ENLACES


Abrir en una nueva ventana

La oración por los muertos de Mozart

La oración por los muertos de Mozart

Según la leyenda, Mozart, compuso esta obra obsesionado con la idea de la muerte desde que se produjo la de su padre, debilitado por la fatiga y la enfermedad, muy sensible a lo sobrenatural por una supuesta vinculación con la francmasonería en esa época de su vida. Impresionado por el aspecto del que se la encargó, terminó por creer que éste era un mensajero del Destino y que el la obra que iba a componer sería para su propio funeral: "Día de tristeza aquél. En que resurgirá de sus cenizas. El hombre para ser juzgado. Así que ten piedad, Oh Dios, con él. Compasivo Señor Jesús. Otórgale descanso. Amén."


Compartido por José Pablo Fernández el 10 de diciembre de 2013

Ver más enlaces





ENTRELÍNEAS. REVISTA DE ARTE Y FE  ©  JOSÉ DE SEGOVIA BARRÓN, 2002-2017