El profeta Eliseo y Naaman (Jacobsz Lambert, 1600)
El profeta Eliseo y Naaman (Jacobsz Lambert, 1600) | Máquina del Tiempo (Beta)
: ‹‹ 3 ››

Dios y los dioses [3/4 ] ¿Un hombre muy importante?

Segundo libro de los Reyes. Capítulo 5, Versículo 1-15
por José de Segovia

Escuchar


¿No puedes escucharlo? Prueba el Reproductor #2, Reproductor #3 o el Reproductor #4. También puedes descargar el podcast para oirlo en otro momento o dispositivo

Todos queremos ser aceptados por otros, reconocidos y apreciados:

¿Quién no ha querido ser alguien en la vida? Todos venimos a este mundo con sueños, anhelos e ilusiones. Queremos ser aceptados por otros, reconocidos y apreciados. No hay nada que nos parezca peor que cuando somos dejados de lado, marginados; y pagamos el precio y el coste que sea para poder ser aceptados por el grupo. Una y otra vez, nuestro más profundo temor, el miedo, es quedarnos fuera, pasar desapercibidos, ser ignorados. Y con esa hambre y ese anhelo caminamos por la vida. Y hay un gran dios, pero falso, un ídolo que domina los corazones de muchos, incluidos muchos de los que estamos aquí. Que es el deseo de reconocimiento, del aprecio, de la aceptación por lo que nosotros podemos lograr y hacer en esta vida. ¿Quién no ha sucumbido alguna vez ante la seducción, ante el engaño de este dios y de este ídolo?

Selección de apuntes:

  1. La Biblia presupone que todos por naturaleza servimos dioses, el problema es que son dioses falsos
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  2. Los gigantes tienen pies de barro
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  3. Por la salud somos capaces de hacer cualquier cosa
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  4. Algunos creen equivocadamente que Cristo es el botones que nos ayuda a llevar las maletas
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  5. Las personas poderosas desconocen que todo lo que han conseguido se lo ha dado Dios
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  6. No podemos hacer nada para conseguir el favor de Dios
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  7. La fe no es exactamente una oferta que poder aceptar o rechazar, la fe nos viene con una señal de autoridad
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  8. Dios se complace utilizando a aquellos que no cuentan en la historia
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  9. Nuestra salud tiene un altísimo precio, pero ha sido pagado por otro
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+
  10. Dios no busca solamente nuestro arrepentimiento sino nuestra confianza en Él
    Compártelo en Facebook, Twitter, Google+

¡Compártelo!



Exposición utilizada con permiso de y grabada en Barcelona, el 13 de Abril de 2012. Consulta los titulares de ese día en El País, El Mundo o ABC.

Texto en el que se basa la exposición:

Naamán era general del ejército de un país llamado Siria. Era un hombre muy importante y el rey lo quería mucho porque, por medio de él, Dios le había dado grandes victorias a Siria. Pero este valiente soldado tenía una enfermedad de la piel llamada lepra. A veces los sirios iban y atacaban a los israelitas. En una de esas oportunidades, tomaron prisionera a una niña que fue llevada a la casa de Naamán para ayudar a su esposa. 3 Esa niña le dijo a la esposa de Naamán: «¡Si mi patrón fuera a ver al profeta Eliseo, que vive en Samaria, se sanaría de la lepra!» Cuando Naamán se enteró de esto, fue a ver al rey y le contó lo que había dicho la niña. El rey de Siria le contestó: «¡Ve enseguida a Samaria! ¡Voy a darte una carta para el rey de Israel!» Así que Naamán tomó treinta mil monedas de plata, seis mil monedas de oro y diez vestidos. Partió de allí, llevando la carta para el rey de Israel, la cual decía: «Te envío esta carta para que sepas que Naamán, general de mi ejército, va de mi parte, y quiero que lo sanes de su lepra». Cuando el rey de Israel leyó la carta, se angustió tanto que rompió su ropa, y dijo: «¡Yo no soy Dios! No puedo dar vida ni quitarla. ¿Por qué el rey de Siria me manda este hombre para que lo sane de su lepra? Seguramente está buscando un pretexto para pelear conmigo». Cuando el profeta Eliseo se enteró de que el rey estaba tan angustiado, le envió este mensaje: «¿Por qué rompiste tu ropa? Deja que ese hombre venga a verme, para que se dé cuenta de que hay un profeta de Dios en Israel». Así que Naamán fue con su carro y sus caballos, y se detuvo a la puerta de la casa de Eliseo. El profeta le envió un mensajero, diciendo: «Ve y métete siete veces en el río Jordán, y te sanarás de la lepra». Naamán se enojó y se fue diciendo: «Yo pensé que el profeta saldría a recibirme, y que oraría a su Dios. Creí que pondría su mano sobre mi cuerpo y que así me sanaría de la lepra. ¡Los ríos Abaná y Farfar, que están en Damasco, son mejores que los de Israel! ¿No podría bañarme en ellos y sanarme?» Así que se fue de allí muy enojado. Pero sus sirvientes se acercaron a él y le dijeron: «Señor, si el profeta le hubiera pedido que hiciera alguna cosa difícil, usted la habría hecho. ¡Con más razón, debiera hacerle caso y meterse en el río Jordán para sanarse!» Naamán fue y se metió siete veces en el río Jordán como le había dicho el profeta. Enseguida su piel quedó sana y suave como la de un niño. Luego Naamán y todos sus acompañantes regresaron a ver a Eliseo. Cuando Naamán llegó ante el profeta, le dijo: —Ahora estoy seguro de que sólo en Israel se adora al verdadero Dios. Por favor, acepta un regalo de este tu servidor.

Segundo libro de los Reyes. Capítulo 5, Versículo 1-15

Traducción de Reina-Valera (Revisión de 1960)

Serie: Dios y los dioses

‹ Anterior | Índice | Siguiente ›


Series de podcasts para descargar:

Series sobre textos específicos

Series sobre libros completos


Suscríbete:

Algunos de nuestros usuarios reconocen escuchar estos PODCAST en familia durante las veladas de la noche, o durante el tiempo que pasan encerrados en el coche, o durante el tiempo que pasan en su habitación a la hora del café,... En cualquier caso reconocen así que apartar un tiempo específico del día o de la semana para reflexionar en la palabra de Dios es una decisión que puede reportar mucho beneficio a sus vidas. Si quieres unirte a ellos rellena este formulario para recibir notificaciones siempre el día antes y un enlace desde el que podrás editar o cancelar tu suscripción siempre que quieras.

Email

Contraseña

Personaliza el tema y la regularidad de tu suscripción

Deseo recibir notificación de actualizaciones de nuevas series: No

Usando este formulario acepto las condiciones


¿Otros canales de suscripción?



Esta selección no habría sido posible sin la valiosa ayuda de Gerson Mariño, Antonio Pedro Campos, Natán de Segovia, Daniela Céspedes, Gabriel Penalva o Luís González entre otros muchos miembros de Grupos Bíblicos Universitarios, Iglesia Evangélica de la Gracia en Barcelona, Iglesia Evangélica Betania en Sevilla y por supuesto Iglesia Cristiana Reformada en Madrid. A todos, ¡gracias!

IGLESIA CRISTIANA REFORMADA
Calle Cesar González Ruano, 25
28027 Madrid (Spain)
Síguela en Web y YouTube

Serie: Dios y los dioses

Evangelio de Lucas [1/4] ¿Se puede conseguir todo con dinero?

Hay tantos de esos ídolos o dioses como realidades
Imagen | Podcast


Génesis [2/4] ¿Todo lo que necesitas es amor?

Cuando estamos enamorados somos particularmente vulnerables
Imagen | Podcast


Segundo libro de los Reyes [3/4 ] ¿Un hombre muy importante?

Todos queremos ser aceptados por otros, reconocidos y apreciados
Imagen | Podcast


Libro de Daniel [4/4] ¿Todo por la fama?

La vida no está tan llena de posibilidades como podemos llegar a pensar a veces
Imagen | Podcast


Serie completa de Dios y los dioses | Todas las series