Black Sabbath: El supermercado de la religión

Barcelona, 7 de julio de 2013. Un casual encuentro del viejo y acomodado Ozzy Osbourne con una revista, en una sala de espera cualquiera, despertó en él la duda de dónde está Dios en medio de las guerras de religión. Inquieto con esa idea le encargó al bajista Geezer Butler que compusiese una canción en la línea y el resultado fue "God is Dead?" -el primer single del último disco de Black Sabbath.
Escrito por .



A finales de los años 60 una serie de sucesos como los asesinatos de Charles Manson, el 23 de mayo de 1969, habían enrarecido la opinión pública acerca de las aspiraciones de paz y amor del movimiento hippie. Los "3 días de paz y música" programados para el 15, 16 y 17 de agosto de 1969, en el festival Woodstock, fueron ensombrecidos tras el episodio de The Altamont Festival. El año que pretendía traer la paz y la libertad a los hombres culminaba con el brutal asesinato de un joven que asistía en primera fila a la actuación de Rolling Stones , el 6 de diciembre de 1969, a manos precisamente de uno de los motoristas encargados de seguridad. La cuestión de cual es el origen del mal volvía a estar de rabiosa actualidad y curiosamente la respuesta más convincente parecía llegar de boca de jóvenes educados en la iglesia, aficionados a las drogas y al cine de terror.

Crimen y castigo

A diferencia de lo que había hecho la música popular hasta entonces, Alice Cooper, desde Detroit, o Black Sabbath, desde Birmingham, comenzaron a ofrecer al mundo del espectáculo una nueva lectura del ser humano donde la culpa y el castigo sí eran relevantes. Ozzy Osbourne cantaba en ′After Forever′: "Es verdad que fue gente como tú la que crucificó a Cristo / Creo que es triste que la única voz que fue oída fuese la que tienes tú / ¿Estás seguro de que cuando tu hora esté cerca dirás que no crees? / Tenías la oportunidad pero la rechazaste y ahora no la puedes recuperar / Quizás deberías pensarlo antes de decir que Dios está muerto y se ha ido / Abre tus ojos, date cuenta de que él es el único / El único que puede salvarte ahora de todos tus pecados y de tu odio / ¿O seguirás burlándote de todo lo que oyes? Sí, creo que es demasiado tarde".

′Todos los músicos que estábamos en Black Sabbath éramos cristianos′ -ha dicho recientemente Geezer Butler. ′Pero no estábamos interesados en hablar de las cosas buenas del mundo, que era justo lo que hacía todo el mundo. Nosotros queríamos introducir un poco de realidad en la música". Esto pasaba totalmente desapercibido tanto a sus fans, como a los cristianos: "En casa debo tener 25 biblias que me mandaban con versículos subrayados que tenía que leer" -añadía Ozzy Osbourne.

Es paradójico que estas primeras canciones de Black Sabbath, marcadas desde 1970 por las referencias al pecado y a la salvación, se publicaron más de diez años antes de que trataran de mejorarlas grupos como Stryper. El propio Michael Sweet ha reconocido recientemente que no hicieron un buen trabajo. ¡En 1970 todavía faltaban dos años para la edición del primer disco de Petra! Y por desgracia, lo cierto es que durante muchos años, la propuesta de estos primeros grupos de ′música cristiana contemporánea′ no pasó de ser una inofensiva versión religiosa del manido discurso hippie.

Como si ante el silencio de las personas, las mismas piedras hablasen, Black Sabbath popularizó un lenguaje significativamente más evocador con canciones como ′War Pigs′: ′Ahora el mundo ha dejado de dar vueltas en la oscuridad / Cenizas y cuerpos ardiendo / Los cerdos de la guerra ya no tienen el poder / La mano de Dios ha fijado la hora / El día del juicio / Dios está llamando / Los cerdos de la guerra se arrastran sobre sus rodillas / Suplicando el perdón de sus pecados′.

Catolicismo y satanismo

Una de las pocas letras que se le pueden atribuir a Ozzy Osbourne en esta época es precisamente una sobrecogedora advertencia en contra del ocultismo publicada en 1970 y titulada como el propio grupo, ′Black Sabbath′: ′¿Qué es eso que permanece ahí delante? / Una silueta negra que me señala / Vuélvete y corre deprisa / Date cuenta de que eres el elegido / ¡Oh no, Dios ayúdame!′. Desde que la MTV retransmite su insufrible vida en forma de reality show, todos sabemos que no hay ningún tipo de pensamiento o creencia que sea el fuerte de Ozzy Osbourne. El que ha pasado a la historia del rock con el título de ′Principe de las Tinieblas′, en realidad, confesaba a la prensa que la ocasión que más cerca ha estado de la magia negra fue dentro de una caja de chocolatinas.

Geezer Butler, sin embargo sí había consultado las fuentes del ocultismo para confirmar lo que había oído de él, pero ha confesado a menudo que se había sentido decepcionado y lo había descartado en su búsqueda de la verdad. Este original interés en el ocultismo de Tony Iommi y Geezer Butler, permitió que muchos fundamentalistas cristianos creyesen que el grupo pertenecía a la corriente satanista de su época; pero aquellos que realmente conocían tanto al satanismo como a estos músicos confirmaban que era una impresión completamente equivocada.

Ronnie James Dio, que sí mantuvo un interés en el ocultismo toda su vida y sustituyó a Ozzy Osbourne durante unos años, decía después de abandonar el grupo: "La religión no es algo en lo que yo esté envuelto, salvo por el hecho de haber estado en Black Sabbath". A pesar de esa otra falsa impresión que los componentes de Black Sabbath podían dar de cristianos , la realidad es que ellos no se sentían cómodos tampoco con la idea del cristianismo. Lo que confesarían una y otra vez era su confusión y su incapacidad para tomar una decisión entre lo que habían aprendido del catolicismo, lo que no acababan de encontrar en el ocultismo y el silencio de Dios que les llevaba a desconfiar de todo.

El supermercado de la religión

Su último single "God is dead?" es una confirmación de que la indecisión sigue siendo su posicionamiento a día de hoy. Ozzy Osbourne parece estar satisfecho con que "al final de la canción, hay después de todo un poco de esperanza" -dice él- "cuando canto eso de que ‘yo no creo que Dios haya muerto’′; pero al mismo tiempo confirma que la intención original de Geezer Butler es describir a una persona buscando si hay un Dios o no, y que, en definitiva, la conclusión depende totalmente del oyente.

La esperada reunión de los principales miembros originales y la producción de Rick Rubin son intachables, pero ese discurso ambivalente y políticamente correcto -que hace vomitar a Dios según Apocalipsis 3,16- contrasta notablemente con el que utilizaron en sus primeros discos y pone en evidencia que sin duda su poder de oratoria procedía, no de ellos, sino de las fuentes bíblicas que habían utilizado y con las que habían coincidido al decir aquello que exclamaba a voces el profeta: ′No hay paz para los impíos′.

Al Dios no conocido

Oyendo hablar de religión a la mayor parte de nuestros contemporáneos uno podría llegar a pensar que nos encontramos en un enorme supermercado donde cada uno puede elegir su propio Dios más tarde o más temprano. Parece que en esencia poco ha cambiado nuestra sociedad desde que el apóstol Pablo visitó Atenas y encontró una galería de todo tipo de dioses donde habían reservado incluso un lugar ′AL DIOS NO CONOCIDO′.

El discurso del apóstol ante esa situación, previsiblemente incomprendido por la mayor parte de los atenienses, se ha conservado sin embargo en el capítulo 17 del libro de los Hechos: ′Varones atenienses, en todo observo que sois muy religiosos; porque pasando y mirando vuestros santuarios, hallé también un altar en el cual estaba esta inscripción: AL DIOS NO CONOCIDO. Al que vosotros adoráis, pues, sin conocerle, es a quien yo os anuncio. El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas, ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas. Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación; para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros. Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos. Siendo, pues, linaje de Dios, no debemos pensar que la Divinidad sea semejante a oro, o plata, o piedra, escultura de arte y de imaginación de hombres. Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos.′

MÚSICA Black Sabbath Escrito por el () . Hasta el día de hoy esta página ha tenido 7146 visitas. Puedes seguirle también en .


PALABRAS CLAVE:

TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA DE GOOGLE:

Escucha y descarga cientos de PODCASTS


DÉJANOS TU OPINIÓN



ESCRIBE AQUÍ TU COMENTARIO (ÚNICO CAMPO OBLIGATORIO)

TU NOMBRE

EMAIL (NO SE MOSTRARÁ)

ENVIADME NOTIFICACIÓN DE OTROS COMENTARIOS:
NO

Por razones de seguridad, por favor, escribe las letras y los números de la imagen anterior en el siguiente recuadro.

¡Gracias!