Sanctuary: La lógica del crecimiento de las iglesias

Barcelona, 9 de enero de 2014. Los tiempos cambian y, aunque nos pese, nosotros también. ′El que crea estar firme, mire y no caiga′ -dice la Biblia. Experiencias personales que lo demuestran tenemos todos cada día pero la historia que os quiero contar a continuación le ocurrió específicamente a una serie de músicos. Es escalable a la experiencia que haya vivido cualquiera los últimos 30 años pero, creedme, los detalles de ésta son lo suficientemente singulares como para que merezca la pena escribirla.
Escrito por .



LOS ANGELES, 1985

La ciudad de Los Angeles, en la costa oeste de los Estados Unidos, ya se había convertido en un hervidero de bandas de rock duro cuando Van Halen alcanzó el número 1 del U.S. Billboard Hot 100. Bandas como W.A.S.P., Metallica o Guns N Roses incendiaron aún más la escena local de aquella ciudad y el joven pastor Bob Beeman no observaba indiferente aquellas calles pavimentadas con estrellas.

En 1985, con la ayuda de músicos de la ciudad como Michael Sweet de Stryper o Jim LaVerde de Barren Cross, Bob Beeman empezó a dirigir en San Diego unos estudios bíblicos entre semana y unas reuniones los domingos por la tarde donde llegó a reunir a entre 500 y 750 de aquellos jóvenes.

Bob Beeman también llevaba un programa de radio y una columna en una revista. En realidad Bob era un músico aficionado y un experimentado promotor activo desde los años 60 -cuando Larry Norman trataba de hacer lo mismo por sus contemporáneos. Muchos grupos de música profesionales se formaron en los bancos de aquella iglesia llamada Sanctuary, como fue el caso de Deliverance, Tourniquet o Vengeance Rising.

En 1985 Doug Thieme, Roger Dale Martin, Glen Mancaruso y Mike Betts buscaban un sustituto para su vocalista y Bob les presentó a Roger Martinez. Roger Martinez había sido bautizado de adulto en una iglesia del Evangelio Cuadrangular, era pastor en una iglesia en Hollywood y confesaba que podía curar milagrosamente. Saber curar a la gente es algo difícil de hacer creer en cualquier circunstancia pero una cosa estaba clara: Roger Martinez podía hablar de la Biblia durante horas fluida y convincentemente.

Cuando cantaba su voz no tenía que envidiar a ninguno de los famosos vocalistas de grupos locales más extremos como Slayer, Dark Angel o Exodus. Podía ser confundida fácilmente con la de un poseído pero lo cierto es que para la música que tenía que interpretar, la suya era la voz más apropiada.

Bob Beeman conocía el peligro de una teología superficial y mística gracias a las experiencias que había tenido con los hippies, cuando colaboraba con Calvary Chapel, y creyó que podría contar favorablemente con el hecho de que Roger Martinez era una persona profundamente inclinada al estudio de la Biblia. Las letras de las canciones que empezaría a cantar se parecían más a lo que cantaría un ángel de la muerte o un profeta en apuros que a cualquier otra cosa así que, de hecho, Roger Martinez parecía entonces como un mirlo blanco y parecía todavía más una locura negar que el descubrimiento había sido providencial.

Vengeance Rising editaría sus 5 discos a través de Intense Records. Pure Metal, Rex Records o Intense Records eran discográficas especializadas que facilitaban servicios exclusivamente en los círculos de actividad evangélica, como iglesias o librerías, por lo que este tipo de grabaciones pasaban desapercibidas o simplemente eran devueltas al almacén cuando eran desempaquetadas. Prueba de ello es que ninguna de estas discográficas llegó a cumplir los diez años de edad. A pesar de todo, para un grupo de música con este tipo de letras, esas empresas eran la opción más fácil y sólo algunos grupos como Mortification optaron por la distribución normal.

La ausencia de ventas no les privaba de tener que ocupar su tiempo libre. Siguiendo el consejo de Bob Beeman, cuando las actividades relacionadas con Vengeance Rising le empezaron a ocupar demasiado tiempo, Roger Martinez dejó de ser pastor y asumió la responsabilidad de muchas tareas de dirección del grupo grabando infinidad de cintas con lecciones sobre cómo alejarse del pecado o del Diablo y distribuyéndolas por correo o en las giras.

Algunas de las iniciativas más imaginativas de Roger Martinez fueron llegar a la sala en limusina o incluir en el escenario una enorme cabeza de corcho blanco que representaba al Diablo y romperla a golpes al final del concierto. Como quiera que fuera, en 1990, al final de la gira de su segundo disco, había generado suficientes gastos como para poder dar por arruinado el proyecto y todos sus compañeros le dejaron sólo al frente del grupo.

LOS ANGELES, 1991

Ayudándose de otros músicos del entorno, multitud de músicos de menor reconocimiento que no fue capaz de mantener a su lado, Roger Martinez sacó adelante otros dos discos de más baja calidad. Los textos de teología sistemática que habían caracterizado sus canciones habían sido sustituidos en estos discos por textos que se precipitaban camino del delirio y el ridículo.

Roger Martinez comenzó a llamar a antiguos amigos para pedirles dinero o amenazarles de muerte -como hizo con el australiano Steve Rowe de Mortification. En California había suficientes iglesias como para llenar al menos la agenda de estos grupos pero Steve Rowe, a diferencia de lo que hacían en sus giras los músicos de California, tenía la costumbre de predicar en los clubs de metal extremo. Gracias a ello se había ganado suficientes enemigos y amenazas de muerte como para que perdiese el sueño ante ésta amenaza de Roger Martinez.

Había quien tenía más que temer. En enero de 1992 un grupo de Seattle, Nirvana, le quitaba el primer puesto a Michael Jackson en las listas de éxito y el grunge anunciaba que las glorias del rock duro más comercial tenían sus días contados. Era sólo el primer golpe de una larga lista que parecía haber culminado con el éxito de Marilyn Manson en 1996.

En 1998 el disco de Van Halen titulado ′III′, y su millonario video ′Without You′, se hundían estrepitosamente en las listas obteniendo una única mención en una lista especializada de rock. Eddie Van Halen no tardó en anunciar que el recién llegado cantante Gary Cherone había sido despedido del grupo.

Gary Cherone era creyente, aunque de la costa este, y había probado sobradamente sus habilidades en el grupo Extreme -también número 1 en el U.S. Billboard Hot 100-, durante las pruebas de acceso a Van Halen, durante la grabación del disco y hasta durante la grabación del millonario video; pero con ese despido Eddie Van Halen limpiaba su reputación y ganaba tiempo hasta poder asimilar la verdad: que el mercado había encontrado lo que buscaba en otro sitio.

LOS ANGELES, 1998

La congregación de aquella iglesia de rock duro llamada Sanctuary, que por momentos había soñado en convertirse en una denominación, también estaba muy nerviosa mientras observaba disminuir el número de locales abiertos y le pidió a Bob Beeman que tomara una decisión radical: debía elegir entre quedarse con ellos y quedarse con sus actividades internacionales de evangelismo.

Bob Beeman volvió entonces a Nashville, Tennesse, donde reside en la actualidad y apoya activamente diferentes comunidades en Europa; dejando en su lugar a Dave Hart y lo que hoy se conoce como ′Comunidad Gótica Cristiana′. Góticos pero eso sí, según nos dicen en su página web, en una muestra de extraña generosidad o liberalidad, también dan la bienvenida a gente de las escenas alternativa, punk, metal, hardcore, techno o rave.

Roger Martinez, por su lado, trabaja a día de hoy en la venta de inmuebles expropiados. Durante su tiempo libre, engominado y enchaquetado, Roger Martinez sigue utilizando en Internet la marca de Vengeance Rising que con tanta vehemencia quiso hacer suya. La utiliza, eso sí, paradójicamente, para promocionar un mensaje que divaga entre el satanismo y el ateismo. Bob Beeman a día de hoy sigue sin encontrar una explicación. Todos los que conocíamos un poco a Vengeance Rising no pudimos evitar sentir una conmoción al oírle hablar.

En realidad los mensajes de Roger Martinez a finales de la década de los 90, fuesen satanistas o ateos, escondían mal la única verdadera motivación: luchar contra el cristianismo. Pero ¿cómo se puede llegar de un extremo al otro en tan poco tiempo?, ¿qué es lo que aseguran nuestras convicciones?, ¿cuál es realmente el valor de nuestra autodeterminación? Era evidente que Roger Martinez había estado sufriendo una gradual transformación interna pero ¿cómo pueden estas transformaciones permanecer tanto tiempo fuera de la vista de hasta las mismas personas que lo protagonizan?

LA VIDA DEL ETERNO

Por medio de una correcta segmentación los departamentos de marketing de las grandes empresas aprovechan las diferencias que periódicamente distinguen a cada grupo de personas. Es una estrategia para lograr ser más persuasivo, que evita multitud de posibles errores en la comunicación y funciona a corto plazo. ¡Puedo decir esto con propiedad porque trabajo en una empresa que se dedica a eso precisamente!

Esta es una estrategia que ya se conocía en la antigüedad sin embargo a Jesucristo le vemos en el extremo opuesto por ejemplo cuando elige a sus discípulos. La estrategia de Jesús eligiendo como discípulos a personas que, de forma natural, estarían enfrentadas entre si; elegir incluso a alguien como Judas, que debía robarle el dinero y después traicionarlo y entregarlo, no puede resultar más alejado de cualquier estrategia con sentido común.

El apóstol Pablo añade más luz a este aparente enigma cuando confiesa años más tarde que él mismo se adaptaba a sus interlocutores, no para evitar posibles errores, sino para confirmar que su único objetivo era atraer a todas las diferentes personas a un mismo mensaje. Sabemos que el apóstol Pablo no buscaba segmentaciones sino congregaciones cuando leemos aquello de que para unos y para otros no tenía sino el mismo mensaje de escándalo y tropiezo. Pablo no buscaba segmentaciones, sino que buscaba congregaciones donde había lugar incluso para el error.

Muchos hemos tenido momentos en los que hemos perdido de vista ese modelo original. El Señor Jesús no pedía a sus discípulos originalidad sino imitación. Puesto que las apariencias son engañosas y sólo pueden dar resultados a muy corto plazo -tener que imitar a un modelo en las cosas realmente duraderas e importantes de la vida es tranquilizador. El Señor de la iglesia es Eterno y en él tenemos vida eterna -no aparente y segmentada, sino eterna.

MÚSICA Sanctuary Escrito por el () . Hasta el día de hoy esta página ha tenido 7270 visitas. Puedes seguirle también en .


PALABRAS CLAVE:

TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA DE GOOGLE:

Escucha y descarga cientos de PODCASTS


DÉJANOS TU OPINIÓN



ESCRIBE AQUÍ TU COMENTARIO (ÚNICO CAMPO OBLIGATORIO)

TU NOMBRE

EMAIL (NO SE MOSTRARÁ)

ENVIADME NOTIFICACIÓN DE OTROS COMENTARIOS:
NO

Por razones de seguridad, por favor, escribe las letras y los números de la imagen anterior en el siguiente recuadro.

¡Gracias!