The Village: El bosque de Shyamalan

Madrid, 4 de agosto de 2005. Night Shyamalan es uno de los pocos cineastas estadounidenses actuales capaz de despertar verdadera expectación con cada nueva película. Cuando en Hollywood parece haber una crisis de ideas, por la que las mismas historias se repiten una y otra vez, la obra de este director nacido en la India hace 34 años, ha resultado ser ya una de las creaciones más personales que ha producido la industria en los últimos años. El éxito de El bosque ahora, como tuvo antes con El sexto sentido , El protegido o Señales se basa en un factor sorpresa, que demuestra que el suspense es mucho más que una serie de golpes de efecto. La atmósfera de sus relatos presenta una mirada abierta a un mundo invisible, en el que ′no importa que trate sobre monstruos en el bosque, alienígenas, tebeos o fantasmas′, dice Shyamalan, ′todas esas películas son realmente una reflexión sobre la fe′.
Escrito por .



El bosque hunde sus raíces en algunos de los mitos fundacionales de la cultura norteamericana. Como los Padres Peregrinos, los fundadores de la comunidad de Covington Woods han establecido una sociedad alternativa para intentar vivir en un nuevo mundo, conforme a sus creencias. Su religión recuerda a la de algunos de los padres de la nación americana, como Jefferson, en su profesión de una vaga forma de deísmo, que algunos se empeñan en confundir con la fe evangélica. Oran, pero con los ojos abiertos a una deidad impersonal, que no tiene nada que ver con su vida cotidiana. La dirección de esta sociedad parece religiosa, pero sus discursos lo único que pretenden es aunar a la comunidad en un vínculo, más moral que trascendente, en base a ciertos ritos. No es extraño por lo tanto que muchos hayan visto en la película de Shyamalan una fábula sobre la nación americana hoy, que busca mantener su identidad ante el actual sentimiento de amenaza que padece, de manos de un enemigo invisible. Algunos pretenden de hecho que todo el cine de Shyamalan responde a ese mismo principio de crítica social. Según un reciente artículo de la prestigiosa revista de la intelectualidad liberal norteamericana New Yorker: El sexto sentido nos diría que aquellos; que se creen las fuerzas vivas de nuestro mundo son en realidad ′muertos que andan′: El protegido nos desvela que nuestros héroes son en realidad nuestros enemigos; y Señales que los verdaderos monstruos están en nuestro interior. Esta lectura post-moderna ha causado una profunda huella en muchos que hasta ahora despreciaban la obra de este director de origen indio. El problema es que no se basa en ninguna de las declaraciones del autor, que parece más interesado en descubrir una realidad espiritual desconocida, que en los actuales problemas sociales. Pero ¿en que consiste la espiritualidad de Shyamalan? Su teísmo parte de una conciencia de lo trascendente, es decir de aquello que está más allá de lo que podemos experimentar con nuestros sentidos. Estaría ahí de acuerdo con un autor de formación protestante como Paul Schrader, para el que ′las obras de arte no expresan lo Trascendente en sí, sino lo humano, en tanto que experimenta lo Trascendente ′. Las obras de Shyamalan en este sentido son ′expresiones de lo Trascendente′. Su elección por el género fantástico es lógica a partir del hecho que lo fantástico existe en la medida en que se toma conciencia de esa realidad sobrenatural. Por eso el contacto con lo fantástico de personajes como David Dunn (Bruce Willis) en El protegido o el pastor Graham Hess (Mel Gibson) en Señales, tiene mucho de revelación y experiencia mística (aunque tremendamente física, como ocurre en el descubrimiento de la vulnerabilidad de Dunn o la lucha de Hess contra los invasores alienígenas). Esto como dice Antonio José Navarro en su estudio en la revista Dirigido Por , les lleva a comprender cuál es su misión en el mundo ( El protegido ) o a percibir que los mecanismos que ancauzan la vida de los hombres no son nada fortuitos ( Señales) . El origén hindú de Shyamalan, en ese sentido nos puede llevar a error, ya que este director ha tenido en realidad una estricta educación católica en una escuela americana. Es verdad que los Aranyakas o Libros del Bosque muestran que el bosque era ya una metáfora para los antiguos pobladores de la India ( aranya en sanscrito significa bosque). Allí solían retirarse los hombres en la última etapa de su vida, una vez habían cumplido los requisitos sociales, pero era también un refugio para los que elegían el camino de la renuncia. Aunque la perspectiva moral de Shyamalan en otro sentido tampoco es muy diferente a la de autores de formación católica, como Hitchcock. De ahí que sus historias sean por eso fábulas fuertemente enraizadas en lo cotidiano. Son ficciones fantásticas, pero que construyen otro mundo con imágenes, pensamientos, emociones y realidades, que son de este mundo. Lo que descubren los protagonistas de El bosque es que no podemos huir de nosotros mismos . El enemigo está en nuestro interior. ′Lo que contamina al hombre′, como dice Jesús ( Mateo 15:18) ′sale de la boca y del corazón′. Ya que ′nada hay fuera del hombre que entre en él, que le pueda contaminar; pero lo que sale de él, eso es lo que contamina al hombre′ ( Marcos 7:15). Todas las maldades salen de dentro (v. 23). Las barreras entonces que nos afanamos en levantar, para salvaguardar nuestra existencia, no son por lo tanto sino mecanismos útiles, ante esa amenaza roja que aterroriza nuestra comunidad. Ese rojo, color sangre nos recuerda la única paz y seguridad que hay para el hombre, por la muerte de Cristo Jesús. Es ′por medio de Él′ que se han podido ′reconciliar todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz′ ( Colosenses 1:20).
Entrelíneas

CINE The Village Escrito por el () . Hasta el día de hoy esta página ha tenido 3237 visitas. Puedes seguirle también en .


PALABRAS CLAVE:

TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA DE GOOGLE:

Escucha y descarga cientos de PODCASTS


DÉJANOS TU OPINIÓN



ESCRIBE AQUÍ TU COMENTARIO (ÚNICO CAMPO OBLIGATORIO)

TU NOMBRE

EMAIL (NO SE MOSTRARÁ)

ENVIADME NOTIFICACIÓN DE OTROS COMENTARIOS:
NO

Por razones de seguridad, por favor, escribe las letras y los números de la imagen anterior en el siguiente recuadro.

¡Gracias!