George Steiner: Nostalgia del absoluto

Madrid, 18 de julio de 2004. George Steïner es algo más que un Premio Príncipe de Asturias por su contribución a las Humanidades. Es uno de los pocos pensadores indiscutibles de nuestros días, cuyo nombre se pronuncia con verdadera admiración por intelectuales de uno y otro signo, como prototipo del humanista actual. Sus conferencias en Madrid han traído olor a multitudes. Este escritor agnóstico, hijo de judíos austríacos, nacido en París en 1929, emigró a los Estados Unidos diez años más tarde. Ha sido profesor de literatura comparada en las principales universidades del mundo, siendo hoy considerado uno los más grandes críticos literarios de nuestro tiempo.
Escrito por .



Sus libros empezaron a traducirse al castellano en la década de los noventa. A partir de su obra más importante, Presencias reales, descubrimos al Steiner narrador con sus Pruebas y Tres parábolas. Hay ya una antología de sus ensayos, Pasión Intacta, y una autobiografía intelectual con el significativo título de Errata. Pero hay un pequeño volumen que acaba de publicarse en castellano, del que quiero hablar ahora. Se trata de Nostalgia del absoluto, una serie de conferencias emitidas por la radio canadiense en los años setenta, que ahora edita Siruela para presentarnos su carácter más provocativo.

Se trata de cuatro brillantes diatribas con las que el autor fustiga lo que llama el relato de legitimación de la modernidad, conformado por el marxismo, el psicoanálisis y la antropología estructural. ′Tres grandes mitologías, concebidas para explicar la historia del hombre, la naturaleza del hombre y nuestro futuro. Las tres son mitologías racionales que pretenden tener un carácter científico, normativo. Las tres arrancan de la metáfora del pecado original. La de Marx termina en una promesa de redención; la de Freud en una visión de regreso a casa con la muerte; la de Lévi-Strauss en un apocalipsis originado por el mal humano.′ (pág. 85). Ya que son teologías substitutivas, visiones mesiánicas con pretensión de totalidad para satisfacer el hambre de mitos y certezas, que es consustancial a la condición humana.

La cuarta conferencia trata del auge de la superstición y la irracionalidad que demuestra el interés esotérico de nuestro tiempo. Su lista de fraudes y aberraciones excede a muchos compendios medievales de pretensiones ocultistas. La credulidad que hay detrás de tanta tontería actual permite que cosas como la astrología se presenten como una pseudociencia, en un mundo fascinado por lo extraterrestre y paranormal. Pero las supercherías de muchos supuestos tratamientos alternativos o la moda orientalista no son para Steiner sino síntomas de un fracaso que expresa un sentimiento de impotencia, ante la ausencia de fundamentos sobre los que basar nuestra vida. Frente a todas estas mitologías queda otra alternativa, dice Steiner: la búsqueda de la verdad.

′La gradual erosión de la religión organizada y de la teología sistemática, especialmente de la religión cristiana de occidente, nos ha dejado con una profunda e inquietante nostalgia de′, lo que él llama en mayúsculas, ′el Absoluto′ (pág. 111).′La verdad tiene futuro′, dice Steiner al final de su libro, pero ′que lo tenga también el hombre está mucho menos claro′ (pág. 133). Pero la buena noticia, dice Jesús, es que la verdad nos hará libres. Por lo que nuestro futuro está en esa Verdad hecha carne.
Entrelíneas

LITERATURA George Steiner Escrito por el () . Hasta el día de hoy esta página ha tenido 8054 visitas. Puedes seguirle también en .


PALABRAS CLAVE:

TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA DE GOOGLE:

Escucha y descarga cientos de PODCASTS


DÉJANOS TU OPINIÓN



ESCRIBE AQUÍ TU COMENTARIO (ÚNICO CAMPO OBLIGATORIO)

TU NOMBRE

EMAIL (NO SE MOSTRARÁ)

ENVIADME NOTIFICACIÓN DE OTROS COMENTARIOS:
NO

Por razones de seguridad, por favor, escribe las letras y los números de la imagen anterior en el siguiente recuadro.

¡Gracias!