El viento se levanta: El eterno sueño del ser humano

Sevilla, 6 de marzo de 2015. Dentro de poco se cumplirá un año del estreno en cines de la última cinta de Hayao Miyazaki, ′El viento se levanta′, una historia de amor y guerra con la que el japonés de 74 años se despidió del cine y de su amado Studio Ghibli. Miyazaki, creador de otras famosas películas como ′Mi vecino Totoro′ (1988) o ′El viaje de Chihiro′ (2001), con la que ganó un Óscar a la mejor película de animación, ha sido habitualmente denominado como el Walt Disney del país nipón. No solamente sus trazos y sus coloridos paisajes son fácilmente reconocibles, también sus guiones: todas las películas de Miyazaki poseen un alto grado de preocupación por la naturaleza y la necesidad de que ésta se libere de la actuación humana. En ′El viento se levanta′, sin embargo, se cuenta la historia contraria, la de cómo un joven soñador lucha por dominar los vientos y convertirse en el mejor ingeniero de aviones del mundo. En definitiva se trata del eterno sueño del ser humano: volar.
Escrito por .



La película está basada en un personaje real, Jiro Horikoshi, quien se convertiría en el diseñador de uno de los aviones más famosos de la II Guerra Mundial: el Mitsubishi A6M Zero, también conocido simplemente como ′Zero′, habitualmente utilizado por los kamikazes. Su historia, sin embargo, dista de ser bélica. Jiro, de joven, quería ser piloto y cumplir el sueño de volar en sus propias carnes. Y en una época en la que tras miles de años de desarrollo de la tecnología por fin el hombre podía surcar los cielos, una miopía iba a impedir a Jiro poder realizar este sueño.

Pero no todo iban a ser malas noticias: en sueños Jiro conoce al famoso ingeniero italiano Giovanni Battista Caproni quien le asegura que construir aviones es mucho mejor que volarlos. Los sueños de Jiro en esta película se convierten en un personaje más, puesto que en lugar de intentar cumplir sus sueños en la realidad, Jiro pretende que sea la realidad la que se rinda ante sus sueños. Soñando, muchas veces despierto, prueba el resultado de sus cálculos matemáticos, de ellos escoge consejos de la boca de Caproni y en ese intercambio casi constante de sueños y realidad, Jiro es feliz. En esta tesitura nace también la romántica historia que el protagonista vive con Naoko Satomi, y es que el amor no podía faltar en esta cinta de Miyazaki, acostumbrado a imprimir en sus personajes femeninos unas descomunales fuerzas y ganas de vivir.

Y a pesar de que Jiro es un incansable ingeniero, que trabaja cuando el resto descansa y que vive soñando despierto, en la realidad no todo funciona como debería. Aunque Jiro es una persona altruista y preocupada por sus semejantes, los aviones que crea acaban siendo utilizados para la guerra. En el periodo de la II Guerra Mundial, Japón era todavía un país atrasado en aeronáutica, pero el trabajo de Jiro consiguió situarlos en la vanguardia. La realidad es irónica, porque estos aviones surgidos de la mente de un soñador acaban siendo una herramienta para traer muerte a sus contemporáneos. Por eso, una vez más en sueños, Caproni le dice ′Los aviones son sueños hermosos, pero también malditos′.

Curiosamente Hayao Miyazaki ha elegido esta historia para que sea la última de su carrera filmográfica. Habría sido difícil predecirlo así porque casi la totalidad de sus películas están basadas en seres mitológicos y espíritus que toman costumbres humanas. El ejemplo más famoso es el de ′El Viaje de Chihiro′ (2001), donde una niña se pierde en el bosque y acaba en un balneario destinado al descanso de estos seres que según la mitología pueblan el ámbito espiritual de Japón. En contraste con estas historias fantásticas, Jiro Horikoshi, protagonista de ′El viento se levanta′, vivió de verdad entre 1903 y 1982, y aunque fue reconocido como un gran ingeniero que había ofrecido un enorme servicio a su país, se opuso fuertemente a la II Guerra Mundial. Así se cuenta en el manga dibujado por el mismo Hayao Miyazaki en el que se basa la película, que a su vez se basa en un libro del mismo nombre escrito por Tatsuo Hori.

DOS PELÍCULAS, UN MISMO IDEAL

De todas las películas de Hayao Miyazaki se emana un gran amor y respeto por la naturaleza, y la preocupación por el dominio del hombre sobre el planeta ocupa muchas líneas de sus guiones. Sin embargo, ′El viento se levanta′ es diferente. En este caso Miyazaki va mucho más allá y nos muestra que el hombre no es solamente un peligro para la naturaleza sino también para el mismo hombre, puesto que el sueño de dominar los vientos acaba derivando en el uso militar de los aviones.

La primera vez que visioné esta cinta de Miyazaki me recordaba constantemente a otro de sus grandes clásicos, el no tan conocido ′Porco Rosso′ (1992), donde se cuenta la historia de un aviador italiano que tras la I Guerra Mundial sufre una maldición que le ha hecho tomar la forma de un cerdo antropomórfico, por lo que todos le conocen como Porco Rosso. En el periodo de entreguerras Porco se hace cazarrecompensas, resistiéndose a formar parte del ejército del aire fascista de la Italia de esta época. Por eso Porco dice ′Prefiero ser un cerdo a ser un fascista′, lo que nos indica que el espíritu anti-bélico de Miyazaki es también una constante en su obra.

Porco Rosso es una cinta peculiar porque muestra que la idea del protagonista bueno y el antagonista malo no siempre se corresponde con la vida real. A veces llamamos malo al que tiene intereses diferentes a los nuestros y bajo ese prisma nosotros siempre somos los buenos. En ′El viento se levanta′ pasa algo parecido: no hay antagonistas. El papel del enemigo acaba siendo representado primero por los planes que el ser humano lleva a cabo, los cuales hacen que los aviones se usen para la guerra y no para salvar a un pueblo desolado en esos años de depresión de la Japón de entreguerras. Y por otro lado, el enemigo también queda representado por las leyes de la física, las mismas que permiten que a veces los aviones no terminen sus vuelos en buen puerto, o las mismas leyes que gobiernan sueños y realidad y que los mantiene bien separados a pesar de que para Jiro éstos no tengan un límite claro.

VUELTA A LA REALIDAD

El sueño de recorrer los cielos junto a nubes y aves ha formado parte del ser humano desde los comienzos de la historia y ha sido muy utilizado para representar la superación de uno mismo. Hoy, difícilmente podemos comprender cómo volar puede suponer una obsesión tan fuerte, cuando todos hemos volado en avión alguna vez y hemos visto cómo la tierra se separa de nosotros sin mayor esfuerzo. Pero lo cierto es que decenas de personas han dado la vida por un sueño como este a lo largo de la historia.

A veces nuestros sueños se hacen realidad, y como le ocurrió a Jiro, no siempre toman la forma que queremos. En algunas ocasiones los sueños cumplidos se vuelven en nuestra contra; otras veces, simplemente no nos satisfacen. Es difícil explicar cómo son los sueños, pero se encuentran magistralmente representados en ′El viento se levanta′. Hay una escena en la que Jiro se encuentra en su escritorio realizando cálculos sobre la fricción de aire en las partes del avión y de repente el viento comienza a aparecer por cada esquina de la oficina: los folios se vuelan, el escritorio se levanta… y todo desaparece en un solo momento. El destino parece presentarle a Jiro un futuro que se escapa de su control, y aunque en cierto modo parece buscar refugio en sus sueños, al igual que el viento tampoco es capaz de atraparlos y convertirlos en realidad. Es como si Jiro mismo estuviese representando aquellos versículos de Proverbios que dicen:

′¿Quién ha subido a los cielos y descendido de ellos? ¿Quién puede atrapar el viento en su puño o envolver el mar en su manto? ¿Quién ha establecido los límites de la tierra? ¿Quién conoce su nombre o el de su hijo? Toda palabra de Dios es digna de crédito; Dios protege a los que en él buscan refugio′ (Proverbios 30: 3-5).
Entrelíneas

CINE El viento se levanta Escrito por Miguel Palomo el () . Hasta el día de hoy esta página ha tenido 2258 visitas.


PALABRAS CLAVE:

TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA DE GOOGLE:

Escucha y descarga cientos de PODCASTS


DÉJANOS TU OPINIÓN



ESCRIBE AQUÍ TU COMENTARIO (ÚNICO CAMPO OBLIGATORIO)

TU NOMBRE

EMAIL (NO SE MOSTRARÁ)

ENVIADME NOTIFICACIÓN DE OTROS COMENTARIOS:
NO

Por razones de seguridad, por favor, escribe las letras y los números de la imagen anterior en el siguiente recuadro.

¡Gracias!