La Tierra Media: La mitología de la Tierra Media

Madrid, 3 de mayo de 2005. Volvemos esta semana a El Señor de los Anillos, la impresionante saga fantástica del escritor inglés J. R. R. Tolkien, recientemente recuperada para el cine en una espectacular trilogía del neozelandés Peter Jackson, que acaba de presentar su segunda parte, libremente inspirada en el segundo volumen de la obra, Las dos torres. Su editorial, Minotauro, publica ahora una interesante colección de ensayos de varios autores, J. R. R. Tolkien: Señor de la Tierra Media, editados por Joseph Pearce, sobre la relación de esta mitología con la fe cristiana.
Escrito por .

La obra de Tolkien ha despertado siempre grandes pasiones. Desde su aparición ha sido amado y odiado con igual fuerza. ′Este libro es como un relámpago en un cielo claro′, decía C. S. Lewis en 1954, el año que se publicó Las dos torres en Gran Bretaña. Despreciado en círculos literarios, el género fantástico se ha convertido sin embargo en uno de los estilos más populares, gracias sobre todo a El Señor de los Anillos. Tolkien de hecho le ha dado una nueva orientación, basándose en los mitos y los héroes de la antigüedad. Aunque para muchas personas, el término fantasía sigue siendo sinónimo de escapismo, frivolidad, ociosidad e irrealidad. Pero ¿de qué quiere escapar Tolkien?.

Como dice Stephen Lawhead en el trabajo que da título a esta obra, J. R. R. Tolkien: Señor de la Tierra Media, ′¿qué es la salvación, sino escape?′. Según este autor evangélico, creador de algunas de las colecciones de fantasía más vendidas en estos últimos años, como el Ciclo de Pendragón, algunos ′esperamos, mediante nuestra fe en Cristo, escapar de la pena de muerte que el pecado ha decretado′. Y aunque no estamos ante una alegoría como El progreso del peregrino de Bunyan, El Señor de los Anillos ′sin duda trata en un sentido amplio, de la salvación′, como dice el profesor de Londres, Colin Gunton, en uno de los mejores artículos del libro. A Tolkien no le gustaban las analogías cristianas que muchos hacen de su obra, pero él mismo reconocía que su mitología era profundamente religiosa, incluso católica, como demuestran muchos de los ensayos recogidos por Pearce, que van claramente en esta línea.

Sin embargo en una primera lectura la Tierra Media no deja de ser un mundo totalmente pagano. No hay aquí iglesias, altares, cruces, o libros sagrados. Las únicas oraciones que se hacen son a dioses como Lúthien Tinúviel, o diosas como Galadriel, ¡aunque algunos crean que sea la Virgen María!. Estamos en un sentido en una época pre-cristiana. Lo que a Tolkien le interesa son ′las eternas verdades de la naturaleza humana′, como dice Shippey en El camino a la Tierra Media (Barcelona, Minotauro, 1999). Como él mismo dice en su famoso ensayo Sobre los cuentos de hadas (Árbol y hoja, Barcelona, Minotauro, 1994), el artista crea un mundo secundario, que posee una verdad propia, y que puede arrojar luz sobre el mundo en que vivimos. Ya que ′no meramente los pensamientos abstractos del hombre, sino también sus invenciones de la imaginación tienen que originarse en Dios, y en consecuencia reflejar algo de la verdad eterna′. Porque ′al crear un mito, y poblar el mundo con elfos, dragones y trasgos, un narrador está de hecho cumpliendo el propósito divino y reflejando la luz verdadera′.

Es así como ′el mito y el cuento de hadas, como toda forma de arte, deben reflejar elementos de moral y verdad (o error) religiosa, pero no de manera explícita′ (Cartas de J. R. R. Tolkien, H. Carpenter, Barcelona, Minotauro, 1993). El Señor de los Anillos presenta por lo tanto destellos del Evangelio, como dicen Gunton. Ya que nos habla de una batalla entre el bien y el mal, la luz y la oscuridad, pero cuya victoria se libra por medio de un sacrificio. Como Jesús, Frodo entra en el mismo corazón de las tinieblas, para derrotar el poder enemigo. Una criatura débil e indefensa, como este hobbit, porta el anillo como si fuera la cruz. Su misión es destruir el poder del Señor Oscuro, arrojándolo sobre ese abismo que todo lo consume, donde no hay luz ni sentido. Pero una y otra vez los protagonistas de este drama son tentados a usar el anillo para vencerle. Pero utilizar el mal, incluso en la batalla contra el mal, es esclavizarse a él.

El mal es por eso un terrible parásito. Tiene un terrible poder que todo lo corrompe y destruye, pero sin embargo no tiene consistencia en sí mismo. Sus agentes son espectros, cuyos gritos provocan desesperación, inmovilidad y terror, con su frío tacto, pero que ante el fuego del Monte del Destino, ′crepitaron, se consumieron y desaparecieron′. Es ante esa grieta que Frodo es también tentado en el país de Mordor, donde todo está devastado, en la abominación de una tierra muerta y desolada. Pero erguida en el centro del vacío se yergue la cruz de la contradicción por la que Frodo carga con el peso de toda esta suciedad sobre sí, para purificar la tierra, haciendo regresar la vida. Es así como finalmente, agotado por la lucha, cruza las aguas, en una suerte de muerte, aunque como Moisés, no verá la tierra prometida.

Es esto lo que hace de El Señor de los Anillos una de las obras más importantes de todos los tiempos. Ya que cuando se pierde toda esperanza, expectativa, y deseo, no queda sino una noche en la que reina el terror del absurdo. Este vacío hiela el alma, y nos arrebata incluso el consuelo de lo trágico. Todo lo engulle y aniquila, porque nada de lo que entra en él vuelve a salir. La cruz se levanta así en flagrante negación de esa vacuidad en la que yace empantanada. Por lo que con Bernard Levin, ′es reconfortante ser asegurado en estos tiempos difíciles, una vez más que los mansos heredarán la tierra′.

Artíticulos relacionados

ENLACES DE INTERÉS:



Entrelíneas

LITERATURA La Tierra Media Escrito por el () . Hasta el día de hoy esta página ha tenido 3477 visitas y 1 comentarios. Puedes seguirle también en .


PALABRAS CLAVE:

TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA DE GOOGLE:

Escucha y descarga cientos de PODCASTS


DÉJANOS TU OPINIÓN



Comentario de gabriel

"La verdad es que la información está super completa en tu blog. Enhorabuena! Yo tengo un esumen sobre el legendarium de Tolkien y sus relaciones con al mitología tradicional. Por si interesa: https://gabrielrosselloblog.wordpress.com/2017/03/18/origen-de-la-mitologia-de-la-tierra-media/ Saludos, "

 Añadir al comentario de gabriel 

TU NOMBRE

EMAIL (NO SE MOSTRARÁ)

DESEO RECIBIR NOTIFICACIÓN DE OTROS COMENTARIOS AL MISMO ARTÍCULO: 
NO

Por razones de seguridad, por favor, escribe las letras y los números de la imagen anterior en el siguiente recuadro.



¡Gracias!



ESCRIBE AQUÍ TU COMENTARIO (ÚNICO CAMPO OBLIGATORIO)

TU NOMBRE

EMAIL (NO SE MOSTRARÁ)

ENVIADME NOTIFICACIÓN DE OTROS COMENTARIOS:
NO

Por razones de seguridad, por favor, escribe las letras y los números de la imagen anterior en el siguiente recuadro.

¡Gracias!