante el tiempo que pasan encerrados en el coche, o durante el tiempo que pasan en su habitación a la hora del café,... En cualquier caso reconocen así que apartar un tiempo específico del día o de la semana para reflexionar en la palabra de Dios es una decisión que puede reportar mucho beneficio a sus vidas. Si quieres unirte a ellos rellena este formulario para recibir notificaciones siempre el día antes y un enlace desde el que podrás editar o cancelar tu suscripción siempre que quieras.

Email

Contraseña

Personaliza el tema y la regularidad de tu suscripción

Deseo recibir notificación de actualizaciones de nuevas series: No

Usando este formulario acepto las condiciones


¿Otros canales de suscripción?



Esta selección no habría sido posible sin la valiosa ayuda de Antonio Pedro Campos, Natán de Segovia, Daniela Céspedes, Gabriel Penalva o Luís González entre otros muchos miembros de Grupos Bíblicos Universitarios, Iglesia Evangélica de la Gracia en Barcelona, Iglesia Evangélica Betania en Sevilla y por supuesto Iglesia Cristiana Reformada en Madrid. A todos, ¡gracias!

IGLESIA CRISTIANA REFORMADA
Calle Cesar González Ruano, 25
28027 Madrid (Spain)
Síguela en Web y YouTube

Serie: Reyes I

Primer libro de los Reyes [01/34] David era viejo

Adonías no es el primero en ser el más guapo, alto, fuerte y que sin embargo lleva a Israel al mayor desastre
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [02/34] La sangre de guerra

Cómo se establece la seguridad en el reino de Dios
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [03/34] Sabio y entendido

La necesidad de sabiduría debería ser también la más importante para nosotros
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [04/34] Vivían seguros

¿Es posible un mundo mejor? Y si lo es ¿cómo podría venir a nosotros?
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [05/34] Ahora Jehová mi Dios

El Señor cumple sus promesas y nos lleva a actuar
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [06/34] La casa de Jehová

Dios ha escogido hablarnos por medio de este plan de construcción
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [07/34] La casa del bosque

¿Cuál es el significado detrás de la decoración de esta nueva casa?
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [08/34] La fiesta solemne

Hay días que marcan nuestra vida de un forma especial
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [09/34] Guardas el pacto

Difícilmente podemos confiar en nuestra propia palabra pero la palabra de Dios es eterna
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [11/34] Conforme a todo lo que él había dicho

En esta vida de incertidumbres se levanta un único refugio para los hombres
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [12/34] Si obstinadamente os apartareis

La bendición no trae sobre nosotros un efecto adormecedor
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [13/34] Tu Dios sea bendito

Este recorrido por el palacio de Salomón tiene también un significado para nosotros
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [14/34] Lo malo ante los ojos de Jehová

La prosperidad de Salomón hace casi incomprensible cual fue el mal de Salomón
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [15/34] Tu padre agravó nuestro yugo

La Biblia puede llegar a ser un fiel reflejo de la estupidez humana
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [16/34] Inventado de su propio corazón

Hay personas especialmente hábiles para establecer una nueva forma de entender las cosas por si mismos
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [17/34] Palabra de Jehová

La historia está llena de interrogantes que podemos dejar que sigan siendo incomprensibles
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [18/34] Yo te levanté de en medio del pueblo

Incomprensiblemente hay muchas razones por las que uno puede querer conocer su futuro
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [19/34] En su lugar

Muchos pasamos de historia a historia tratando de evitar la decepción y buscando constantemente algo que nunca encontramos
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [20/34] Ante los ojos de Jehová

A pesar de la incomprensión de los hombres no hay nada que a Dios le sea ajeno
Imagen | Podcast


Serie completa de Reyes I | Todas las series