Waterboys: Mike Scott en España

Madrid, 12 de julio de 2004. Vuelve a España de gira uno de los grandes grupos de rock de los años ochenta, Los Waterboys. Una formación escocesa bajo cuyo nombre se han publicado algunas de las canciones, que se convirtieron en himnos de aquella década, como ′Toda la luna′ (The Whole of the Moon, el tema mas popular de su tercer álbum, This is the Sea, ′Este es el mar′). Después de un largo silencio, el líder de la banda, Mike Scott, ha seguido en los años noventa una carrera en solitario cada vez más enraizada en la tradición folklórica de su país, pero continua alternando conciertos y grabaciones con el nombre del grupo. Este moderno trovador, lleno de intensidad y emoción, sigue teniendo grandes inquietudes espirituales. Su obra es la autobiografía de un peregrino.
Escrito por .



Inspirada por Dylan y Van Morrison, la música de Waterboys, sorprende con títulos como Una iglesia no hecha de manos, o Un lugar pagano. A Scott le gusta citar como sus autores favoritos a escritores cristianos como C.S. Lewis (dedicando una canción a sus Maravillas), pero dice: ′Yo no tengo un credo, ni hablaría de fe, creo que cada ser humano tiene implantada en su alma una chispa divina que nos hace parte de Dios, formando un todo.′. Esa creencia panteísta ha inspirado muchas de sus canciones, reflejando una ética particular (′lo bueno es lo que ayuda, o es compatible con la evolución′), y una escatología marcada por la reencarnación (′después de morir, volvemos, pero creo que tras llegar a una cierta fase, no tendremos que regresar, porque seremos perfectos′), claramente universalista.

′La religión institucionalizada en este país′, dice Scott, ′es una perdida de tiempo, ya que todo sus simbolismos y ritos se han reducido a una cáscara vacía, sin ninguna realidad dentro.′ Para el alma de los Waterboys, ′la Iglesia está acabada, no es más que una sombra de realidad espiritual, tiene demasiado dinero.′ Está claro que no simpatiza con el anglicanismo, pero ¿qué piensa del cristianismo en general? ′Jesús fue casi uno de nosotros′, cree este músico escocés, ′para mí es mucho más que un héroe′. Por eso dice: ′Desconfío mucho de todo lo que oigo sobre Jesús′. Tanto que afirma: ′No creo realmente en la Biblia′. Es evidente que Scott no es cristiano, pero ¿de dónde viene su misticismo?. Cuando le preguntan por su espiritualidad, el dice: ′No creo que mi música refleje un compromiso espiritual, sino más bien una actividad espiritual′. Porque Mike Scott es en realidad es un buscador.

Su famosa canción a Glastonbury dice: ′He encontrado a Dios, donde siempre ha estado′. Pero en El Regreso de Pan lo identifica más con la mitología pagana celta, que con el Dios de la Biblia. Por eso canta a El Pan interior. Sus declaraciones suelen ser ambiguas. Tiene letras intrigantes que canta con una intensidad tal, que uno no puede menos que conmoverse al escuchar su impresionante voz. Sus mensajes suelen ser positivos, recurriendo a temas como La muerte no es el fin de Dylan, Encuéntrame en la estación de Prince, o clásicos gospel como En mi camino al Cielo. Pero su esperanza está más basada en una espiritualidad de nueva era que en un verdadero cristianismo. Por eso da crédito incluso a fraudes como los Círculos de maíz, a los que dedica una canción. De hecho su primer álbum en solitario (Bring ´Em All, 1995) está claramente influido por su estancia en la comunidad de Findhorn, especialmente conocida por su sincrética unión esotérica de elementos de la new age con la fe cristiana.

′He intentado hacer las cosas a mi manera′, dice Scott en una de sus canciones, ′he intentado hacer lo que la gente dice / pero no me ha llevado a ninguna parte / por eso me vuelvo finalmente a ti. / ¿Qué quieres qué haga, Señor? / Puedo ver la luz de casa / pero no puedo llegar solo / He sido un loco y un payaso / He perdido el amor y el tiempo / He sido orgulloso y he estado ciego / Tengo tantas cosas que cambiar / que tendría que convertirme en un nuevo hombre / Pero si tú me dices cómo / yo empiezo ahora. / ¿Qué quieres que haga, Señor?/ Estoy escuchando.′ (What do you want me to do, 1992). Este es el tipo de textos que realmente me conmueven de Scott, su confesión de pecado en Mi lado oscuro, o la terrible desesperación que muestra en El hombre oscuro de mis sueños. Son verdaderas oraciones a unos Brazos Eternos, a los que se muestra Abierto. Ya que hay en su música un profundo quebrantamiento y hambre de realidades espirituales, por las que en medio de tanta confusión, uno siente profunda compasión cuando le oye exclamar: ′Estoy cansado e incompleto′ (La escalera). A personas así es a las que Jesús llama: ′Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.′ (Mateo 11:28). El es el agua de vida, que dice: ′si alguno tiene sed, venga a mí y beba′ (Juan 7:37).

Entrelíneas

MÚSICA Waterboys Escrito por el () . Hasta el día de hoy esta página ha tenido 2831 visitas. Puedes seguirle también en .


PALABRAS CLAVE:

TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA DE GOOGLE:

Escucha y descarga cientos de PODCASTS


DÉJANOS TU OPINIÓN



ESCRIBE AQUÍ TU COMENTARIO (ÚNICO CAMPO OBLIGATORIO)

TU NOMBRE

EMAIL (NO SE MOSTRARÁ)

ENVIADME NOTIFICACIÓN DE OTROS COMENTARIOS:
NO

Por razones de seguridad, por favor, escribe las letras y los números de la imagen anterior en el siguiente recuadro.

¡Gracias!