El rey Salomón y la reina de Saba (Peter Paul Rubens, 1620)
El rey Salomón y la reina de Saba (Peter Paul Rubens, 1620) | Máquina del Tiempo (Beta)
: ‹‹ 13 ››

Reyes I [13/34] Tu Dios sea bendito

Primer libro de los Reyes. Capítulo 10
por José de Segovia

Escuchar


¿No puedes escucharlo? Prueba el Reproductor #2 o el Reproductor #3. También puedes descargar el podcast para oirlo en otro momento o dispositivo

Este recorrido por el palacio de Salomón tiene también un significado para nosotros:

Seguramente habéis tenido la experiencia la mayor parte de vosotros de haber pasado en alguna ocasión, en vacaciones, por un sitio histórico que tiene alguno de estos palacios o lugares que se visitan todavía de cara al turismo. Algunos tal vez están especialmente interesados en este tipo de edificios -la mayor parte de nosotros me temo que no tenemos tanto entusiasmo pero sin embargo cuando uno está en un sitio así se ve obligado de alguna forma a verlo, en primer lugar porque se supone que es algo excepcional y que vale la pena verse. Pero lamentablemente todos tenemos la experiencia de que la primera vez que uno entra en un palacio así la visión es impresionante pero la segunda empieza uno a acostumbrarse y la tercera ya uno empieza a acelerar el paso intentando que el guía vaya un poco más rápido en sus explicaciones para acabar la incisa serie de levitaciones que todavía tenemos por delante de ese palacio. Y realmente ese peligro es el que tenemos cuando nos acercamos a un capítulo como este capítulo 10 de I Reyes. En cierta forma es un recorrido, una guía, por el cual se nos pasa por nuestra vista todo lo que significa la gloria del reinado de Salomón. Y particularmente todo aquello que está en sus palacios y su riqueza. Y en cierta forma uno se puede sentir asombrado hasta cierto punto, pero la mayor parte de nosotros tenemos dificultad para captar realmente qué significa esto para nosotros. Y es por eso importante hacer un esfuerzo al acercarnos a este capítulo 10 de I Reyes, en comprender en primer lugar cuál es el propósito del autor de este libro. El propósito del autor de este libro en el capítulo es en primer lugar simplemente esto: lo que vamos a ver en primer lugar es el recorrido mostrándonos la gloria de ese reinado. Y a continuación consideraremos cual es su significado para nosotros.

Selección de apuntes:

  1. Dios es el dador de todos los bienes de los que disfrutamos
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  2. Estamos llamados a no a idolatrar lo que recibimos pero también a disfrutarlo y agradecerlo
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  3. Jesús atrae a todos a si mismo a través de su muerte y reinado
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  4. Estamos llamados a traer todas nuestras inquietudes y preguntas al Rey Eterno
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  5. El privilegio de conocer a Dios nos hace también responsables de oírle con especial atención
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  6. Que el Señor nos permita reconocer y agradecer su obra en nuestra vida
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+ o como imagen

¡Compártelo!



Exposición utilizada con permiso de y grabada en Madrid, el 12 de Marzo de 2006. Consulta los titulares de ese día en El País, El Mundo o ABC.

Texto en el que se basa la exposición:

Oyendo la reina de Sabá la fama que Salomón había alcanzado por el nombre de Jehová, vino a probarle con preguntas difíciles. Y vino a Jerusalén con un séquito muy grande, con camellos cargados de especias, y oro en gran abundancia, y piedras preciosas; y cuando vino a Salomón, le expuso todo lo que en su corazón tenía. Y Salomón le contestó todas sus preguntas, y nada hubo que el rey no le contestase. Y cuando la reina de Sabá vio toda la sabiduría de Salomón, y la casa que había edificado, asimismo la comida de su mesa, las habitaciones de sus oficiales, el estado y los vestidos de los que le servían, sus maestresalas, y sus holocaustos que ofrecía en la casa de Jehová, se quedó asombrada. Y dijo al rey: Verdad es lo que oí en mi tierra de tus cosas y de tu sabiduría; pero yo no lo creía, hasta que he venido, y mis ojos han visto que ni aun se me dijo la mitad; es mayor tu sabiduría y bien, que la fama que yo había oído. Bienaventurados tus hombres, dichosos estos tus siervos, que están continuamente delante de ti, y oyen tu sabiduría. Jehová tu Dios sea bendito, que se agradó de ti para ponerte en el trono de Israel; porque Jehová ha amado siempre a Israel, te ha puesto por rey, para que hagas derecho y justicia. Y dio ella al rey ciento veinte talentos de oro, y mucha especiería, y piedras preciosas; nunca vino tan gran cantidad de especias, como la reina de Sabá dio al rey Salomón. La flota de Hiram que había traído el oro de Ofir, traía también de Ofir mucha madera de sándalo, y piedras preciosas. Y de la madera de sándalo hizo el rey balaustres para la casa de Jehová y para las casas reales, arpas también y salterios para los cantores; nunca vino semejante madera de sándalo, ni se ha visto hasta hoy. Y el rey Salomón dio a la reina de Sabá todo lo que ella quiso, y todo lo que pidió, además de lo que Salomón le dio. Y ella se volvió, y se fue a su tierra con sus criados. El peso del oro que Salomón tenía de renta cada año, era seiscientos sesenta y seis talentos de oro; sin lo de los mercaderes, y lo de la contratación de especias, y lo de todos los reyes de Arabia, y de los principales de la tierra. Hizo también el rey Salomón doscientos escudos grandes de oro batido; seiscientos siclos de oro gastó en cada escudo. Asimismo hizo trescientos escudos de oro batido, en cada uno de los cuales gastó tres libras de oro; y el rey los puso en la casa del bosque del Líbano. Hizo también el rey un gran trono de marfil, el cual cubrió de oro purísimo. Seis gradas tenía el trono, y la parte alta era redonda por el respaldo; y a uno y otro lado tenía brazos cerca del asiento, junto a los cuales estaban colocados dos leones. Estaban también doce leones puestos allí sobre las seis gradas, de un lado y de otro; en ningún otro reino se había hecho trono semejante. Y todos los vasos de beber del rey Salomón eran de oro, y asimismo toda la vajilla de la casa del bosque del Líbano era de oro fino; nada de plata, porque en tiempo de Salomón no era apreciada. Porque el rey tenía en el mar una flota de naves de Tarsis, con la flota de Hiram. Una vez cada tres años venía la flota de Tarsis, y traía oro, plata, marfil, monos y pavos reales. Así excedía el rey Salomón a todos los reyes de la tierra en riquezas y en sabiduría. Toda la tierra procuraba ver la cara de Salomón, para oír la sabiduría que Dios había puesto en su corazón. Y todos le llevaban cada año sus presentes: alhajas de oro y de plata, vestidos, armas, especias aromáticas, caballos y mulos. Y juntó Salomón carros y gente de a caballo; y tenía mil cuatrocientos carros, y doce mil jinetes, los cuales puso en las ciudades de los carros, y con el rey en Jerusalén. E hizo el rey que en Jerusalén la plata llegara a ser como piedras, y los cedros como cabrahigos de la Sefela en abundancia. Y traían de Egipto caballos y lienzos a Salomón; porque la compañía de los mercaderes del rey compraba caballos y lienzos. Y venía y salía de Egipto, el carro por seiscientas piezas de plata, y el caballo por ciento cincuenta; y así los adquirían por mano de ellos todos los reyes de los heteos, y de Siria.

Primer libro de los Reyes. Capítulo 10

Traducción de Reina-Valera (Revisión de 1960) | Compáralo con otras versiones

Serie: Reyes I

‹ Anterior | Índice | Siguiente ›


Series de podcasts para descargar:

Series sobre textos específicos

Series sobre libros completos


Suscríbete:

Algunos de nuestros usuarios reconocen escuchar estos PODCAST en familia durante las veladas de la noche, o durante el tiempo que pasan encerrados en el coche, o durante el tiempo que pasan en su habitación a la hora del café,... En cualquier caso reconocen así que apartar un tiempo específico del día o de la semana para reflexionar en la palabra de Dios es una decisión que puede reportar mucho beneficio a sus vidas. Si quieres unirte a ellos rellena este formulario para recibir notificaciones siempre el día antes y un enlace desde el que podrás editar o cancelar tu suscripción siempre que quieras.

Email

Contraseña

Personaliza el tema y la regularidad de tu suscripción

Deseo recibir notificación de actualizaciones de nuevas series: No

Usando este formulario acepto las condiciones


¿Otros canales de suscripción?



Esta selección no habría sido posible sin la valiosa ayuda de Antonio Pedro Campos, Natán de Segovia, Daniela Céspedes, Gabriel Penalva o Luís González entre otros muchos miembros de Grupos Bíblicos Universitarios, Iglesia Evangélica de la Gracia en Barcelona, Iglesia Evangélica Betania en Sevilla y por supuesto Iglesia Cristiana Reformada en Madrid. A todos, ¡gracias!

IGLESIA CRISTIANA REFORMADA
Calle Cesar González Ruano, 25
28027 Madrid (Spain)
Síguela en Web y YouTube

Serie: Reyes I

Primer libro de los Reyes [01/34] David era viejo

Adonías no es el primero en ser el más guapo, alto, fuerte y que sin embargo lleva a Israel al mayor desastre
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [02/34] La sangre de guerra

Cómo se establece la seguridad en el reino de Dios
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [03/34] Sabio y entendido

La necesidad de sabiduría debería ser también la más importante para nosotros
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [04/34] Vivían seguros

¿Es posible un mundo mejor? Y si lo es ¿cómo podría venir a nosotros?
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [05/34] Ahora Jehová mi Dios

El Señor cumple sus promesas y nos lleva a actuar
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [06/34] La casa de Jehová

Dios ha escogido hablarnos por medio de este plan de construcción
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [07/34] La casa del bosque

¿Cuál es el significado detrás de la decoración de esta nueva casa?
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [08/34] La fiesta solemne

Hay días que marcan nuestra vida de un forma especial
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [09/34] Guardas el pacto

Difícilmente podemos confiar en nuestra propia palabra pero la palabra de Dios es eterna
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [11/34] Conforme a todo lo que él había dicho

En esta vida de incertidumbres se levanta un único refugio para los hombres
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [12/34] Si obstinadamente os apartareis

La bendición no trae sobre nosotros un efecto adormecedor
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [13/34] Tu Dios sea bendito

Este recorrido por el palacio de Salomón tiene también un significado para nosotros
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [14/34] Lo malo ante los ojos de Jehová

La prosperidad de Salomón hace casi incomprensible cual fue el mal de Salomón
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [15/34] Tu padre agravó nuestro yugo

La Biblia puede llegar a ser un fiel reflejo de la estupidez humana
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [16/34] Inventado de su propio corazón

Hay personas especialmente hábiles para establecer una nueva forma de entender las cosas por si mismos
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [17/34] Palabra de Jehová

La historia está llena de interrogantes que podemos dejar que sigan siendo incomprensibles
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [18/34] Yo te levanté de en medio del pueblo

Incomprensiblemente hay muchas razones por las que uno puede querer conocer su futuro
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [19/34] En su lugar

Muchos pasamos de historia a historia tratando de evitar la decepción y buscando constantemente algo que nunca encontramos
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [20/34] Ante los ojos de Jehová

A pesar de la incomprensión de los hombres no hay nada que a Dios le sea ajeno
Imagen | Podcast


Serie completa de Reyes I | Todas las series