Las Mil Caras de Dios: ¿Mil caras?

Madrid, 3 de mayo de 2005. ¿Quién es Dios, dónde está y cómo es? Lo pensamos, lo imaginamos, pero no tenemos una imagen clara de Él. Para algunos es un anciano de larga barba blanca, para otros una luz indescriptible, pero para muchos es un nombre que no significa absolutamente nada. Cien artistas actuales han expuesto su visión de Dios en una muestra que ha llegado al Instituto de Arte Contemporáneo de Londres desde el Museo Judío de San Francisco. ¿Qué es lo que se ha podido ver allí?
Escrito por .



Para alguien, tan conocido por sus provocaciones como Damien Hirst, Dios no es sino una caja de cristal llena de medicinas, donde hay desde un paracetamol hasta un fuerte antibiótico para una infección de muelas. Lo que no es demasiado irreverente, teniendo en cuenta su fama de abrir vacas en canal y conservarla en formol. Tras sus esculturas sobre La Última Cena de Da Vinci, mostrando a Jesús y a los doce apóstoles como pelotas de ping pong flotando sobre vino rojo o su vaca de seis patas, celebrando la infinita sabiduría divina, el más sacrílego de los artistas británicos parece haberse calmado un poco al llegar a los cuarenta y abandonar la bebida.

El americano Paul McCarthy ve a Dios como un hombre calvo y entrado en años, buscando algo debajo de un matojo seco, pero el artista alemán Martin Kippenberger nos lo presenta como una rana crucificada, que sujeta una gran jarra de cerveza. Aunque no está aquí para explicárnoslo (murió en 1997), los organizadores de la exposición han incluido su obra en la sección titulada Dios como alguien que sufre. Otros como el norteamericano Scott Grieger, creen sin embargo que si existe un Dios ′está furioso′. Por eso pinta un cartel en rojo con la advertencia: Cuidado con Dios. Aunque para nuestra tranquilidad también nos dice: ′Pero ya veremos si eso es verdad′.

Otros se consuelan con la idea de un Dios bueno, como una madre. Así la californiana Liz Larner, lo representa con una fotografía de una señora mayor, con la piadosa leyenda de que ′no tienes que entenderme, sólo has de quererme′. Por eso también Renée Petropoulus juega con la mirada entrañable en su DVD de dos bebés. Aunque sus alegres sonidos se confunden con los disparos de la proyección contigua de Thorvaldur Thorsteinsson, que en La Muerte más real, ve junto a Helena Jonsdottir, un Dios que mata. Pero para otros, como el neoyorquino Tony Oursler, Dios es un muñeco melenudo y parlanchín, que ha sido ya decapitado. Dice que ′es un hombre viejo y blanco que vive en el cielo′, porque se ha ′criado como católico, aunque reconoce que su idea no se ha desarrollado demasiado desde que era joven′. Para él, sigue siendo un ser ′cruel y misterioso′, que ′depende del espectador′ para ′entender sus motivaciones"

¿HISTORIAS DE DIOS?

Esta exposición, que incluye pinturas, videos, dibujos e instalaciones, está dividida en dieciséis secciones, distribuidas entre las dos galerías del Instituto. Un gran mural dorado las separa con citas como el ′todavía soy ateo, gracias a Dios′ de Buñuel. A cada artista se le ha pedido que adjunte un ensayo para acompañar su obra, aunque no todos lo han hecho. Pero todo cabe entre las sobrias salas de cemento de este instituto londinense, desde muñecos de trapos a ambientadores en forma de pino, luces de neón o mesas vanguardistas. Cualquier interpretación sirve. La muestra acaba con una frase de Teresa de Calcuta, anunciando que ′todos somos lápices en las manos de Dios′.

Los organizadores de esta exhibición para el Museo Judío de San Francisco son dos artistas californianos, Meg Cranston y John Baldessari. La idea surgió seis meses después del 11-S, ya que ′en ese momento los medios de comunicación se llenaron de historias de Dios′. Desde esos días ′había libros sobre Dios en las lista de los más vendidos′. Es como si ′Dios estaba en todas partes′, pero aún así, los artistas permanecían curiosamente en silencio, y ese silencio planteó la pregunta que se hace en esta exposición: ¿Cómo ven a Dios los artistas contemporáneos?

El problema es que ′a Dios nadie la vio jamás′ (Juan 1:18). Es Alguien único y sui generis. Hay un sólo Dios, por lo que no hay categoría para ver de qué clase es. No hay forma de ser que continúe la suya, por la que podamos entender su naturaleza. Dios es esencialmente divino. Su esencia es por lo tanto su deidad. Sin embargo Dios ha querido describirse como espíritu (Jn. 4:24). ¡Y Él no es el único espíritu! Los hombres y los ángeles son espíritus. Es como si para darse a conocer, necesitáramos compararle con alguna realidad conocida. ¡Y el espíritu es lo más elevado que podemos concebir!

La espiritualidad de Dios significa que Él es inmaterial e incorpóreo. Yahvéh, a diferencia de los dioses de otras naciones, no tiene forma ni similitud. No es carne, sino espíritu. Es invisible e intangible, inconmensurable e incontenible. No tiene partes o pasiones, necesidades físicas o dependencias. No se cansa, ni se agota. Su terminante prohibición de hacer imágenes y adorarlas, incluso como ayuda para nuestra devoción, hace despertar todo su celo (Éxodo 20: 4-6). Ya que el hombre es un espíritu corpóreo (aunque pueda existir sin cuerpo), pero Dios es puro espíritu.

LA PERSONA Y EL PERSONAJE

La espiritualidad de Dios le hace distinto de toda su creación, pero eso no significa que sea un ente abstracto, como si fuera el mismo Ser. Es una Persona. Se relaciona con nosotros, no como el Yo-Ello, del que hablaba Martin Buber, sino como el Yo-Tú. No es algo, sino Alguien que viene a nuestro encuentro, diciendo Mi nombre es... Habla y escucha. Se compromete, comparte, conoce, manda y ama. Tiene voluntad y conciencia. Es provocado, ofendido y propiciado. ¡Se goza realmente!

Pero si ′a Dios nadie le vio jamás′, ¿cómo podemos conocerle? Porque ′el Hijo le ha dado a conocer′ (Jn. 1:18). Dios es como Cristo y en Él no hay nada hay que no sea como Cristo. Cristo es la revelación suprema de Dios. Cristo es la Palabra de Dios. Su forma, su imagen, su gloria. Ver a Cristo es ver al Padre. La confesión cristiana más fundamental es que Jesús es Yahvéh, pero no podemos entender a Jehová sin Jesús. Él es Jehová. Es el espejo de la deidad, la imagen, la forma y la gloria de Dios.

′Y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y verdad′ (Jn. 1:14). Pero Dios no es simplemente una gran visión, que pueda ser objeto de curiosidad y especulación. Ante la revelación de su gloria pisamos tierra santa. No podemos levantarnos sobre Dios y su Palabra. Por lo que si la teología ha analizado con frecuencia fríamente a Dios, la verdad es que el arte lo ha trivializado. Ya que no podemos contemplar su gloria, tal y como somos, sin caer muertos a sus pies (Apocalipsis 1:17). Así que tiene razón el artista que dice: ¡cuidado con Dios!

Entrelíneas

ARTE Las Mil Caras de Dios Escrito por el () . Hasta el día de hoy esta página ha tenido 5739 visitas y 4 comentarios. Puedes seguirle también en .


PALABRAS CLAVE:

TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA DE GOOGLE:

Escucha y descarga cientos de PODCASTS


DÉJANOS TU OPINIÓN



Comentario de Ego

"Penúltimo comentario (es que echo la cuenta atrás..): Yo creo que si insultas a Dios es porque crees que algo existe o buscas echar las culpas en última instancia a alguien que supones que es el posible ′culpable′ de tu dolor.Es casualidad que ese ′P..′como tu lo llamas sea precisamente Dios."

 Añadir al comentario de Ego 

TU NOMBRE

EMAIL (NO SE MOSTRARÁ)

DESEO RECIBIR NOTIFICACIÓN DE OTROS COMENTARIOS AL MISMO ARTÍCULO: 
NO

Por razones de seguridad, por favor, escribe las letras y los números de la imagen anterior en el siguiente recuadro.



¡Gracias!



Comentario de Ego

"Ultimo comentario: Responde a la pregunta con sinceridad, Si Dios no existe... ¿por qué insultas a quien no te hizo nada? ¿O a Aquél que según tú no existe? es como si lanzaras las palabras al viento y te las devolviera el eco.Pero a decir verdad, si Dios existiera..¿volverías igualmente a insultarlo? Pura contradicción con los fantasmas de tu mente. El que busca encuentra, pero de esa forma nada bueno encontrarás."

 Añadir al comentario de Ego 

TU NOMBRE

EMAIL (NO SE MOSTRARÁ)

DESEO RECIBIR NOTIFICACIÓN DE OTROS COMENTARIOS AL MISMO ARTÍCULO: 
NO

Por razones de seguridad, por favor, escribe las letras y los números de la imagen anterior en el siguiente recuadro.



¡Gracias!



Comentario de Ego

"Para mariel: Dios no existe----NO HAY PRUEBAS Dios existe-------NO HAY PRUEBAS ¿DONDE ESTA DIOS?---NO HAY PRUEBAS ¡BUSCALO! ¡ESFUERZATE! ¡NO SEAS COMODO! Lo único que existe es tu ignorancia. Destierra la comodidad de esa idea y búscalo. Te garantizo que algún día lo encontrarás si dejas de pensar en que no existe. Dios.. Dios?...¡DIOSS!"

 Añadir al comentario de Ego 

TU NOMBRE

EMAIL (NO SE MOSTRARÁ)

DESEO RECIBIR NOTIFICACIÓN DE OTROS COMENTARIOS AL MISMO ARTÍCULO: 
NO

Por razones de seguridad, por favor, escribe las letras y los números de la imagen anterior en el siguiente recuadro.



¡Gracias!



Comentario de mariel erice zoza

"weno primeroo,,,hola y yo n creo en dios xq no existeee xqsi existieraaa todos serian felices y no habria tantasss desgracia!!!ni pobreza ni nadaaa wee sigan creyendo en el viejo h d pu_ton"

 Añadir al comentario de mariel erice zoza 

TU NOMBRE

EMAIL (NO SE MOSTRARÁ)

DESEO RECIBIR NOTIFICACIÓN DE OTROS COMENTARIOS AL MISMO ARTÍCULO: 
NO

Por razones de seguridad, por favor, escribe las letras y los números de la imagen anterior en el siguiente recuadro.



¡Gracias!



ESCRIBE AQUÍ TU COMENTARIO (ÚNICO CAMPO OBLIGATORIO)

TU NOMBRE

EMAIL (NO SE MOSTRARÁ)

ENVIADME NOTIFICACIÓN DE OTROS COMENTARIOS:
NO

Por razones de seguridad, por favor, escribe las letras y los números de la imagen anterior en el siguiente recuadro.

¡Gracias!