SUSCRIPCIÓN

Sólo tienes que rellenar estos dos campos para recibir o dejar de recibir tu suscripción

Alias:

eMail

Alta:Baja:
Johann Sebastian Bach (II) ¿Qué podemos saber hoy sobre Bach?

¿Qué podemos saber hoy sobre Bach?

Madrid, 3 de mayo de 2005. ¿Quién era en realidad Johann Sebastian Bach (1685-1750)? La editorial Alianza publica por fin en España Documentos sobre su vida y su obra. Estos escritos originales nos permiten reconstruir ese inmenso puzle que es todavía la biografía del músico más trascendental de la historia occidental. Mientras el holandés Ton Koopman ha logrado grabar ya doce volúmenes de sus Cantatas para el sello Erato. Su Orquesta y Coro Barroco de Amsterdam han logrado transmitir con sabiduría y equilibrio la emoción de la alabanza.

No es hasta 1802 que Forkel intenta poner por escrito la vida de Bach, cincuenta y dos años después de su muerte

No es hasta 1802 que Forkel intenta poner por escrito la vida de Bach, cincuenta y dos años después de su muerte. Este pionero de la musicología era un gran nacionalista alemán, así que sus esfuerzos fueron encaminados a desligar al maestro de toda vinculación con el barroco italiano. Su libro plasma numerosos recuerdos de los hijos y alumnos de Johnann Sebastian. Este documento fundacional toma toda su importancia cuando Mendelssohn repone en Berlín La Pasión según San Mateo en 1829. Este compositor protestante había estudiado con Zelter, que era amigo y asesor musical de Goethe, pero también discípulo de alumnos de Bach. A partir de ese momento su biografía se confunde con la historia de la música de los dos últimos siglos, siguiendo todas sus vicisitudes. Pasa de ser un referente del Renacimiento musical alemán a convertirse en un romántico, y luego en un creador analítico y conceptual, pero siempre a partir de una incuestionable fe, que nos desvela el verdadero sentido de la adoración cristiana.

Uno de los malentendidos más extendidos que estos Documentos ponen en evidencia es la falsa suposición de que Bach fuera olvidado después de su muerte. Forkel no intentó reparar en realidad una injusticia. Lo que buscaba era reivindicar una época. A lo largo de estos dos siglos su música ha dado lugar un importante estudio académico sobre su obra (Spitta, Bitter, Schweitzer, Terry, Riemann), ya institucionalizada bajo las conocidas siglas alemanas BWV, con las que Schmieder cataloga su obra a partir de 1950. Esta clasificación ha sido objeto de constantes modificaciones, hasta el punto de que en 1985 se ha comenzado un nuevo proyecto de ordenación bajo las letras BC (Bach Compendium). Pero paralelamente a la valoración de su obra, continua el enigma de su vida. ¿Es posible hoy tener una biografía de Bach, o sólo podemos aspirar a una mera enumeración de materiales, como son estos Documentos?.

La exaltación lírica de la Crónica de Ana Magdalena Bach, en la que su segunda esposa describe su lado humano, dificilmente es una biografía en el sentido estricto del termino. Tampoco el simpático relato que hace la inglesa Esther Meynell en 1925, que se ha usado mucho en radio y la televisión. Por otro lado, hasta la aparición de estos Documentos, no disponíamos más que de una corta historiografía sobre el compositor en castellano. El año 2000 se publicó una Vida de Bach de John Butt en castellano, hecha por la Universidad de Cambridge para conmemorar el 250 aniversario de su muerte. Pero su título no escondía más que otro trabajo colectivo de diversos artículos, con una nueva serie de estudios parciales, que siguen desvelando la ausencia de una biografía que narre su vida, doscientos años después de la obra de Forkel.

Estos Documentos son una selección de textos que hizo Hans-Joachim Schulze para su edición alemana en 1972. Son 361 del más de un millar que componen el archivo de Bach. Algunos son incluso de la segunda mitad del siglo XVIII, cuando se le creía olvidado. Encontramos aquí su biografía familiar, viajes, cargos, conflictos, interpretación, educación, comparaciones, críticas, apologías o problemas de edición. Juan José Carreras hace además un denso y lucido estudio previo, incluyendo una índice de las obras musicales citadas, una cronología y una concordancia con los documentos originales. ¿Qué conclusiones sacamos entonces de su lectura?

Estos textos nos revelan una entrega total a la música, pero también una ferviente fe cristiana. Constante lector de la Biblia, Bach encuentra en ella el fundamento de su vida, que es a su vez el tema de gran parte de su obra. Hasta el final de su vida, enfermo y ciego, aún tiene fuerzas para dictar a su yerno Ante Tu Trono comparezco, su obra póstuma. El artista no cesa de componer, pensando en su Señor y Salvador. Su arte alaba al Creador, pero ayuda también a adorar al Dios de los cielos, que envió a su Hijo a morir en amor por los pecadores en una dura cruz. Toda su vida es por eso adoración, en el sentido bíblico del termino. Pero ¿cómo es la música que hace Bach para la Iglesia?, ¿cuál es su idea de alabanza?.

Las Cantatas que conforman la integral que está ahora grabando Koopman entroncan con una gran tradición luterana. Bach utiliza a veces la música del reformador, así como textos del poeta y teólogo Neumeister, pero sus obras se basan generalmente en pasajes bíblicos. Solían interpretarse entre la lectura bíblica y el sermón, haciendo referencia más o menos expresa al texto. Ya que las corales servían según Lutero, para que “la palabra de Dios permanezca viva en los corazones por medio de la canción”. La adoración entonces, tal y como la entiende Bach, es algo que responde claramente a la Escritura. Para él, no puede haber verdadera alabanza, si ésta no está basada en la Biblia. Y esta es una gran lección para la Iglesia de nuestro tiempo.

El interés que hay por la música en el culto no puede desplazar la centralidad de la Palabra. Su desarrollo ha de ser en coherencia con el texto bíblico. El canto debe ser escogido en relación a la lectura de la Palabra, y no a la inversa. La música lleva así a la predicación, que se convierte en verdadera doxología y expresión de alabanza. Por lo que el tiempo de alabanza no es cuestión de cánticos, sino de la vida que viene del encuentro con el Dios que conocemos por su Palabra y por su Espíritu. La adoración es así respuesta de fe. Es confesar y testificar lo que Dios ha hecho por nosotros en Cristo Jesús. Hoy se busca un avivamiento espiritual por medio de la alabanza, pero no olvidemos que Dios no ha prometido actuar por otro medio que la obra del Espíritu Santo que acompaña la predicación de su Evangelio. Y eso lo entendió muy bien Bach.

MÚSICA Johann Sebastian Bach (II) Escrito por el 3 de mayo de 2005. Hasta el día de hoy esta página ha tenido 3223 visitas y 3 comentarios. Puedes seguirle también en .

Escucha y descarga cientos de PODCASTS
PARTICIPA CON TUS COMENTARIOS:

No es necesario el registro



Comentario de Benito

"Sólo, gracias, pues tus palabras me han ayudado a meditar algo más sobre el arte de Seabastian que alaba al Creador, pero ayuda también a adorar al Dios de los cielos, que envió a su Hijo a morir en amor por los pecadores en una dura cruz"

 Responder a Benito 
ESCRIBE AQUÍ TU RESPUESTA (ÚNICO CAMPO OBLIGATORIO)
TU NOMBRE
EMAIL (NO SE MOSTRARÁ)
DESEO RECIBIR NOTIFICACIÓN DE OTROS COMENTARIOS AL MISMO ARTÍCULO:  NO




Por razones de seguridad, por favor, escribe las letras y los números de la imagen anterior en el siguiente recuadro.


¡Gracias!



Comentario de Fátima Rodríguez

"Gracias por este artículo. Sobrio y enriquecedor."

 Responder a Fátima Rodríguez 
ESCRIBE AQUÍ TU RESPUESTA (ÚNICO CAMPO OBLIGATORIO)
TU NOMBRE
EMAIL (NO SE MOSTRARÁ)
DESEO RECIBIR NOTIFICACIÓN DE OTROS COMENTARIOS AL MISMO ARTÍCULO:  NO




Por razones de seguridad, por favor, escribe las letras y los números de la imagen anterior en el siguiente recuadro.


¡Gracias!



Comentario de José Antonio Rodríguez Viera

"La Música de Sebastian Bach es impresionante, realmente toca la fibra mas intima de nuestro ser y es verdaderamente una alabanza musical para Dios."

 Responder a José Antonio Rodríguez Viera 
ESCRIBE AQUÍ TU RESPUESTA (ÚNICO CAMPO OBLIGATORIO)
TU NOMBRE
EMAIL (NO SE MOSTRARÁ)
DESEO RECIBIR NOTIFICACIÓN DE OTROS COMENTARIOS AL MISMO ARTÍCULO:  NO




Por razones de seguridad, por favor, escribe las letras y los números de la imagen anterior en el siguiente recuadro.


¡Gracias!



ESCRIBE AQUÍ TU COMENTARIO (ÚNICO CAMPO OBLIGATORIO)
TU NOMBRE
EMAIL (NO SE MOSTRARÁ)
ENVIADME NOTIFICACIÓN DE OTROS COMENTARIOS: NO




Por razones de seguridad, por favor, escribe las letras y los números de la imagen anterior en el siguiente recuadro.


¡Gracias!



ENTRELÍNEAS. REVISTA DE ARTE Y FE  ©  JOSÉ DE SEGOVIA BARRÓN, 2002-2014