Dios se aparece a Moisés en la zarza ardiente (Marc Chagall, 1956)
Dios se aparece a Moisés en la zarza ardiente (Marc Chagall, 1956) | Máquina del Tiempo (Beta)
: ‹‹ 9 ››

Reyes I [09/34] Guardas el pacto

Primer libro de los Reyes. Capítulo 8, Versículo 12-26
por José de Segovia

Escuchar


¿No puedes escucharlo? Prueba el Reproductor #2 o el Reproductor #3. También puedes descargar el podcast para oirlo en otro momento o dispositivo

Difícilmente podemos confiar en nuestra propia palabra pero la palabra de Dios es eterna:

El poeta y escritor alemán de muchas obras de teatro, Bertolt Brecht, que acabó exiliado de los nazis en Estados Unidos, escribió uno de estos versos que llegaron a ser muy populares particularmente a partir de los años 60-70, que su obra se redescubre. Y en uno de ellos se dice, lo cito de memoria: ′Cuando la piedra te dice que va a caer al suelo, créela por que es una ley de la naturaleza. Cuando el agua te dice que te salpicará, créela porque es una ley de la naturaleza. Pero cuando tu chica te dice que volverá, no la creas, porque no es una ley de la naturaleza′. Ese poema de desengaño, amoroso en este caso, de Bertolt Brecht, expresa la falta de confianza que hay en las palabras de las personas. Todos vivimos a lo largo de la vida esperando experiencias de desengaño y decepción por las cuales sabemos que lo que uno dice no siempre lo hace y que como la chica de Bertolt Brecht que le decía que volvería uno no puede tomarse su palabra literalmente, porque como él decía no es una ley de la naturaleza. Y realmente hay muchas veces en la vida que nos sentimos decepcionados por el escaso valor de la palabra de una persona. En cierto sentido nuestro mundo parece girar muchas veces sobre esa misma base de la falta de valor de la palabra. Pensemos solamente en los negocios, y cómo funcionan hoy en día en el mundo del comercio, de la industria, de la empresa, y hasta qué punto la palabra es simplemente un instrumento, un medio para obtener tus beneficios; y lo poco por lo tanto que puedes fiarte realmente de una palabra que se da en el contexto de un negocio. Cuántas veces también se ve esto, como en el poema de Brecht, en las relaciones personales. Cómo alguien parece que realmente va a estar a nuestro lado para siempre y nos sentimos abandonados, decepcionados, engañados por esa persona. Una y otra vez entendemos lo, no solamente frágiles que son nuestras palabras, sino lo poco seguras, lo poco fiables que son muchas veces nuestras promesas. Pero si algo nos enseña Salomón en esta mañana es que la palabra de Dios es diferente; cuando Dios habla, lo que él dice, su palabra tiene un valor diferente a la palabra que ningún hombre pueda tener.

Selección de apuntes:

  1. Cuando Dios revela su nombre revela algo muy especial de sí mismo y establece un pacto
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  2. Dios se reveló a los hombres de una forma especial en Cristo
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  3. Nos cuesta ver más allá de lo que podemos hacer nosotros en nombre de Dios
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  4. Qué poca confianza merecen muchas veces nuestras palabras
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  5. La fidelidad de Dios es lo único que hace que podamos confiar en el futuro
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+ o como imagen
  6. El creyente puede confiar que será guardado de la misma forma que ha sido salvado
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  7. Dios se ha propuesto que su reino sea para siempre independientemente de nuestra infidelidad
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  8. El Dios que ha revelado su nombre también juzgará el uso que se haga de él
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  9. Acercarnos a la palabra de Dios es acercarnos a la única realidad segura que podamos conocer
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+

¡Compártelo!



Exposición utilizada con permiso de y grabada en Madrid, el 12 de Febrero de 2006. Consulta los titulares de ese día en El País, El Mundo o ABC.

Texto en el que se basa la exposición:

Entonces dijo Salomón: Jehová ha dicho que él habitaría en la oscuridad. Yo he edificado casa por morada para ti, sitio en que tú habites para siempre. Y volviendo el rey su rostro, bendijo a toda la congregación de Israel; y toda la congregación de Israel estaba de pie. Y dijo: Bendito sea Jehová, Dios de Israel, que habló a David mi padre lo que con su mano ha cumplido, diciendo: Desde el día que saqué de Egipto a mi pueblo Israel, no he escogido ciudad de todas las tribus de Israel para edificar casa en la cual estuviese mi nombre, aunque escogí a David para que presidiese en mi pueblo Israel. Y David mi padre tuvo en su corazón edificar casa al nombre de Jehová Dios de Israel. Pero Jehová dijo a David mi padre: Cuanto a haber tenido en tu corazón edificar casa a mi nombre, bien has hecho en tener tal deseo. Pero tú no edificarás la casa, sino tu hijo que saldrá de tus lomos, él edificará casa a mi nombre. Y Jehová ha cumplido su palabra que había dicho; porque yo me he levantado en lugar de David mi padre, y me he sentado en el trono de Israel, como Jehová había dicho, y he edificado la casa al nombre de Jehová Dios de Israel. Y he puesto en ella lugar para el arca, en la cual está el pacto de Jehová que él hizo con nuestros padres cuando los sacó de la tierra de Egipto. Luego se puso Salomón delante del altar de Jehová, en presencia de toda la congregación de Israel, y extendiendo sus manos al cielo, dijo: Jehová Dios de Israel, no hay Dios como tú, ni arriba en los cielos ni abajo en la tierra, que guardas el pacto y la misericordia a tus siervos, los que andan delante de ti con todo su corazón; que has cumplido a tu siervo David mi padre lo que le prometiste; lo dijiste con tu boca, y con tu mano lo has cumplido, como sucede en este día. Ahora, pues, Jehová Dios de Israel, cumple a tu siervo David mi padre lo que le prometiste, diciendo: No te faltará varón delante de mí, que se siente en el trono de Israel, con tal que tus hijos guarden mi camino y anden delante de mí como tú has andado delante de mí. Ahora, pues, oh Jehová Dios de Israel, cúmplase la palabra que dijiste a tu siervo David mi padre.

Primer libro de los Reyes. Capítulo 8, Versículo 12-26

Traducción de Reina-Valera (Revisión de 1960) | Compáralo con otras versiones

Serie: Reyes I

‹ Anterior | Índice | Siguiente ›


Series de podcasts para descargar:

Series sobre textos específicos

Series sobre libros completos


Suscríbete:

Algunos de nuestros usuarios reconocen escuchar estos PODCAST en familia durante las veladas de la noche, o durante el tiempo que pasan encerrados en el coche, o durante el tiempo que pasan en su habitación a la hora del café,... En cualquier caso reconocen así que apartar un tiempo específico del día o de la semana para reflexionar en la palabra de Dios es una decisión que puede reportar mucho beneficio a sus vidas. Si quieres unirte a ellos rellena este formulario para recibir notificaciones siempre el día antes y un enlace desde el que podrás editar o cancelar tu suscripción siempre que quieras.

Email

Contraseña

Personaliza el tema y la regularidad de tu suscripción

Deseo recibir notificación de actualizaciones de nuevas series: No

Usando este formulario acepto las condiciones


¿Otros canales de suscripción?



Esta selección no habría sido posible sin la valiosa ayuda de Gerson Mariño, Antonio Pedro Campos, Natán de Segovia, Daniela Céspedes, Gabriel Penalva o Luís González entre otros muchos miembros de Grupos Bíblicos Universitarios, Iglesia Evangélica de la Gracia en Barcelona, Iglesia Evangélica Betania en Sevilla y por supuesto Iglesia Cristiana Reformada en Madrid. A todos, ¡gracias!

IGLESIA CRISTIANA REFORMADA
Calle Cesar González Ruano, 25
28027 Madrid (Spain)
Síguela en Web y YouTube

Serie: Reyes I

Primer libro de los Reyes [01/34] David era viejo

Adonías no es el primero en ser el más guapo, alto, fuerte y que sin embargo lleva a Israel al mayor desastre
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [02/34] La sangre de guerra

Cómo se establece la seguridad en el reino de Dios
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [03/34] Sabio y entendido

La necesidad de sabiduría debería ser también la más importante para nosotros
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [04/34] Vivían seguros

¿Es posible un mundo mejor? Y si lo es ¿cómo podría venir a nosotros?
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [05/34] Ahora Jehová mi Dios

El Señor cumple sus promesas y nos lleva a actuar
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [06/34] La casa de Jehová

Dios ha escogido hablarnos por medio de este plan de construcción
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [07/34] La casa del bosque

¿Cuál es el significado detrás de la decoración de esta nueva casa?
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [08/34] La fiesta solemne

Hay días que marcan nuestra vida de un forma especial
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [09/34] Guardas el pacto

Difícilmente podemos confiar en nuestra propia palabra pero la palabra de Dios es eterna
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [11/34] Conforme a todo lo que él había dicho

En esta vida de incertidumbres se levanta un único refugio para los hombres
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [12/34] Si obstinadamente os apartareis

La bendición no trae sobre nosotros un efecto adormecedor
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [13/34] Tu Dios sea bendito

Este recorrido por el palacio de Salomón tiene también un significado para nosotros
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [14/34] Lo malo ante los ojos de Jehová

La prosperidad de Salomón hace casi incomprensible cual fue el mal de Salomón
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [15/34] Tu padre agravó nuestro yugo

La Biblia puede llegar a ser un fiel reflejo de la estupidez humana
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [16/34] Inventado de su propio corazón

Hay personas especialmente hábiles para establecer una nueva forma de entender las cosas por si mismos
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [17/34] Palabra de Jehová

La historia está llena de interrogantes que podemos dejar que sigan siendo incomprensibles
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [18/34] Yo te levanté de en medio del pueblo

Incomprensiblemente hay muchas razones por las que uno puede querer conocer su futuro
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [19/34] En su lugar

Muchos pasamos de historia a historia tratando de evitar la decepción y buscando constantemente algo que nunca encontramos
Imagen | Podcast


Primer libro de los Reyes [20/34] Ante los ojos de Jehová

A pesar de la incomprensión de los hombres no hay nada que a Dios le sea ajeno
Imagen | Podcast


Serie completa de Reyes I | Todas las series