Doom Metal: Los hijos del amor y el metal de la perdición

Barcelona, 5 de marzo de 2017. El funeral doom es probablemente la equivalencia más moderna del requiem. Tony Iommi pasó muchas horas explorando los límites de su guitarra, hasta que consiguió encontrar en 1969 ese sonido tan grave que caracterizaba las misas por los muertos. No es una música que invite al baile precisamente pero last.fm ha identificado cerca de un millar de grupos que han tratado ya de hacer suyo ese mismo sonido.
Escrito por .



El batería Clive Box asegura que lo que encontró al llegar al festival de Isle of Wight fueron cerca de 700.000 hippies usando zanjas para defecar, tomando drogas y teniendo relaciones sexuales por todas partes. El poder de las flores ya estaba degenerando también en Europa y la propuesta que su grupo Black Widow llevó ese año al festival sería una de los más oscuros broches. Las actuaciones de Black Widow eran sofisticadas representaciones de misas negras.

Tony Iommi y las fábricas de metalurgia

La música de canciones de ese repertorio como ′Come to the Sabbat′ era realmente festiva y la audiencia del Reino Unido encontró la propuesta muy interesante, a pesar de que los asesinatos de Charles Manson estaban muy frescos en la memoria de todos. La aduana de los Estados Unidos no dejó finalmente que el grupo cruzase sus fronteras, pero en su lugar le concedió el visado a un grupo con un nombre sospechosamente similar: Black Sabbath.

El sonido de Black Sabbath, refinado hasta la perfección por un Tony Iommi rodeado de las decadentes fábricas de metalurgia de Birmingham, hemos dicho que era notablemente menos festivo. Sus letras, además, no eran satanistas; de hecho eran todo lo contrario. Los temas alrededor del miedo, la angustia y la muerte tan habituales todavía hoy en el doom metal, eran ya habituales en las canciones de Black Sabbath, aunque siempre tratados sutilmente con esa intención de superación que habían aprendido de su educación católica.

′Todos los músicos que estábamos en Black Sabbath éramos cristianos′ -ha dicho recientemente Geezer Butler.′Pero no estábamos interesados en hablar de las cosas buenas del mundo, que era justo lo que hacía todo el mundo. Nosotros queríamos introducir un poco de realidad en la música". Esto pasaba totalmente desapercibido a los cristianos, como dijimos en el artículo de Ronnie James Dio: "En casa debo tener 25 biblias que me mandaban con versículos subrayados que tenía que leer" - añadía Ozzy Osbourne.

Bobby Liebling y la mano que arruina tus objetivos

La audiencia de Estados Unidos tardaría cerca de 15 años en entender realmente a Black Sabbath, pero cuando lo hizo ¡lo hizo bien! En 1984 sacaron sus primeros discos, casi simultáneamente, Saint Vitus, Trouble y Pentagram. Las letras de temas de Pentagram como ′All your sins′ no dejaba lugar a dudas: "Ha llegado tu hora y debes arrepentirte / de todos los pecados que has derrochado / La mano desde abajo arruina tus objetivos / La hoguera ya está preparada / Oh sí, nunca lo conseguirás".

Pentagram se ha hecho ahora particularmente conocido al darse a conocer el lamentable estado en el que se ha conservado su vocalista Bobby Liebling. El documental seleccionado en el festival de cine Sundance con el título de ′Last Days Here′, muestra a una criatura más próxima a Gollum que a cualquier recuerdo que podríamos tener de él. Viviendo con sus padres en una habitación ruinosa, con 60 años, todavía no puede dejar de gloriarse de su crucifijo, su adicción a la heroína y su incapacidad para tomar control sobre su propia perdición.

Victor Griffin y su encuentro en el lugar de las calaveras

Fue precisamente para no llegar a ese extremo que Victor Griffin tomó una seria decisión en 1996: abandonar el mundo del espectáculo en general y el grupo Pentagram en particular. Estar lejos de las drogas sin embargo no evitó que perdieran la vida cuatro de sus seres más queridos y que su angustia alcanzara grados todavía más insoportables.

"Fue llegar a ese punto, de estar cansado y enfermo de todo; sintiéndome una mierda por la mañana, perdido en la noche y sabiendo ciertamente que mi vida estaba completamente echada a perder, lo que me entregó a Dios" - aseguraba mucho después. Tardaría unos 3 años en encontrar ánimo e inspiración para volver al mundo del espectáculo, a Pentagram y a un proyecto más personal llamado Place of Skulls.

Place of Skulls no es otro grupo de rock cristiano precisamente. Victor Griffin asegura que no escribe canciones con una intención específica que no sea la transmisión de sus propios sentimientos. Y eso inevitablemente le pone en una situación difícil: porque podría parecer deshonesto no hablar de su fe, pero también no hacerlo de las dificultades que va encontrando para confiar plenamente en ella.

Aunque, si se trata de ser honestos, yo añadiría que esto no es un tema nuevo para los aficionados al doom. Trouble ha luchado con ese mismo problema desde que él empezaba con Pentagram en 1980.

Eric Wagner y los caballeros blancos del metal

Tratar de crear una audiencia usando una lista de problemas, sabemos todos que no es la más fácil de las tareas. Brian Slagel, de la discográfica Metal Blade, trató en 1983 de vender a Trouble bajo la etiqueta de ′caballeros blancos del metal′ sobre un vinilo de color blanco, por las continuas citas literales que hacían de los textos bíblicos más oscuros.

El público que buscaba en ellos alguna referencia evangélica, sin embargo, no tardaba en encontrarse completamente perdido. Por un lado los discos podían empezar literalmente con una de las oraciones más impopulares, la oración por los muertos. Ya era mucho que los protagonistas de las canciones se lamentaran tan abiertamente, pero ¿era necesario también que no incluyesen al final la solución de sus penas?

Para colmo los músicos podían bajarse los pantalones delante de una cámara o asegurar a la prensa que componían tomando ácido. Todas esas actividades y otras mucho más escandalosas ya se habían llevado a cabo de hecho en la industria de la ′música cristiana contemporánea′ pero claro, ¡encubiertamente!

Las letras de Trouble las escribía originalmente su batería Jeff Olson, hasta que dejó el grupo para asistir a una escuela bíblica en 1986. Cuando volvió en 1993 lo hizo con la intención de traer a los demás a un estudio bíblico que ya iba camino de convertirse en iglesia, pero sólo convenció a Bruce Franklin - el único músico original que permanece en Trouble.

′Todos éramos cristianos′ -aseguraba sin embargo el vocalista Eric Wagner, en 1990. ′Fuimos criados para reconocer entre el bien y el mal′. Trouble se cruzaba en los escenarios habitualmente con músicos que estaban realmente involucrados en el proselitismo satanista como Glenn Danzig o King Diamond, por lo que la tensión era inevitable y especialmente espesa.

El abuso del alcohol y la cocaína han arruinado también la carrera de Eric Wagner. "Creemos en Dios′ -decía él en otra entrevista de 1990- ′pero también somos humanos y cometemos errores. La gente prefiere que se lo den todo mascado para no pensar, nosotros sin embargo queremos que piensen por sí mismos. Nunca ha habido alguien que no se equivoque o que lo sepa todo"

Matt Pike y la conspiración alienígena

Orthodox es probablemente la única banda sevillana que tiene más aceptación fuera que dentro de España. Ellos llevan más de 10 años grabando discos impecables de sludge doom y utilizando la estética de los penitentes que llenan las calles de su ciudad en Semana Santa. No es sorprendente que no hayan tenido éxito allí: "Mostramos una visión pagana del cristianismo para poder poner algunas contradicciones sobre la mesa: hay mucho paganismo debajo del maquillaje del cristianismo".

Para justificar que la relación entre el cristianismo y el doom es inevitable, mencionan a Matt Pike de Sleep. Matt Pike es cierto que había llenado sus canciones de referencias a la Biblia que había oído de su madre, pero ha reconocido a la prensa que está muy lejos de ser cristiano. ′¿Sigues la creencia en una conspiración alienígena?′ - le preguntaron recientemente en la revista THEPRP: ′¡No! ¡¡Sigo el hecho de la conspiración alienígena!! Hay reptiloides abduciendo mujeres desde los tiempos de la antigua Sumeria. Yo sólo estoy haciendo mi parte para que la gente lo escuche, pero sino espero que al menos disfrute de mi música".

La religión ha dejado de ser un tema tabú para muchos jóvenes. El sueco Johannes Andersson de Tribulation, por ejemplo, que puso en venta uno de los mejores discos del 2015 según la revista Mondo Sonoro, asegura estar interesado en todas las religiones: "¿Que si soy religioso? Desde luego. No soy hindú pero su panteón es la fundación de mi interpretación del mundo" - aseguraba hace unos meses.

La pareja de góticos australianos Rowan London y Samantha Escarbe son otro ejemplo evidente: "Sería estupendo que la gente considerase otras cosas, aparte de las que son puramente del mundo material" - declaraba Rowan London en la revista Metal Perspective. Su grupo Virgin Black se ha convertido en una referencia indiscutible en este sector. La revista Metal Storm aseguraba que la segunda entrega de su trilogía de misas por los muertos titulada "Fortissimo", era el mejor disco de doom metal de 2008. Diez años antes Rowan London había dado a conocer a Virgin Black como un grupo formado de creyentes temerosos de Dios, pero a esta altura no sabían bien cómo deshacerse de esa etiqueta. Especialmente debido a que Samantha Escarbe comenzó a declararse una agnóstica con inquietudes espirituales.

Hay ahora una clara libertad en el tratamiento de los temas religiosos siempre y cuando no se traten desde el enfoque del cristianismo claro. Cuando alguien quiso reprocharle el énfasis que Virgin Black hacía en su música sobre el tema de la fe cristiana, Rowan London aseguraba que al final se trata de una cuestión de honestidad: ′No es un problema en absoluto. Porque todo eso viene de nuestro más profundo interior. Y soy yo la persona que decide la música que oye e interpreta. Yo soy la persona que decide tener una relación personal con Dios. Es un instinto muy básico y de fondo el que determina el arte que te interesa o la espiritualidad que tienes′.

Cristo y el libro de la vida

La religión tiene muy poco valor cuando es concebida como una mera opción personal. Si es que tiene alguno. La lista de grupos como The Blood Divine, Anathema o Esoteric hemos dicho que podría llegar al millar y habla sin duda de una pluralidad de puntos de vista. "El fútbol es mi religión ahora" - aseguraba reciéntemente Geezer Butler de Black Sabbath.

Es una lista que encuentra finalmente su punto en común en la desesperación, en el deseo de superar la finitud y en esa sensación de perdición tan propia del doom metal. No es tan sorprendente que algunos no puedan soportar la angustia. La policía tardó una semana en encontrar los restos del francés Maximilien Varnier, vocalista del grupo Worship. Los apenas 3 metros de agua del río North Saskatchewan eran sin duda garantía de que el salto de 87 metros que iba a dar desde el puente de Edmonton, fuese lo último que hiciese en 2001.

Nuestras vidas muestran ese miserable espectáculo del que tanto hablaban Trouble. No hay ninguna virtud en despreciar a las personas cuyas vidas ofrecen un espectáculo lamentable. Esto sorprende a muchos que creen que para ser más virtuosos, tienen necesariamente que ser más cínicos. Según el texto de Juan 3,16 el sentimiento que despertamos en Dios no es el cinismo sino el amor: ′Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dió a su hijo unigénito para que todo aquel que en él crea no se pierda′ - dice literalmente.

Si hay algo que podemos agradecer especialmente al doom es esa honestidad con la que se enfrentan al fracaso, pero hay todavía algo más grande que podemos agradecer y es a Dios - que a pesar de ese miserable espectáculo que damos, él pagó con la vida de su hijo un enorme rescate para recuperarnos y darnos vida eterna junto a él. Llenar, de hecho, un libro con nombres de personas así: el libro de la vida.

Según el capítulo 17 del mismo evangelio de Juan, poco antes de ocupar ese lugar en la cruz, Jesús oraba a su padre diciendo: "A los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió"... ′Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.′... ′Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos′.

MÚSICA Doom Metal Escrito por el () . Hasta el día de hoy esta página ha tenido 858 visitas. Puedes seguirle también en .


PALABRAS CLAVE:

TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA DE GOOGLE:

Escucha y descarga cientos de PODCASTS


DÉJANOS TU OPINIÓN



ESCRIBE AQUÍ TU COMENTARIO (ÚNICO CAMPO OBLIGATORIO)

TU NOMBRE

EMAIL (NO SE MOSTRARÁ)

ENVIADME NOTIFICACIÓN DE OTROS COMENTARIOS:
NO

Por razones de seguridad, por favor, escribe las letras y los números de la imagen anterior en el siguiente recuadro.

¡Gracias!